Noticia de alcance esta mañana. El Banco de Suecia acaba de anunciar que baja su tipo de interés todavía más. O, dicho de otra manera, que profundiza la tasa de referencia al -0,5%.

Uno empieza a dudar de que esto vaya a tener algún efecto, una vez que están ya los tipos en niveles anormales, qué más da un -0,3% que un -0,5%. 

La idea vuelve a ser forzar a las entidades a dar créditos en lugar de tener el dinero en la caja del banco central guardado, para reforzar la economía. Incentivar a los agentes a asumir más riesgos.

Personalmente, creo que este tipo de medidas ya sólo contribuye a generar más volatilidad, más incertidumbre, demostrar que la cosa está más fea y... a disminuir la capacidad de los agentes financieros en la capacidad de los bancos centrales.

Las bolsas, como es lógico en mi opinión, se han puesto peor de lo suyo tras conocerse la noticia. Fuertes caídas en todos los índices, con el Ibex cayendo ya más de un 3% y marcando nuevos mínimos anuales por debajo de 7.900 puntos. 

 

¿Cómo lo veis?