Hoy se cumple un año del debut de Bodaclick en el Mercado Alternativo Bursátil. Y se trata de un cumpleaños agridulce. Me explico: 

- Es agrio por lo que se ve. Es agrio porque la acción salió a cotizar a 2,78 euros y ahora a cotiza a 2,45 euros. Está claro, esto es una caída cercana al 10% en un periodo en el que la bolsa ha subido un 10%.

También es agrio por la escasa liquidez de la acción, que apenas se negocia en mercado. Cierto que aparentemente todos los días se cruzan acciones, a diferencias de otros títulos del MAB, y que la media es incluso superior a otros valores del mercado continuo. Pero la mayoría de la operativa tiene pinta de ser del market maker o de autocartera. En el contado no hay inversor final. 

Otra cosa es en el mercado de bloques, donde sí hay cruces importantes de cuando en cuando. Accionistas friends and family de las primeras rondas de financiación que venden parte de sus posiciones a fondos de inversión. 

También parece ser agrio por lo que se ve en la línea final de las cuentas. El año pasado Bodaclick perdió más 3,3 millones de euros, cuando en 2009 apenas había perdido diez veces menos. Sí, las ventas suben a muy buen ritmo, pero los costes lo hacen a una velocidad mayor. ¿Entonces?

- La parte dulce de este primer cumpleaños es lo que menos se ve. Es el modelo de negocio y crecimiento que tiene la compañía y que explica lo anterior.  

Ayer estuve, junto con JuanST, en una reunión con Luis del Val, el CEO de Bodaclick, y con Ignacio de la Torre, socio de Arcano, que es el asesor registrado que sacó a la compañía al MAB. Ambos nos explicaron bien el negocio y eso me ayudó a entender mejor la valoración. La clave está, como digo, en lo que no se ve.

Bodaclick está inmersa en un fuerte proceso de internacionalización, abriendo más o menos dos nuevos países cada años. Poner en marcha cada uno de estos países les cuesta 1,5 millones de euros. Básicamente, de gastos operativos. Es decir, contratar un equipo comercial y ponerlos a, con perdón de la expresión, "hacerse la calle". Visitar todos los restaurantes de bodas, todos los salones... etc.

El primer año les ofrecen darse a conocer en Bodaclick a precios muy bajos, muy por debajo de coste. Y en las revisiones anuales ya es cuando se dan fuertes subidas de precio. Nos contaron que, de media, cada operación empieza a ser rentable a partir del tercer año.

En esta subida de costes, la parte positiva es que, con su sistema tecnológico, pueden ir al restaurante o al salón en cuestión y mostrarle cuantas bodas les han contratado a partir de encontrarles la novia (digooo, los novios) en Bodaclick. Con lo cual, pueden ver automáticamente si les resulta rentable o no seguir en Bodaclick. Todo esto exige una intensa educación del anunciante... y por eso es necesario también una fuerte inversión en el equipo comercial de cada país.

Nos explicaron que, en cuanto un país no presente tasas de crecimiento anuales exponenciales, lo cerrarán.

Eso sí, como la mayoría de países están todavía en la fase inicial de expansión, 2011 y 2012, al menos, serán años de pérdidas todavía, sólo a partir de 2013 está prevista la entrada en beneficios en el negocio global, con una apuesta por un fuerte incremento de las ventas en México e Italia, que superarían a España en no demasiado tiempo, y con Brasil cogiendo carrerilla.

Cuando miras a dos tres años para entrar en rentabilidad, aparecen unos riesgos que no se dan en valores consolidados. Por ejemplo, que por cualquier motivo los anunciantes de estos nuevos países decidan no aceptar las fuertes subidas de precio de un año a otro, que salga otro proyecto local en cada país que haga competencia... En fin, todos los riesgos que se puedan ver en un mundo tan cambiante cuando piensas en dos-tres años.

¿Esto desaconseja invertir? Depende. Para inversores muy conservadores, que buscan un valor seguro con sus dividendos anuales, probablemente no es una buena opción. Pero yo creo que sí se la deberían mirar quienes busquen oportunidades de crecimiento en este mercado que ofrece tan pocas opciones.

La valoración de la compañía en mercado, ahora mismo, ronda los 40 millones. Desde la empresa creen que esto supone valorar sólo el negocio en España y un poquito más... Si el modelo de España se extiende con éxito por el resto de países, desde mi punto de vista puede ser una muy buena opción, aunque falle algún mercado de vez en cuando.

Eso sí, con todos los condicionantes de estar en un mercado casi sin liquidez como es el MAB, lo que eleva un poco el riesgo y obliga a meterle un buen descuento. Creen desde Bodaclick que la entrada progresiva de fondos de inversión en el valor ( ya tienen 21 en el accionariado) irá aportando liquidez. Quizá cuando empecemos a ver movimiento sea un buen momento para entrar... Yo me lo apunto.