Escribo este post desde la presentación de Ethna AKTIV hoy en Madrid, en la que Arnoldo Valgansiacomo, uno de los gestores de la cartera ha explicado su estrategia de inversión. A pesar de ser una gestora bastante desconocida en España se trata de un fondo bastante seguido. De hecho, la sala del hotel Eurobuilding estaba repleta y en Unience cuenta con casi 50 seguidores. Entre ellos @lopv, que lo tiene en su cartera conservadora.

Entrando en el Ethna Aktiv se trata de un fondo mixto, que puede tomar exposición a los distintos activos con bastante flexibilidad. Es uno de los tres fondos de la gestora, "que para nosotros son nuestros tres niños", ha dicho Arnoldo.

El fondo no se ha librado de las caídas de las útlimas semanas. "No estamos contentos con nuestra rentabilidad este año, que está siendo y en el que hemos cometido varios errores". Ahora mismo están en un -0,6% de rentabiliad en 2015, tras retroceder más de un 5% desde máximos del año. Esto supone entrar en zona de vigilancia porque según explican desde la firma, el primer objetivo es no perder dinero: "El  objetivo de volatilidad es más importante para nosotros que el objetivo de rentabilidad". 

Gestionan Top down. "Miramos datos macro en todo el mundo, creamos escenarios y nos quedamos con el que cremos que puede ser central. 95% del trabajo es crear el escenario y el 5% tomar las decisiones".  Este año han empezado a hacer bottom up, intentando añadir valor a través de la selección de acciones. Pero ven muy complicado superar al S&P 500.

Respecto a la visión de mercado actual, comentan que esperaban otra cosa de la Fed: "Pronosticábamos una subida de tipos la semana pasada, habría sido una muy buena señal para la normalización del ciclo. Tendremos un par de meses más de incertidumbre y volatilidad. No tenemos demasiada exposición ahora, con lo que tenemos un tiempo para revisitar nuestras estimaciones y previsiones".

Son positivos respecto al crecimiento global: " Pensamos que tendremos un crecimiento del PIB global del 3,5% al 4% este año y del 3,5% al 4% en 2016", pero con una salvedad que viene de Oriente: "Tenemos que revisar continuamente estos datos porque hay una gran caja negra en la economía mundial: China. Tenemos muchos contactos, incluso con gente del Banco de China... Pero todo son estimaciones, es muy difícil tener buenos datos". Comenta no obstante que el efecto de una ralentización mayor de lo esperado en China afectaría sobre todo a la región, pero muy poco a Europa y de un modo asumible a EEUU.

Con esta gran incertidumbre en mente, defienden que la clave para una buena construcción de cartera es acertar con el dólar. "Cuando sube, lo hace frente a todas las divisas; cuando cae, lo hace frente a todas las divisas. Para el asset allocation, lo más importante es tener la visión correcta sobre el dólar porque afecta a las divisas, a los tipos de interés...

Y en este sentido, ahora mismo son pesimistas sobre el dólar como activo. "En dólar estamos cerca del 5% y bajaremos a cerca del 0% en los próximos días. No vemos más apreciación del dólar después de la fuerte apreciación del último año". Lo curioso es que cerca del 50% de la cartera lo tienen invertido en bonos y acciones en dólares, pero  prácticamente toda la exposición cubierta por esa visión negativa sobre la divisa.

En bolsa, en neto tienen sólo el 16,6%. La mayoría en EEUU, esperando buenos números de su economía y la primera subida de tipos de la Fed, que debería llevar a la normalización del mercado. 

- En bonos, cerca del 60% de la cartera, una buena parte en bunds o supranacional con AAA. Pero también cerca de un 20% en high yield de EEUU. Todavía mucho recorrido en EEUU tanto en acciones como en bonos corporativos. 

- En liquidez, cerca del 18,3%, "no queremos tomar más riesgo en la situación actual".

Entre los errores que mencionaba,  le pilló a pie cambiado aquel movimiento tectónico del Banco Nacional de Suiza a principios de año: "Estaba en el lado opuesto, me costó un par de semanas de sueño.  Perdí 100 millones en un día, no es fácil de asumir"