Los reyes de las pizzas en Europa y EEUU han amasado un proyecto conjunto de alcance mundial. Y ya está en el horno. Telepizza, controlada por la gestora de capital riesgo KKR, acaba de firmar una alianza con Yum Brands (KFC, Taco Bell y Pizza Hut) para la integración de sus negocios de pizza en España, Europa y Latinoamérica.

Ambas compañías crearán una nueva sociedad conjunta (JV) para el uso de las marcas de las que estará controlada "mayoritariamente" por Telepizza. Por otro lado, ambos grupos han firmado un acuerdo 'master franquicia" que supone, en la práctica, que Yum Brands deje en manos de Telepizza el desarrollo internacional (Latinoamérica sin Brasil, España, Portugal y algunos países europeos) de su cadena Pizza Hut.

El actual Grupo Telepizza pasará a gestionar la operativa y sistema de franquicias de 2.560 tiendas en todo el mundo, un 60% más que las 1.600 con que cuenta en la actualidad sin Pizza Hut. Además, preve abrir hasta 1.300 nuevos restaurantes y tiendas en los próximos 10 años

Opción de compra para Yum

La alianza convertirá a Yum Brands y la actual Telepizza en socios de una sociedad contenedora de la marca española. Esto no supondrá que Yum Brands (Pizza Hut) vaya a formar parte del accionariado de la compañía española, según matizan a Finect fuentes próximas a Telepizza.

El contrato contempla una opción de compra para Yum Brands de las acciones de Telepizza en la 'joint venture' a partir del tercer año (más 18 meses) de la puesta en marcha del plan de negocio. Por tanto, aquí aparece una de las claves de la operación: el gigante estadounidense dueño de Taco Bell, KFC y Pizza Hut hacerse con esa sociedad conjunta que contiene la marca, aunque el precio pactado no se ha hecho público en esta presentación.

 

Cambio de dimensión

Telepizza pasará de unas ventas de 562 millones de euros en 2017 y 1.600 restaurantes repartidos en más de 20 países a otra dimensión: 1.100 millones de euros, 2.560 establecimientos y presencia en 37 países.

La moneda de cambio de integrar la red explotación de la red de franquicias de Pizza Hut en Telepizza será el pago de ‘royalties’ (comisiones) a Yum Brands en concepto de explotación de negocio, es decir, la española pasará a ser 'master franquicia' de la estadounidense.

La asociación de ambas empresas permitirá abrir la puerta a beneficios en forma de sinergias (ahorro de costes en aprovisionamiento o márketing) y la "oportunidad potencial" de convertirse en 'master franquiciado de otras marcas de Yum Brand como KFC o Taco Bell. 

Por otro lado, Telepizza se convertirá en "proveedor autorizado" de PizzaHut en la mayoría de países en los que opera fuera de EEUU, salvo Brasil. Pero la compleja alianza presentada por Telepìzza tiene más claves, entre ellas, que todas las tiendas fuera de España y Portugal afrontarán un cambio de marca a… Pizza Hut.

En cambio, en la península ibérica no habrá obligación de que los franquiciados deban cambiar la marca, según consta en la documentación enviada a la CNMV. Hay que tener en cuenta que el 80% de las tiendas del grupo son franquicias, es decir, está operadas por empresarios e inversores que se asocian con Telepizza para abrir un local a cambio del pago de ‘royalties' por el uso de marca, su red y replicar su modelo de negocio.