Que el precio de la vivienda se está recuperando no es ningún secreto. La pregunta clave es cuánto más puede subir. Durante el Foro MedCap que organiza BME estos días han salido algunos datos que me han llamado la atención y que comparto con vosotros.

Obviando el sector no residencial (todo aquello que engloba centros comerciales, centros de logística de empresas, oficinas, etc…), que está en cifras récord de transacciones (12.300 millones en 2016), voy a centrarme en el sector residencial.

Estos son los principales datos que ha expuesto Alberto Valls, Socio Financial Advisory de Deloitte: 

Volumen de transacciones 

Las transacciones de vivienda (residencial) en 2016 alcanzaron las 437.000, de las que menos de un 10% eran vivienda nueva, por la falta de oferta. Prácticamente todas fueron de segunda mano.

Recuperación de los precios

Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, en el punto más bajo, la vivienda ofrecía un descuento del 35,7% (sobre una base 100, es decir, tomando los máximos como 100). Hoy todavía “estamos en un 30% de descuento, con recorrido hasta el 100%”, apuntaba Valls.

Al margen de ese dato global del país, "en algunos lugares el metro cuadrado ya está superando los niveles de 2007".

Por qué se recupera el mercado de la vivienda

- Caída de los precios

- Creación de empleo y crecimiento económico

- "La tasa de esfuerzo para comprar una vivienda también ha caído: en 2007 representaba 9 años de salario bruto, ahora 6,8 años"

- El porcentaje de ingresos destinados al pago de la hipoteca también cae del 60% de 2007 al 33,4% actual (nada que ver dónde estaban los tipos de interés entonces y los mínimos históricos en los que navegamos hoy).


Os dejo por aquí la píldora con la que podéis calcular qué casa os podéis permitir según vuestros ingresos: