Parece el día de la marmota: la constructora OHL protagoniza un día más otro desplome en bolsa. Este jueves se ha derrumbado otroi 18%, hasta 0,6 euros, después de que el miércoles se dejase otro 18% antes de presentar sus resultados del tercer trimestre. Sus pérdidas entre enero y septiembre se han disparado hasta los 1.335 millones de euros y su facturación baja un 14%, hasta los 2.048 millones hasta septiembre.

La compañía ha vuelto a realizar saneamientos extraordinarios en su cartera de proyectos de construcción y su posición de caja neta ha vuelto a sufrir un descenso notable hasta los 345 millones. La ausencia de rentabilidad en su negocio -con un Ebitda negativo de 465 millones- ha provocado la estampida de los inversores de su acción tanto minoritarios como institucionales, pero también de los bonistas que atesoran su deuda. OHL cae más del 80% en bolsa en lo que va de 2018.

Los precios de sus bonos se desploman hasta un 41% desde el martes y la rentabilidad marca niveles récord ante la inquietud de los inversores sobre la sostenibilidad de su negocio. Precisamente,  los analistas sitúan la alta rentabilidad de su deuda (tiene un saldo vivo de 666 millones de euros) como un problema de costes para la empresa en su objetivo por volver a ser rentable.

Al cierre del tercer trimestre, dos fondos españoles se encontraban entre su mayores tenedores, aunque solo suponía una pequeña parte de su cartera: Renta 4 Nexus y Pegasus tenían el 3% de su cartera en bonos a cinco y tres años de OHL, que pagan cupones del 5,5% y 4,75%, respectivamente. En total, unos 28 millones. La constructora fracasó en su intentó de recomprar todos sus bonos antes de verano y solo logró el 25% de lo emitido en su oferta de compra a los bonistas.

En el lado de las acciones, dos fondos de Santander Asset Management (Small Caps y Acciones Españolas) acumulaban una inversión de 30 millones de euros hasta el 30 de septiembre, mientras que el BBVA Bolsa tenía 5 millones, según los datos que puedes consultar en la página de cotización de OHL y también desde nuestra píldora. Se trata de tres de los mayores fondos españoles que invierten en bolsa, aunque las acciones de la constructora representan solo una pequeña parte del total.

Sin embargo, desde esa fecha la acción se ha desplomado más del 70% en bolsa: pulsando en el gráfico puedes obtener la rentabilidad acumulada desde una fecha concreta hasta la actualidad, así como los dividendos que ha pagado la compañía. El que desembolsó en junio -antes de la venta del 12% del capital en manos de la familia Villar Mir- equivale a más del 50% del valor en bolsa actual.
 

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: