En el último año se ha venido debatiendo acerca de los niveles de sobrevaloración a los que se sitúan los mercados y la imposibilidad de Warren Buffett de encontrar buenas compañías a precios razonables o por debajo de su valor intrínseco. Prueba de ello es que Berkshire Hathaway terminó el trimestre con 111.100 millones de dólares en efectivo. Lo que refleja la dificultad del "Oráculo de Omaha" y de su socio Charlie Munger por encontrar grandes adquisiciones. Parte de este cash podría ser utilizado para la recompra de acciones bajo una nueva política que les daría más libertad.

La condición para que se produjeran estás recompras sería que el precio de Berkshire se situara por debajo de su valor intrínseco. De esta manera algunos analistas creen que tras las mejora de resultados trimestrales las acciones podrían subir hasta situarse a niveles demasiado caros, sin ofrecer la posibilidad de recompra.  

Y no es la primera vez que ocurre esto, en 2012 Buffett acordó recomprar acciones de la propiedad de un accionista de largo plazo. Bajo este programa de recompra de Berkshire, la compañía no podía pagar más de un 20% de prima sobre el valor en libros de las acciones.

Crece un 67% en beneficios

 

El pasado sábado 4 de agosto Berkshire Hathaway anunciaba los resultados correspondientes al segundo trimestre del año. El conglomerado presidido por el "Oráculo de Omaha" reportó un aumento del 67% en su beneficio operativo trimestral hasta los 6,9 mil millones de dólares en el segundo trimestre. Unos beneficios impulsados por los mejores resultados de sus compañías aseguradoras y las ganancias en el ferrocarril.

Por un lado, las ganancias de su negocio de seguros para automóviles Geico se multiplicaron por más de cinco veces. Por otro, la ferroviaria BNSF Railway Co. se benefició de una economía en aceleración  y de una mayor demanda debido a una capacidad de transporte más ajustada, que se ha visto estimulada por la escasez de conductores y un mayor escrutinio en las horas que conducen.

 

Fuente: Berkshire Hathaway 2nd Quarter Report

 

Por otro lado, y tal y como podemos observar en la tabla, las ganancias netas aumentaron a 12,011 millones de dólares o 7,301 dólares por título preferencial, desde los 4,262 millones de dólares o 2,592 dólares por acción en el mismo período del año anterior. Así las ganancias netas casi se triplicaron en el segundo trimestre a más de 12,000 millones de dólares, debido en gran parte a una nueva regla contable que Buffett cree que distorsiona los resultados netos y puede confundir a los inversores.

Además Berkshire comunicó que a cierre de junio habían terminado con una participación de 47,200 millones de dólares en Apple.