Invertir en dividendos: ¿a través de fondos o directamente con acciones?

Invertir en dividendos: ¿a través de fondos o directamente con acciones?

dividendos: fondos o acciones

Los dividendos son uno de los recursos favoritos de los inversores en momentos de volatilidad del mercado, como ocurre este 2022.

El pago de dividendos es la forma más habitual de repartir beneficios entre los accionistas de una empresa o sociedad que cotiza en Bolsa. Generalmente es un importe recibido por cada acción que un inversor tenga en la compañía y que recibe con una periodicidad (una vez al año, una vez por semestre, de forma trimestral…).

El carácter recurrente del pago constituye el gran atractivo de invertir en dividendos, sobre todo en coyunturas económicas difíciles en las que quedan pocos activos a los que amarrarse para rascar rentabilidades. Funcionan muchas veces como alternativa a la renta fija o a los depósitos bancarios, los productos favoritos de los inversores más conservadores (por cierto, los más rentables del mercado puedes encontrarlos en nuestro escaparate de depósitos). 

En definitiva, son una de las opciones más interesantes a la hora de recibir ingresos pasivos. Una de las preguntas de los inversores (o al menos algunos de ellos) es cómo invertir en dividendos. Comprar acciones de una compañía con un bróker online aparece como la vía más directa. Pero, ¿y los fondos de inversión de reparto de dividendos? Algunos usuarios en Finect han expresado esa duda en nuestra comunidad. La respuesta no es única o válida para todos. 

Veamos las ventajas de cada opción y cómo invertir por ambas vías. Destacamos 3 fondos de dividendos y varias acciones de empresas que entregan dividendos con frecuencia.

Ventajas de comprar acciones de empresas con dividendo

Ventajas de comprar fondos de reparto de dividendo

Grandes empresas que reparten dividendo

Son muchas las compañías que entregan dividendos a los accionistas una o varias veces al año. Generalmente se trata de multinacionales con las cuentas saneadas, capaces de generar flujos de caja de manera constante y que destinan una parte de su beneficio a retribuir al accionista. Estas son algunas de las más destacadas en distintos sectores:

En Estados Unidos, tienen hasta un nombre: se les conoce como 'Reyes del dividendo' a las compañías que han incrementado su dividendo durante al menos 50 años seguidos. En cambio, se conocen como 'Aristócratas del dividendo' a las firmas que lo han hecho durante al menos 25 años. Por así decirlo, son como las bodas de oro y plata de los dividendos.   

  • Empresas Reyes del dividendo: Coca-Cola, Johnson&Johnson, Colgate-Palmolive o Procter&Gamble
  • Empresas Aristócratas del diviendo: Caterpillar, Chevron, Walmart o McDonalds. 

Europa, en cambio, rebaja los años para considerar una empresa como aristócrata (unos 20 años): Nestlé, Unilever, L'Óreal, Sage, SAP o Wolter Kluwer (empresa referente en edición, información, conocimiento, formación y software).  

España no tiene nombres con tanta tradición de reparto de dividendo, pero las empresas cotizadas con más tradición en este sentido pertenecen al sector energético (Enagás, Endesa, Red Eléctrica, Iberdrola). Los bancos pagaban buenos dividendos, pero todo cambió a partir de la crisis financiera de 2008. Aparte, se cuelan algunas empresas de otros sectores del Ibex 35 que también dan una buena rentabilidad al inversor en estos momentos.

Compañías del Ibex

Rentabilidad por dividendo (52 semanas)

IAG 

44,43%

ACS 

13,35%

Telefónica 

8,38%

Mapfre

8,3%

Santander

8,27%

Enagás

7,26%

Endesa

7,17%

Repsol

6,36%

Bankinter 

5,34%

BBVA

5,29%

Fuente: Infobolsa (consultado el 17/05/2022).

El pasado junio nos visitó Ralph Elder, director general de Iberia y Latam de BNY Mellon IM. Durante un Finect Live nos contó el atractivo de las empresas más consolidadas de la economía que reparten dividendos. Sobre todo en el actual contexto económico, lleno de dudas y con pocas fuentes de rentabilidad consistentes. 

3 fondos de inversión que pagan dividendo

DWS Top Dividende

DWS es una de las principales gestoras de activos en Alemania, gracias a su vinculación con Deutsche Bank. Este fondo gestiona un volumen de más de 20.000 millones de euros de los inversores y dedica ese patrimonio a invertir en acciones de empresas cotizadas consideradas blue chips (firmas con elevada liquidez, estables y de bajo riesgo).

Su cartera la lideran compañías sanitarias que reparten dividendos con frecuencia. También tienen bastante espacio cotizadas de los sectores financiero y energético. BHP Group, una de las empresas globales líderes en recursos naturales, el gigante de los bienes de consumo Procter and Gamble y una de las mayores empresas de alimentación, Nestlé, son algunos de los valores con más peso en la cartera.

El fondo ha conseguido rendimientos positivos en distintos periodos de tiempo, tanto en años naturales como en periodos anualizados. Por ejemplo, la rentabilidad anualizada a medio plazo (5 años) roza el 4,7% y a largo plazo (10 años) supera el 8%. Los gastos corrientes de este vehículo de inversión son del 1,45% y no exige un mínimo de euros para empezar a invertir. 

“Para el análisis combina empresas de alto dividendo con empresas de dividendo creciente, siempre con la calidad de la empresa como premisa fundamental”, destaca Daniel Pérez Alegre, selector de fondos. El socio de Consulae EAF Miguel Ángel Cicuéndez lo considera “una buena opción para quien busque dividendo recurrente”, mientras que Eduardo Estallo, asesor de Mapfre Gestión Patrimonial, valora positivamente que la cartera esté formada por “compañías con dividendo estable, fiable y sostenible en el tiempo”.

 

Contratar

Fidelity Funds - Global Dividend Fund

Una de las mayores gestoras de activos, Fidelity, pilota este fondo de reparto de dividendo con un enfoque global. Selecciona compañías de todo el mundo que premian a sus accionistas cada cierto tiempo. Gestiona actualmente más de 10.000 millones de euros con unos gastos corrientes del 1,04% para el inversor que contrata el fondo. Además, puntúa alto en el rating de inversiones sostenibles de Morningstar (tiene la máxima calificación). 

Los sectores financiero, industria y salud, así como las acciones de Apple, Johnson & Johnson o Berkshire Hathaway (la firma de inversiones de Warren Buffett) son las mayores convicciones de este vehículo de inversión. La rentabilidad anualizada a 3 años ronda el 10%. 

“Si analizamos los fondos de dividendos, el fondo de dividendos de Fidelity en Europa ha generado un 25%. Son empresas que generan dividendos, por ende, son empresas perfectamente establecidas y con una planificación a medio y largo plazo clara y cuyo objetivo es retribuir al accionista durante cualquier ciclo económico. La consistencia de la retribución y una volatilidad inferior a la del mercado se pueden asimilar a una inversión en renta fija”, destaca el asesor financiero Gabriel López en un comentario para Finect.

Por su parte, Jaume Pujol-Galcerán, family banker en Banca Mediolanum, apunta: “Al ser un fondo de reparto de dividendos, el perfil al cuál sería recomendable este fondo es muy concreto. Pero para ese perfil, es un excelente fondo”.

 

Contratar

Guinness Global Equity Income

La gestora Guinness Asset Management atesora este fondo de dividendos lanzado al mercado hace más de 10 años. Logra un rendimiento anualizado del 12% en los 3 últimos años con unos gastos corrientes del 1,81%, principalmente en forma de comisión de gestión.

Consumo, industria y tecnología de la información son algunos de los sectores que cubre el fondo a través de inversiones en empresas con dividendo recurrente: Novo Nordisk, British American Tobacco, Microsoft o Diageo

Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim, destaca la solidez con la que las compañías de la cartera del fondo reparten dividendos: “Me parece una gran idea, es un gran fondo, que lo suele hacer además muy bien. Muchas de las empresas que tiene en cartera ni siquiera dejaron de pagar dividendos y eso le ha hecho partir con ventaja frente a otros fondos de dividendos que hay en el mercado”.  

 

Contratar

¿Conocer el comparador de fondos de Finect? Te permite, por ejemplo, comparar la volatilidad de estos 3 fondos, ver la rentabilidad histórica que han tenido, el nivel de riesgo o el mínimo a pagar para poder contratarlos. 

La mayor parte de estos fondos dan las dos opciones: elegir la clase de acumulación y dejar que el fondo vaya cobrando los dividendos y reinviertiendo (aquí el inversor no recibe un pago periódico) o contratar la clase de distribución (el inversor verá que le abonan periódicamente una renta). 

Pero optar por una modalidad o la otra tiene distinto impacto fiscal. 

Fiscalidad en las inversiones por dividendos

Los dividendos repartidos no están exentos de tributación. Se consideran rendimientos del capital mobiliario y tributan, como mínimo, al 19% (hasta los 6.000 euros) en el IRPF. Al cobrar un dividendo, automáticamente se practica una retención previa por parte de la Agencia Tributaria por el tipo mínimo (el 19%). Posteriormente, se declararán los rendimientos en la base imponible del ahorro.

Los tramos impositivos de la base imponible del ahorro son los siguientes:

Si el usuario opta por invertir en dividendos vía fondos de inversión, la tributación dependerá de las dos opciones comentadas.

Al invertir en un fondo (una clase) de acumulación (aquellos que reinvierten los rendimientos en lugar de repartirlos entre los partícipes) no hay necesidad de tributar. Es el propio fondo de inversión el que tributa por nosotros.

En cambio, las clases de retorno sí tienen una tributación directa. Al recibir rentas, el inversor tributa por ese retorno positivo. Cuando se consiguen en forma de renta, se paga igual que ocurre con las accones. A veces, sin embargo, se reciben como reembolso parcial de las participaciones. En ese caso, tributaría igual que la venta de las participaciones de un fondo de inversión. 

Para saber más: Invertir en dividendos. Estas son las mejores rentabilidades.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User