lista de propositos de año nuevo para tus finanzas

Se acerca el 2018, pronto comienza un nuevo año, y con ello la típica tradición que muchos tenemos: la construcción de listas de promesas para el año venidero. Sí, ya lo sé: de hacerlas a cumplirlas suele haber un abismo por el que se caen unas cuantas de esas buenas intenciones. ¡Pero si no las hiciéramos quizás sería incluso peor!

Para este nuevo año que se avecina, además de prometer ir al gimnasio o ser mejores personas y demás, te propongo estos seis propósitos financieros. Seis cosas para que tu salud financiera en 2018 sea incluso mejor que la de este 2017. ¡Allá van!

1. Conocerte a ti mismo y saber el riesgo que estás dispuesto a tolerar

Por mucho que alguien te recomiende un producto financiero, quizás no sea para ti. Conocer tu perfil inversor se antoja vital si no quieres cometer errores financieros que pueden costarte dinero. En Finect tenemos una herramienta para conocer tu perfil inversor que puede serte de ayuda.

2. Ahorrar una cantidad fija cada mes… ¡e invertirla!

Esto es un básico, un ‘must’ que tendrías que tener en mente siempre. La disciplina en el ahorro es algo que has de grabar a fuego en tu ser. Analiza cuáles son tus ingresos, cuáles son tus gastos, y de ahí saca una cifra que debas cumplir cada mes, sin desviarte del objetivo. Da igual si esa cifra es baja. Invirtiéndola a largo plazo puede convertirse en un buen pellizco.

3. Empezar a pensar en tu jubilación

Seamos sinceros: a la gran mayoría nos da una pereza tremenda tener que pensar en nuestra jubilación. Pero también es verdad que ya somos muy conscientes de que quizás las pensiones públicas no serán como esperamos.

Si bien calcular nuestra pensión te puede ayudar a tomar decisiones, no está de más que eches un ojo a los mejores planes de pensiones con los que empezar a planificar seriamente nuestro retiro, más allá de la Seguridad Social.

4. Conocer el producto en el que inviertes como la palma de tu mano

Si ya dispones de un fondo de inversión o un plan de pensiones, quizás ya hayas pasado por alguno o varios de los anteriores puntos. Pero… ¿sabes realmente cómo es el producto financiero que tienes contratado?

Es muy conveniente conocer todos los detalles de tu fondo de inversión y todos los datos de tu plan de pensiones. Tampoco está de más saber en qué valores invierte tu fondo, para saber si cuando una acción se dispara o desploma te beneficiará o perjudicará. Y, por supuesto, deberías estar al tanto de todos los costes y comisiones de tu fondo si no lo estás ya.

5. Comparar tu producto financiero con los del mercado

Muchas veces tomamos decisiones financieras basadas en opiniones externas de personas en las que confiamos. O directamente la publicidad y promociones acaban haciendo que contratemos, por ejemplo, un depósito en el que, de otra manera, ni nos hubiéramos fijado.

Ese fondo en el que tienes metidos tus ahorros quizás no sea tan bueno como tú pensabas cuando lo contrataste. O quizás sí sea bueno, pero directamente hay otros fondos de inversión mejores que te pueden dar una mayor rentabilidad. Y ni qué decir tiene que, viendo cómo está el patio, seguro que encuentras fondos conservadores que te van a dar más por tu dinero que tu depósito. Todo es dedicarle un poco de tiempo a revisar nuestras cuentas.

6. Estar al tanto de lo que puedes desgravar en la Renta

Pasa constantemente: cuando descubres que puedes haber pagado menos por algo en la declaración de la Renta, ya es demasiado tarde y toca pasar por caja. Deducir correctamente por la compra de vivienda o saber cuánto puedes desgravar por un plan de pensiones son cosas que, hechas correctamente y en el momento oportuno, te pueden ahorrar varios miles de euros.

¡Ah! Y en estos últimos días del año aún puedes seguir estos trucos para pagar menos en la declaración de la Renta de 2018.

Espero que puedas hacer tuyos estos propósitos financieros para el año 2018. ¡Por supuesto, acepto sugerencias! ¿Tienes tú algún propósito financiero personal para 2018?

¡Un saludo y Feliz Año Nuevo!