Por norma general general, a los expertos en sostenibilidad no les gusta presentar las perspectivas del mercado para esta temática. Y es que todo se basa en el largo plazo. Sin embargo, nuestra tesis en Schroders es que el cambio climático y el social se están acelerando, creando sinergías positivas para las empresas. 

Así lo hemos podido ver en 2018. Aquellas empresas que no están adaptando su modelo de negocio hacia lo sostenible, cada vez tienen más complicado 'esconderse'. Por ejemplo, las tecnológicas, que hasta ahora parecían intocables, han experimentado un aumento de impuestos, regulaciones, etc. Por ello, nunca antes había sido tan importante el análisis socialmente responsable y de gorbernanza. 

Medio ambiente: el riesgo visible del cambio climático

Seguramente, la mayoría de los inversores piensa que el cambio climático es el último problema del que deben preocuparse. De hecho, muchas de las medidas que se llevarán a cabo no están previstas hasta el 2030. 

Pero los efectos del cambio climático ya han llegado a los mercados. A medida que las temperaturas aumentan, el efecto extremo de algunos fenómenos meteorológicos, también. De hecho, se espera que en 2019 haya temperaturas tan altas que se producirán condiciones meteorológicas adversas en todo el mundo. 

En el fondo, los inversores se niegan a comprender el efecto que tiene el cambio climático y las graves interrupciones que suponen para las empresas. Teniendo esto en cuenta, hemos creado un marco de riesgo aplicado a más de 10.000 compañías repartidas por todo el mundo para saber cuánto tendrían que pagar para proteger sus activos físicos. 

Así, el petróleo, el gas, las utilities y las materias primas son los sectores más expuestos al impacto del cambio climático. De hecho, el coste que les supondría equivale a más del 3% de sus valores de mercado. En cambio, los que menos riesgo tienen son el sector tecnológico, bienes domésticos y el sector Salud. 

Social: retos corporativos para los más jóvenes

Muchos piensan que la "S" de ESG es la parte más difícil de las siglas para analizar. Sin embargo, es el área en la que hemos tenido más éxito.

Vemos que el mayor reto es tratar la desigualdad intergeneracional. La población de los países desarrollados se está envejeciendo y la situación ya supone unos altos costes, sobre todo relacionados con la salud y las pensiones.

¿Por qué ocurre? Históricamente, los jóvenes se han abstenido a la hora de votar, por tanto, los políticos no les han dedicado la atención suficiente a este tipo de problemas. No obstante, las recientes elecciones han señalado un cambio de tendencia y, como resultado, esperamos una mayor implicación por parte de los gobiernos. 

Por tanto, creemos que en el estado actual en el que se encuentran los gobiernos, ofrecer soluciones para los más jóvenes será todo un desafío. Podemos esperar que las empresas asuman más esta carga, lo que probablemente signifique mayores contribuciones a las pensiones, más apoyo a la vivienda para los trabajadores jóvenes y más demanda de empleo. 

No obstante, pensamos que las compañías y los consumidores se seguirán enfrentando a impuestos en alza. Además, pese a que el mundo no está preparado para asumir unos impuestos a la carne en 2019, los beneficios para la salud y el medio ambiente harán que se establezcan en el medio plazo. 

Gobernanza: la deuda podría volver a atormentarnos

Nos hemos sorprendido al conocer los datos de deuda, ya que el precio de las acciones de aquellas compañías con un alto nivel de deuda no se han modificado. 

La investigación de Bernstein (24 de octubre de 2018) muestra como cada vez menos compañías están luchando para pagar sus deudas porque sus ingresos operativos cubren cómodamente los gastos de interés. Sin embargo, en los próximos tres años, la deuda se renovará el 25%-45%. Por tanto, en un contexto de subida de intereses podría suponer un reto. 

Conclusión: el creciente sentido de la urgencia

Muchos de los problemas que hemos planteado aquí son a largo plazo, algunos de ellos representan una amenaza más inmediata para las empresas de lo que la mayoría de los inversores aprecian.

Es probable que el cambio social y ambiental haga que las compañías en general se vean sometidas a una presión cada vez mayor, ya sean relacionadas con el medio ambiente, la sociedad o la gobernabilidad. En vista de esto, creemos que el análisis y la previsión de ESG continuarán ganando importancia para los inversores de todo el mundo.

Descubre más sobre la inversión sostenible en Schroders.

Información Importante      
Las opiniones expresadas aquí son las de Jessica Ground, directora global de Administración ESG de Schroders y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales.  Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos. Publicado por Schroder Investment Management Limited, Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.