Vaya día de furia hoy en los mercados mundiales.

Es verdad que no hemos visto un desplome en la bolsa como aquel de febrero, pero ha sido una de esas sesiones que dejan huella y marcan a los inversores en muchos activos. 

Hagamos un recuento de daños: 

- Wall Street entra en rojo en 2018

Las acciones americanas, junto con algunas materias primas, casi eran el único activo que aguantaba en positivo este ejercicio. El S&P 500 ha cedido hoy otro 1,8% y el Dow Jones, un 2,2%.

- Nasdaq: sigue la galleta tecnológica

Aún resiste en positivo en el año por los pelos, pero en la tecnología empieza a haber descensos desde máximos muy considerables. Por ejemplo, Apple, que se deja hoy otro 5% y retrocede ya cerca de un 25% desde máximos. 

- Desplome del petróleo

Más ruido que la caída de las bolsas genera hoy el precio del crudo, que vive un auténtico batacazo. El Brent, de referencia en Europa, ha perdido en la sesión cerca de un 7%, hasta 62 dólares, cuando hace apenas 50 días superaba los 86 dólares por barril. 

- Chrastodivisas: tremendo zurriagazo al bictoin

Más de un 13% ha llegado a palmar hoy el Bitcoin, que se va a niveles cercanos a los 4.200 dólares. Hay que recordar que hace menos de un año la divisa digital estuvo muy cerca de alcanzar los 20.000 dólares. 

- Y lo más inquietante de los últimos días... Crédito abajo también:

Hasta ahora, el crédito había aguantado más o menos bien la tormenta de los mercados, desde el varapalo de febrero. Y éste era uno de los motivos que frenaba un pesimismo mayor entre inversores y gestores: "El crédito suele ser el canario en la mina de carbón y hasta ahora no ha tenido ningún episodio de pánico", me decía hace poco Sasha Evers, de BNY Mellon. Algo parecido me dijo hace poco también Karen Ward, de JPMorgan AM.

Por eso, hay que prestar especial atención al debilitamiento progresivo de los bonos corporativos en EEUU las últimas sesiones, con nuevos mínimos hoy. Este gráfico del ETF basado en el índice de Bloomberg sobre el High Yield estadounidense, el SPDR Bloomberg Barclays High Yield Bond ETF lo dice todo: 



Veremos si el tradicional espíritu alcista de Acción de Gracias aparece, cambia el ritmo y aparece el clásico rally de fin de año, pero las tendencias y los movimientos de los precios no invitan al optimismo.

Ya sabéis que tenemos esta píldora para analizar cómo os va con vuestras acciones 

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: