Quienes leéis mis comentarios desde hace tiempo, sabéis que no me gustaba nada el sector financiero. Y no porque creyera que no podía recuperarse, sino porque desconocía cómo valorarlo. Dicho de otra forma, cómo valoras un negocio que depende de las ayudas del Estado para sobrevivir?

Sin embargo, los signos de que las principales entidades están reviviendo son inequívocas. La última prueba la tenemos en lo que se ha conocido esta noche. Los grandes bancos de inversión, Goldman, JPMorgan y Morgan Stanley han anunciado  pedido hoy a la SEC, según Bloomberg, devolver al Gobierno los 45.000 millones de dólares que en octubre se les prestó dentro de lo que se conocía como Plan Paulson.

Desde mi punto de vista, demuestra que el tan criticado plan fue muy acertado. No han pasado ni nueve meses y las entidades que se acogieron parecen haber evitado el infierno. El rally de Wall Street, con subidas cercanas al 3 por ciento hoy, demuestra también que el objetivo de salvar al paciente de la muerte se ha conseguido.

Ojo, si estas noticias son reales y no un maquillaje, creo que podemos vivir un buen rally, adicional al de las últimas semanas, en el sector financiero. Yo tengo cierta exposición a través de un fondo, Okavango, que estaba meditando vender. De momento, no lo haré. Veo más riesgo ahora de estar totalmente fuera del sector financiero, sobre todo internacional, que dentro.