secuoya23

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
secuoya23
23:49 el 23 noviembre 2012

La Seguridad Social, ni es segura ni es social

 

La Seguridad Social, ni es segura ni es social (I)
Los problemas de la seguridad social podemos dividirlo en dos grandes áreas: A) El problema de las pensiones en caso de jubilación, viudedad, orfandaz e invalidez, es decir, el pago de prestaciones económicas regulares derivadas de las contingencias anteriores. B) El problema de Asistencia sanitaria. 
La crisis de la Seguridad Social, unánimemente reconocida es de doble naturaleza, se trata de una crisis técnica, de naturaleza económico-actuarial; por otro, se trata de una crisis ética. 

Problemas Técnicos: 1) La financiación de la Seguridad Social, se basa en el sistema financiero de reparto, las pensiones son pagadas cada año por impuestos y cotizaciones que nos detraen de forma coactiva a los contribuyentes en cada ejercicio y esto disminuye el ahorro global del País pues no sólo se hace difícil ahorrar porque la presión fiscal en forma de impuestos y cotizaciones a la Seguridad social se hace insoportable, sino porque hasta ahora, se confía en que las generaciones futuras financiarán la Seguridad Social de la misma forma que lo hacen los que están ahora trabajando(craso error, pues llegará el momento donde surgirá la rebelión de la sociedad contra esa casta que nos engaña). Así se entiende, que debido a tasas bajas de ahorro se agraven las crisis económicas, pues numerosos proyectos de inversión se manifiestan erróneos por falta de recursos financieros reales ahorrados. Si el ahorro de la nación fuera significativamente más elevado, gran parte de proyectos de inversión que han sido abandonados o reestructurados se podrían haber explotado de manera rentable gracias a la abundancia de recursos financieros que todo aumento de ahorro real motiva y que permite financiar el comercio y la industria. 
2) Advertir, que es una falacia pensar que las contribuciones empresariales a la Seguridad Social son pagadas por las empresas, pues desde un punto de vista económico, las contribuciones son pagadas en última instancia por los propios trabajadores, dado que las mismas forman parte del coste laboral total del empresario., y a éste le daría igual pagarlas al trabajador o hacerlas efectivas al sistema estatal de Seguridad Social. 
3) Desde un punto de vista más actuarial, la carga que supone la Seguridad Social para las generaciones activas está creciendo en espiral, resultado del envejecimiento de la población que hace que aumente en términos relativos el número de personas jubiladas en relación con el número de personas que están en activo, esto sin contar con que la inflación presiona para que se revaloricen las pensiones en curso de pago. De manera que cada vez es más dudoso que la Seguridad Social pueda pagar las pensiones a las que se ha comprometido. 
4) Por último y no por ello menos importante es la naturaleza coactiva de la Seguridad Social pues impide la libre y espontánea interacción humana y el desarrollo creativo de la empresarialidad. Esta coacción impide la correcta asignación de capital y trabajo repercutiendo sobre el ahorro y lo más importante impide el descubrimiento empresarial, y la generación y transmisión de la información necesaria para aportar nuevas soluciones a los problemas que origina la Seguridad Social.

http://inbestia.com/blogs/post/la-seguridad-social-ni-es-segura-ni-es-social-i

 
 
La Seguridad Social, ni es social ni es segura (II)
Problemas éticos: 
El sistema de Seguridad Social, se basa en un paternalismo trasnochado, es insolidario y se basa en unos conceptos “justicia social” y “ redistribución de la renta” difíciles de compartir. 
1.- Intentan extender La idea paternalista de que las personas son por naturaleza, imprevisoras y que, por tanto, es necesario establecer un sistema obligatorio y omnicomprensivo de Seguridad Social. Esta idea carece de todo fundamento pues nos consideran maduros y responsables para elegir a nuestros gobernantes y por otro lado los mismos a quien elegimos “deciden” que somos incapaces de solucionar nuestro retiro por nosotros mismos, esto implica la paradoja de que “la cosa pública” se ordena de acuerdo con la voluntad de unos votantes que el propio legislador considera incapaz para ordenar sus propios asuntos (Mises en “La Acción Humana). 
La labor del Estado debe estar limitada, al nivel mínimo de asistencia social que se estimara en relación con aquella minoría de la población que, por diversas razones (imprevisión, mala suerte) llegara a la vejez sin haber cubierto por su cuenta las necesidades más imprescindibles. Pero lo que resulta absurdo es que, como sucede ahora, porque una minoría de la población no hubiera sido capaz de proveer a tiempo para su jubilación, se imponga a la totalidad de la población la participación de forma coactiva en un sistema estatal que nos impide dedicar gran parte de nuestros recursos de la forma que estimamos más conveniente. 
2.-Recordar que siempre que se interviene mediante regulaciones estatales de carácter coactivo, se fomenta la aparición de conflictos y tensiones entre diferentes grupos de la sociedad. La prueba es el hecho de tomar una decisión relativa al sistema de Seguridad Social sin que aparezcan roces entre la generación trabajadora y la generación ya jubilada, pues veremos más adelante cómo se achaca implícitamente la culpa del problema a los pensionistas, pues cada vez es más pesado sostener financieramente a los jubilados 
3.- Criticar la idea de que la Seguridad Social al menos sirve al ideal de “justicia social” al redistribuir la renta a favor de los grupos sociales menos favorecidos. En un mercado libre no es posible distinguir los procesos de producción de los de distribución de la renta ya que en una economía de mercado libre se produce en función de los beneficios que se espera obtener 
de manera que es imposible modificar los resultados a través de políticas de redistribución de la renta sin afectar gravemente al proceso productivo. Y precisamente este igualitarismo artificial con tintes mal entendidos de solidaridad se vuelve como un boomerang contra las clases sociales más desfavorecidas, ya que todo intento de igualar los resultados del proceso de libertad acabará con el propio proceso de mercado. Eso implica no dar oportunidades a las capas más desfavorecidas, ya que esta forma de redistribución de la renta desincentiva la energía de los agentes productivos del País pues no incentivan el esfuerzo, sacrificio, trabajo, mérito .No debe haber más justicia que la constituida por unas leyes de carácter general que se apliquen de forma abstracta a todos los ciudadanos e impidan a priori cuál va a ser el resultado específico de la interacción. 
FUENTE: AHORRO Y PREVISION EN EL SEGURO DE VIDA ,AUTOR: JESÚS HUERTA DE SOTO.

 
http://inbestia.com/blogs/post/la-seguridad-social-ni-es-social-ni-es-segura-ii

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
3 comentarios
3 veces compartido

Quizá dos de mis mejores inversiones han sido "El inversor inteligente" y "La acción humana".  He tenido una gran fortuna al poder acceder a las ideas de Graham y  Mises.

Uno de los primeros videos de las clases de Huerta de Soto que vi hablaba de la justicia social y lo que aprendí no se me olvidará nunca. La justicia se representa con una venda en los ojos porque es ciega y por lo tanto igual para todos, no hace distinción entre clases sociales por lo tanto si hablamos de justicia social deberíamos eliminar el temino justicia porque ya no es justa.

Con tu permiso, José Enrique voy a compartir con los lectores de tu artículo una anécdota que ocurrió con mi gran amigo @ValueManager.

Cuando hace un año con el cambio de gobierno algunos de nosotros ,ilusionados, buscábamos un buen candidato a ministro de economía, yo - enamorado de la inteligencia y el sentido común del principal defensor a nivel mundial de la escuela austríaca de economía- le dije a Pablo que sería una suerte que eligieran a Don  Jesús Huerta de Soto.  @ValueManager me contestó con cariño:  Luis, como puedes ser tan ingenuo, Huerta de Soto duraría en el cargo apenas unas horas, las suficientes como para desmantelar y eliminar el ministerio de economía:)

En 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó el 20 de febrero de cada año como Día Mundial de la Justicia Social. Al fundamentar esa decisión, las Naciones Unidas han sostenido que "la justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera" y que constituye "el núcleo de la misión global para promover el desarrollo y la dignidad humana.

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Hoja de ruta para tus buenas finanzas

comparativadebancos


"Cuando los futuros pequeños y medianos inversores se planteen seriamente la gestión de sus ahorros o capital destinado hacia la inversión, con el loable fin de poder rentabilizarlo adecuadamente obteniendo...

El preocupante estado de nuestro sistema pensiones

Housers


Dónde invertir dinero para tener gananciasUna de las grandes preguntas que al ahorrador le ronda la cabeza en los últimos tiempos es sin duda, dónde invertir dinero para tener ganancias ante la preocupación existen...

Bolsas de Latinoamérica: ¿Debemos invertir?

comparativadebancos


"La inversión en los mercados de renta variable puede ser un componente más de la adecuada y recomendada diversificación de activos financieros, tan necesaria como prudente para todos los futuros pequeños y m...

Abengoa: ¿Contrasplit a la vista?

El_Blog_de_RWB


 Como cada mañana, lo primero que hago al llegar a mi despacho es leer la prensa, fundamentalmente la prensa salmón. Aunque miento al decir leer, ya que mi apretada agenda no me permite echar más que un simple vist...

Últimos artículos del blog de secuoya23

app version

Wed Mar 29 17:25:12 CEST 2017

2296

4797c17530a12d165c05c4bb01bc4eeec0121aa7