Son los nuevos reyes del ladrillo y, a este ritmo, lo serán de los dividendos en bolsa. Las Socimis (Sociedades de Inversión Inmobiliaria) que cotizan en el MAB repartieron hasta finales de junio más dividendos que en todo 2017, cuando ya crecieron un 328% interanual.

En solo dos años habrán multiplicado por 10 su remuneración al accionista en España y, por tanto, también su tributación, si bien esta parece que ahora no es suficiente para el nuevo Gobierno central del PSOE en alianza con Podemos, que busca recaudar más y se han fijado en el sector que más impuestos aporta a la administraciones locales.

En concreto, las 60 Socimis cotizadas -excluyendo las cuatro grandes que cotizan en el continuo Lar, Hispania, Colonial y Merlin- desembolsaron 217 millones en los seis primeros meses del año y superarán los 400 millones a final de año.

La cifra prácticamente se duplicará hasta rozar los 900 millones si se incluyen a las ‘big four’ de las socimis. En concreto, Merlin repartirá algo más de 235 millones, Colonial unos 80 millones, Hispania cerca de 95 millones y Lar, otros 45 millones. No obstante, los números de las Socimis -recién nacidas hace cinco años- no paran de crecer.

Según datos de BME, el número de sociedades de este tipo que cotizan en bolsa se ha duplicado en 18 meses. Poseen activos como edificios de oficinas, naves logísticas, gasolineras, residencias estudiantiles o geriátricas, además de vivienda. Según el líder de Podemos, Pablo Iglesias, las Socimis son las culpables del alza en el precio del alquiler.

La realidad es que solo el 20% de los activos de estas sociedades cotizadas son viviendas en alquiler -una de las mayores es Tempore, de capital semipúblico- y tan solo supone el 3% de las viviendas en propiedad en España, es decir, que el 97% del mercado de la vivienda está en otras manos.

¿Cómo tributan los dividendos de las Socimis?

 

Las Socimis, creadas en 2009 y transformadas a su forma actual en 2013, gozan de un régimen fiscal especial (0% de Impuesto de Sociedades y bonificación de las tasas de actor jurídicos y transmisiones) siempre que cumplan una serie de condiciones. Además de cotizar en bolsa y promover el alquiler deben destinar a dividendos el 80% de las rentas que obtengan por los alquileres de sus activos.

Este tipo de sociedades, transformadoras de rentas por alquiler en dividendos por naturaleza, son las principales responsables del regreso de la inversión extranjera al mercado inmobiliario en España después de la crisis registrada entre 2008 y 2012. De hecho, se estima que alrededor de dos tercios de sus inversores son extranjeros.

Según la Agencia Tributaria, las Socimis estarán sometidas a un Gravamen especial (tendrá la consideración de cuota del Impuesto de Sociedades) del 19% sobre el importe íntegro de dividendos cuando la participación en el accionariado sea igual o superior al 5%; o cuando dichos dividendos tributen a un tipo inferior al 10%. Se libran de este gravamen las propias Socimis (que pueden participar en otras) o los accionistas que ya tributen más del 10%.