¿Remontará la tecnología en Bolsa? Así le fue en 2022

¿Remontará la tecnología en Bolsa? Así le fue en 2022

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Si inviertes en empresas tecnológicas, estarás de acuerdo de nosotros: lo mejor de 2022 es que se ha acabado el año. ¿Pero qué nos espera en 2023?

¿Os acordáis de Ark Innovation? ¿Y de Cathie Wood? Para los profanos, se trata del ETF y la gestora emergente que simbolizaban la nueva revolución tecnológica. Una nueva oleada disruptiva que cambiaría para siempre nuestras vidas y dispararía la rentabilidad de las empresas que la protagonizaran.

Pues bien, su auge fue tan extraordinario como lo ha sido su caída este 2022, en el que Ark Innovation se ha desplomado cerca de un 70%. Un desplome que también sirve como referencia, extrema, para un año negro para la inversión en tecnológicas.

El Nasdaq 100 —el índice de referencia de las tecnológicas en EEUU— ha perdido más de un 30% en el ejercicio de 2022. Este índice recoge a los valores de las 100 compañías más importantes del sector de la industria de la tecnología cotizadas en el Nasdaq Stock Market. Este selectivo incluye a empresas como Microsoft, Apple, Alphabet (Google), Meta (Facebook) y Netflix.

La media de fondos de inversión de empresas tecnológicas que se pueden contratar en España también han caído cerca de ese 30% en 2022. Algunos de estos productos han sufrido retrocesos superiores al 50%.

Dos factores explican sobre todo la fuerte corrección vivida por el sector tecnológico:

  • La brusca subida de los tipos de interés. El incremento en los costes de financiación complica la vida a las empresas que necesitan más capital o más deuda para sobrevivir, como son las tecnológicas que no tienen beneficios todavía.
  • Las excesivas valoraciones. Estos valores ya habían subido mucho los años previos y se estaban poniendo en precio unas expectativas de crecimiento demasiado elevadas. Sobre todo, cuando ha cambiado el escenario: ha pasado de ser un escenario de bajos tipos de interés a uno de tipos al alza.

El primero factor ha golpeado especialmente a las compañías que se veían como más disruptivas, aquellas que se consideraban más innovadoras. Por tanto, como las que compraba el fondo cotizado Ark Innovation de Cathie Wood.

Pero el segundo factor ha golpeado también a los grandes gigantes tecnológicos. El índice Fang + de la Bolsa de Nueva York, que recoge la evolución de 10 de las mayores empresas tecnológicas, ha perdido más de un 40% en 2022.

Ahora bien, aunque las pérdidas han sido generalizadas, algunos fondos de tecnología han caído mucho menos que la media. Por ejemplo, el Fidelity Global Technology, que invierte en tecnología de manera global, apenas cede un poco más del 20% en 2022.

O, por ejemplo, en el mundo del big data y la inteligencia artificial, lo ha hecho bien una estrategia como la de EdR Fund Big Data, que no invierte solo en empresas de tecnología, sino de otros sectores que sacan partido de la aplicación del big data y la IA a sus negocios. 

¿Pero cómo invertir a partir de ahora? Sébastian Senegas, responsable para España, Portugal y Latinoamérica de Edmond de Rothschild AM, lo explicaba así en Finect Outlook 2023: "Hay que evitar en la nueva economía las empresas con valoraciones absurdas. Nosotros creo que la hemos evitados, pero invirtiendo en ciberseguridad y demás”.

Para Nicolo Carpaneda, director de inversiones de M&G Investments, la clave está en lo que pase con los tipos de interés y con la potencial recesión económica, según explicaba también en nuestro evento Finect Outlook. "Ahora si esperamos que en la renta fija las TIRes [rentabilidad esperada con una inversión] vayan bajando sería el momento de volver a comprar tecnología y el estilo growth [crecimiento]. Pero no ha bajado bastante. No está lo bastante barato para irlo a comprarlo a precio de recesión", señalaba.

El debate, por lo tanto, está en a partir de que niveles las valoraciones volverán a ser atractivas, porque de lo que pocos dudan es que las tendencias de fondo de la nueva oleada de digitalización siguen intactas. 

Así lo explicaba Inés del Molino, de Schroders, en Finect Outlook: "Los datos que se han descargado en los últimos seis años, del 2014 al 2020, se han multiplicado por 20. Es decir, lejos de estar pasando esa transición tecnológica, lo que pensamos que está sucediendo es una aceleración”. 

De momento, el sector no figura precisamente como uno de los favoritos de los grandes inversores para 2023, por esa perspectiva de más subidas de tipos y el impacto en las valoraciones.

Ahora bien, para muchos expertos, algo está empezando a cambiar. Por ejemplo, las tremendas cifras de despidos de los últimos meses en el sector se ven como un baño de realidad, como un reconocimiento de que los tiempos de buscar crecimiento a cualquier precio han pasado.

Seguimiento de los despidos en las empresas tecnológicas. Fuente: Visual Capitalist.

Algo que se concreta también en reducir los niveles de gasto en ideas como el metaverso, por las que el mercado ha castigado tanto a Meta —antes llamada Facebook— en 2022. 

Eso sí, será clave elegir bien, como explicaba Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4 Banco, recientemente en un Finect Live. "Sobre todo aquellos valores que tengan una cuota de mercado bien asentado y unos mercados maduros y que han demostrado su capacidad para ganar dinero. Ya no compramos cualquier cosa".

¿Estás pensando en invertir en este tipo de fondos? Puedes consultar el escaparate de productos financieros para invertir en tecnología en Finect, donde puedes analizar diferentes fondos de inversión, compararlos y escoger aquel que más se adapte a tus necesidades. 

¿Necesitas un asesor financiero que te ayude a elegir tus inversiones? Encuéntralo en Finect.


Este artículo se ha elaborado a partir de un guion escrito por Vicente Varó para un vídeo publicado en el canal de Finect en YouTube. Las declaraciones de los diferentes expertos han sido extraídas de diferentes eventos organizados por Finect como Finect Outlook 2023 y Finect Live.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User