UNA NOVEDOSA DIVERSIFICACIÓN DE CARTERA PARA EL MUNDO DE HOY

UNA NOVEDOSA DIVERSIFICACIÓN DE CARTERA PARA EL MUNDO DE HOY

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

En el pasado, una cartera óptima estaba formada por un 40% de renta fija y un 60% de renta variable. No obstante, hoy en día, el rendimiento de los bonos se encuentra en un nivel tan bajo, que el papel amortiguador que tenían va perdiendo cada vez más valor y poder, en el momento que caen los mercados de renta variable. De esta manera, es necesario sumar una o más clases de activos a este tipo de composición, con la finalidad de incrementar la rentabilidad esperada, sin aumentar el nivel de contingencia

El patrimonio/ bienes invertidos deben estar entre diferentes sectores, zonas y activos.  

 

Por ello DIVERSIFICAR es fundamental en el mundo de la inversión, ya que así mitigamos los riesgos.

Aun así, no podemos olvidar hacer una correcta división y no arriesgarlo todo a un único instrumento financiero, sin embargo, en el caso de tener un abanico muy grande de posibilidades, el riesgo vuelve a crecer, ya que esta ampliación solo es buena para inversores que, definitivamente no saben lo que hacen, y acaban invirtiendo en activos mediocres, así lo afirma el experto en finanzas Warren Buffet.

 La diversificación puede ser de varias maneras, clasificando por tipos de activos (renta variable, renta fija, materias primas…), sectores de actividad, mercados geográficos e, incluso, teniendo un remanente en liquidez, en la cuenta corriente, a la espera de ser invertido en una buena oportunidad. Además, podemos añadir distintos activos a la cartera con la finalidad de tener una buena relación rentabilidad-riesgo. Eso sí, no olvidemos que hay que tener en cuenta la correlación de cada activo.

El término “Correlación” mide el grado de relación entre el comportamiento de dos activos distintos. Si dos activos tienen una correlación cercana a 1 significa que se comportarán prácticamente igual. Si tienen una correlación sobre el 0 significa que no hay relación entre ellas, y si tiende a -1 significa que tienden a tener un rendimiento contrario (cuando uno sube, el otro baja). 

Un buen ejemplo sería el siguiente: imagina que tienes una acción de un banco y quieres diversificar más tu cartera. Podrías añadir una acción de otro banco. Esto aportaría algo de diversificación pero sería muy limitada ya que existe una relación muy alta entre el comportamiento de acciones del mismo sector. Ambas acciones podrían subir o bajar a la vez con mucha probabilidad. En cambio, ¿qué pasaría si añadimos una acción de otro sector? ¿ó una empresa de otro sector, país y capitalización? Lógicamente la probabilidad de que esas acciones se comporten igual es mucho más baja, por lo que la reducción del riesgo sería mucho mayor. Al estar más menos correlacionadas, el impacto en la reducción del riesgo es mayor.


 

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User