La gestión discrecional de carteras se ha consolidado como tendencia en la administración de activos durante los últimos años. El impulso lo propició la directiva europea MiFID II, por la cual se quiere favorecer la transparencia financiera y el rigor en el cobro de comisiones a los clientes. El lanzamiento de Smart Money de Caixabank impulsó a otras entidades bancarias a mover ficha en España.

Banco Santander cuenta con su propio servicio de gestión de carteras desde 2019. Bajo el nombre Mi cartera Santander, ofrece en esta gama de producto cinco modalidades de inversión ajustadas al perfil de riesgo de cada persona. 

¿En qué consiste el servicio Mi Cartera Santander? 

Los cinco perfiles de riesgo (conservador, moderado, equilibrado, dinámico y agresivo) están pensados para que el cliente se beneficie de una “gestión activa y flexible”. Es decir, que el asesoramiento y selección de activos de la cartera del cliente se elaboran con la participación directa del equipo de gestores del banco. La inversión mínima de capital es actualmente de 5.000 euros, una cantidad inferior a los 10.000 euros que se pedían cuando se lanzó el servicio de carteras. Desde la web de Finect puedes contactar con asesores financieros para saber si este producto se ajusta a tus circunstancias. Para ello, solo deberás rellenar este formulario sin coste alguno. 

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

 

La filosofía de Mi Cartera Santander consiste en invertir en los mejores fondos de la entidad, con diferente exposición y peso de la renta fija y variable, high yield y divisa, según el perfil de riesgo del particular. Una vez el equipo gestor de Santander AM ha valorado el perfil del cliente, con un test de idoneidad que valora sus conocimientos financieros, éste puede escoger directamente entre el perfil que le han asignado o los perfiles inferiores. Es decir, a quien se le asigna el perfil moderado puede optar por esta cartera o por Mi cartera conservadora; si, en cambio, la gestora determina que un cliente encaja en el perfil de riesgo dinámico, por ejemplo, puede optar por ese o por los otros tres perfiles anteriores, pero no por el superior (Mi Cartera Santander agresiva). El acceso a una de las carteras de riesgo superior al asignado conlleva que el cliente firme un documento en el que reconoce los riesgos asumidos del vehículo de inversión, explican fuentes del banco. 

Cada una de las cinco estrategias trazadas invierte en una amplia variedad de fondos del Santander, según el informe mensual de Mi Cartera del mes de mayo, al que ha tenido acceso Finect. 

  • Mi Cartera Santander Conservadora: cartera defensiva que busca conseguir “una gestión eficiente para un cliente conservador”. Es la cartera perfilada más acorde para el cliente con más aversión al riesgo. Como máximo invierte un 20% en renta variable (a cierre de mayo suponía el 14% del peso de la cartera, frente al 86% de renta fija). Dentro de la renta fija, los activos con mayor peso son la liquidez y renta fija a corto plazo, que ocupa casi un tercio de la cartera (32,4%). Los fondos con más peso son: Santander Renta Fija Ahorro, Santander Renta Fija Soberana y Santander Gestión Dinámica 1. 
  • Mi Cartera Santander Moderada: aquí el peso de la renta variable sube hasta el 31% del total de los activos (el límite está fijado en 40%), con hasta seis fondos invertidos distintos de la gestora (destaca Santander RV Europa, con un 9% de la cartera). La renta fija está muy diversificada, en hasta siete fondos, con dos a la cabeza (Santander Renta Fija Soberana y Santander Gestión Dinámica 1, un 13% de la cartera respectivamente). Esta estrategia persigue “obtener la composición óptima en cada momento del ciclo económico para un perfil moderado con sesgo hacia el crecimiento de capital”. 
  • Mi Cartera Santander Equilibrada: la tercera de las estrategias persigue “más flexibilidad y amplitud de bandas en los diferentes activos” respecto al perfil previo. Es un fondo mixto completamente mixto (53% invertido en renta fija y 47% en variable a finales de mayo). La horquilla de renta variable está aquí cerca del máximo para este perfil (60%). Gana peso la exposición al mercado estadounidense y por tanto al fondo Santander GO RV Norteamérica, el segundo con más peso entre los de Bolsa, sólo por detrás del Santander RV Europa. Los fondos de renta fija con mayor ponderación son los mismos que en Mi Cartera Moderada. 
  • Mi Cartera Santander Dinámica: procura “obtener la composición óptima en cada momento del ciclo económico para un perfil de inversión con tolerancia a admitir riesgo”. La inversión en renta variable se mueve en esta cartera en la franja 30-80%. A cierre de mayo, suponía un 36% (con mayor presencia de EE UU al reforzar posiciones en los fondos Santander GO RV Norteamérica y Santander Índice USA). Los fondos de renta fija de este perfil se reducen a tres: Gestión Dinámica 1, Renta Fija Soberana y Renta Fija Privada, con un peso parejo.
  • Mi Cartera Santander Agresiva: el último de los perfiles se dirige a clientes con “mayor tolerancia al riesgo y sesgo a la construcción de capital en el largo plazo”. Por ello, las rentabilidades, como se verá más adelante, son mayores en esta cartera. La renta variable predeterminada es del 40-100% y, en este momento, se mueve en la parte alta de la horquilla (81% por solo un 19% de renta fija que figura en dos únicos fondos). Hasta siete fondos acogen la RV, sobre todo los dos estadounidenses (29,5% a cierre de mayo) y el Santander RV Europa (20,2%). De las cinco es la cartera más expuesta a renta fija high yield (límite 40%) y emergente. También el riesgo de divisa (máximo 80%).

¿Qué comisiones aplica Mi Cartera Santander?

La gestión de carteras implica que el particular paga una comisión explícita al banco para que éste gestione la inversión. Los fondos de inversión al uso, en cambio, incluyen la comisión dentro del vehículo, con el riesgo de que el inversor no sea consciente de cuánto dinero está desembolsando. La comisión de gestión anual de Mi Cartera Santander se divide en dos bandas.

  • Para las inversiones de capital entre el mínimo (5.000 €) y 60.000 €, la comisión de gestión varía entre el 0,70% de la cartera más conservadora hasta el 1,50% de la cartera más arriesgada. 
  • A partir de una inversión de 60.000 euros, el banco recompensa al cliente con una comisión un 0,2% más baja en cada una de las cinco carteras perfiladas. Es decir, varía entre el 0,5% (conservadora) y el 1,30% (agresiva).

Asimismo, Santander AM suma una comisión a posteri del 5% sobre los beneficios obtenidos por la cartera, con independencia del montante invertido. Todos los fondos están invertidos en la clase cartera. El inversor, además de pagar al banco por la gestión de las carteras, deberá asumir la comisión fijada para los fondos en los que éstas están invertidas. Sobre todo los fondos de renta variable (por ejemplo, el Santander RV Europa fija una comisión del 0,7%). Así, las carteras con perfiles más expuestos a renta variable, como Mi Cartera Dinámica y Mi Cartera Agresiva, son los que más comisiones totales de gestión suman (por encima del 2%). 

¿Qué productos ofrece y cuáles son las rentabilidades? 

Las cinco modalidades de carteras están diversificadas al invertir en un número amplio de fondos. Varía entre la docena fondos de los perfiles moderado y equilibrado y los 9 de las carteras dinámica y agresiva.  

Entre los vehículos de renta fija destacan por peso en las carteras el Santander Renta Fija Privada, el Santander Renta Fija Soberana y el Santander Gestión Dinámica 1. A continuación, en la imagen, puede verse la evolución comparada de estos tres fondos en los 12 últimos meses. Al clicar en la imagen podrás ver más detalles de esta comparativa (costes, rentabilidades de los fondos a corto, medio y largo plazo...).

Entre los vehículos de renta variable destacan por peso en las carteras el Santander GO RV Norteamérica, el Santander Índice USA y el Santander Renta Variable Europa. En la imagen puede verse la evolución comparada de estos tres fondos este 2021. Al clicar en ella, podrás ver más detalles de esta comparativa en el comparador de fondos de Finect.

Las cinco carteras diseñadas por la gestora de Banco Santander presentan beneficios en el acumulado de 2021. Destaca la de mayor perfil de riesgo, mientras que las de carteras con perfiles más defensivos cosechan retornos tímidos en el periodo enero-mayo. Las cinco carteras baten a su índice de referencia tanto en 2021 como en rentabilidad acumulada en el último año, pero rinden por debajo a más largo plazo. 

La siguiente tabla recoge las rentabilidades de cada una de las cinco carteras por perfil de riesgo con datos a cierre de mayo de 2021.  

 

  Mayo           

2021            

A un año      

Desde el inicio

Mi Cartera Conservadora

    0,14%

    0,44%

    4,79%

     1,23%

Mi Cartera Moderada

    0,28%

    1,95%

    8,77%

     5,13%

Mi Cartera Equilibrada

    0,44%

    3,51%

    13,04%

     8,31%

Mi Cartera Dinámica

    0,59%

    5,35%

    17,33%

    10,23%

Mi Cartera Agresiva

    0,72%

    7,41%

    21,15%

    10,91%

¿Qué fondos de Mi Cartera Santander están captando más patrimonio?

Entre los fondos de Mi Cartera Santander destaca por volumen de patrimonio gestionado el Santander Rendimiento (1.728 millones de euros), un vehículo de renta fija a corto plazo, seguido del Santander Renta Fija Ahorro (1.104 millones de euros) y, en tercer lugar, Santander Renta Fija (892 millones).

Los fondos de renta variable que componen las carteras gestionadas captan menos fondos. Destaca entre ellos el vehículo Santander Acciones Españolas (797 millones de euros bajo gestión hasta finales de mayo).

Opiniones Carteras Banco Santander

"El Santander, con este producto, se suma a la moda de la gestión discrecional de carteras en función del perfil del cliente", indica José Manuel Marín Cebrián, asesor financiero de Fortuna Financieros Servicios Premium, entidad presente en la plataforma de Finect. "Bajo mi punto de vista -continúa Marín- ya los nombres de las carteras no son adecuados… puesto que denominar a una cartera 'agresiva' con un porcentaje de renta variable de 40% a un 100% no es apropiado". Ese gestor piensa que cinco carteras tal vez sean "excesivas para perfilar a un cliente con saltos de 20 en 20%; de ahí que hayan tenido que tirar de inventiva para poder poner un nombre diferenciador a cada una de ellas". 

Además, Marín observa un exceso de diversificación, donde la renta fija puede llegar a estar distribuida hasta en 7 fondos (en los perfiles conservador, moderado y equilibrado), y la variable entre otros 7 pero sólo en la agresiva. "Es decir, el cliente puede tener a la vez 12 fondos en la cartera equilibrada, muchos. Siendo el importe mínimo de contratación 5.000€, que es un dato positivo para el acceso de clientes, no es apropiado 5.000€ dividirlos entre 12 fondos… dice el refranero español divide y vencerás… pero en este caso nos parece que hay un exceso de división".

Para el asesor de Fortuna SFP, en los tiempos actuales, con "amenazas de incremento de inflación y por tanto de tipos para contenerla, la renta fija ya emitida va a sufrir y en los perfilados hay un exceso de renta fija que seguro que pasa factura al producto y lacra la rentabilidad de la renta variable". Marín añade que todos los fondos son propios del Santander, y la gestora de este banco "no está entre las 10 más valoradas". Por último, argumenta que "teniendo 7 fondos para renta variable, echamos en falta fondos sectoriales o más zonas geográficas, no solo Unión Europea y EE UU…". Y concluye: "Mejor pasamos página y nos leemos otro libro con menos páginas (menos fondos), más divertidas (más renta variable) y de más calidad (mejores gestoras)".