Patrimonio Protegido, forma de pagar menos impuestos si tienes familiar con discapacidad

Patrimonio Protegido, forma de pagar menos impuestos si tienes familiar con discapacidad

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Cuando se acerca final de año o la época de hacer la renta, muchos inversores se preguntan qué se puede hacer para pagar menos impuestos, la dos formas más conocidas son la de hacer una aportación al plan de pensiones o amortizar hipoteca (siempre que la compra de la vivienda habitual sea anterior al 1 de enero de 2013). Existen otra posibilidad para pagar menos impuestos los ahorradores que cuenten con familiares con cierto grado de discapacidad reconocida, y que es muy útil para los padres o tutores de un menor de edad con discapacidad.

Se trata de pagar todos los gastos espécificos que tiene la persona con discapacidad a través de una cuenta corriente declarada como Patrimonio Protegido. Pues bien, todas las aportaciones que se hagan a esa cuenta corriente deducen impuestos de la misma forma que lo hace aportar a un plan de pensiones. Es decir, para un padre que gane por ejemplo 70.000 euros y qué tributa a un tipo impositivo del 45%, aportar 10.000 euros a esa cuenta declarada como Patrimonio Protegido, para ir pagando desde allí los gastos presentes o futuros de su hijo, supone ahorrarse 4.500 euros en impuestos. Cada familiar debe hacer un estudio de los impuestos que paga y de cuánto se puede ahorrar.

Los requisitos se regularon en la ley 41/2003, es decir, que hace casi 20 años que está en vigor, y en resumen son que el grado de discapacidad debe ser igual o superior al 33% en caso de discapacidad psiquica o del 65% en caso de discapacidad física. Pueden aportar hasta los familiares de tercer grado, que en el caso de un niño son los padres, hermanos, tíos o abuelos y como máximo se puede aportar cada año a nivel individual 10.000 euros. Es recomendable también que cada año la aportación no supere los 24.000 euros, ya que si es así el titular del Patrimonio Protegido esta exento de tributar la donación como renta.

El requisito fundamental es que todo el dinero que está en la cuenta declarada con Patrimonio Protegido debe ser destinado a pagar las "necesidades vitales de la persona con discapacidad".En la práctica los padres de un niño con discapacidad ya están pagando estas necesidades (escuelas especiales, logopedas, fisioterapias, ayudas para su movilidad, adaptaciones de vehículos o viviendas a la situación del menor...), pero, en realidad muy pocos padres son los que conocen la posibildidad de constituir un Patrimonio Protegido y menos aún los que se están ahorrando impuestos al ponerlo en marcha.

El trámite no es costoso, supone unos gastos de constitución de unos 300 euros (escritura notarial) y anuales de unos 40/50 euros (certificar las aportaciones y los gastos). Requiere también cumplimentar el modelo 182 de la agencia tributaria para comunicar a Hacienda las aportaciones que se han realizado ese año.

Aquí puedes leer la información sobre Patrimonio Protegido de la Agencia Tributaria y aquí el artículo que escribimos en ExpertoFinanciero sobre los mismos : "Patrimonio Protegido: Ayuda para la persona con discapacidad, ventaja fiscal para la familia".

Un objetivo del Patrimonio Protegido, además de pagar sus gastos actuales, puede ser la de ir creando unos ahorros, un patrimonio, para el día de mañana, así que asociada a la cuenta declarada como Patrimonio Protegido, se pueden incluir fondos de inversión adecuados al plazo en el que no vamos a utilizar el dinero. De esta forma iremos creando un patrimonio para el niño o el adulto que presenta la discapacidad a la vez que tenemos las ventajas fiscales.

Cualquier duda sobre el tema me la puedes consultar.

 

 

 

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User