Ni los más extremosos de la izquierda se hubiéran atrevido a tanto. 

En este artículo de Libre Mercado lo podéis leer.

En el artículo hablan de la deuda insostenible de muchos países y las posibles soluciones:

  • "Inflación: muchos países acuden a esta vía para impagar parte de la deuda contraída.  Devaluar la moneda suele ser el recurso fácil como, por ejemplo, ha sucedido recientemente en Islandia. Aunque también existen experimentos más radicales, como el acontecido en Alemania y Austria en los años 20, mediante la impresión masiva de billetes y una histórica hiperinflación.
  • Default: suspender pagos es otra de las vías escogida por multitud de gobiernos. Impagar mediante una quita y/o espera ha sucedido recientemente en Grecia y, de hecho, no se descarta que vuelva a acontecer.
  • Impuestos especiales: otro de los mecanismos recurrentes, aunque menos conocido, consiste en la aplicación de un impuesto especial sobre el patrimonio de los hogares, que se paga de una vez. Es decir,  una especie de quita sobre el capital o  riqueza de las familias para conseguir ingresos extra con el fin de amortizar y, por tanto, reducir deuda pública."

Os pongo otro trozo del artículo: 

"El ejemplo más cercano es el de Chipre, en donde se aprobó una  quita sobre los grandes depósitos  (de más de 100.000 euros) para reducir la deuda, no del Estado, sino de sus grandes bancos insolventes, aunque a cambio de acciones de dichas entidades. Casualmente, la troika y el Gobierno chipriota tildaron de "impuesto" esta quita especial sobre los ahorradores.

Además, hace poco más de un año,  destacados analistas alemanespropusieron un impuesto similar con el fin de reducir la deuda pública de los países en problemas, pero  restringida a las grandes fortunas. "Los gobiernos deberían considerar la imposición de un impuesto sobre el capital de los ricos con el fin de refinanciar y reducir la deuda nacional". ¿Su idea? Un  impuesto sobre el capital del 10% sobre el patrimonio personal neto superior a 250.000 euros por contribuyente (500.000 para parejas) e incluso un tipo más elevado sobre los patrimonios superiores a 500.000 y un 1 millón de euros, respectivamente. Para los gobiernos de la periferia del euro, estas particulares quitas podrían suponer una  "fuente adicional" de ingresos para asegurar la refinanciación de su deuda pública, "sin tener que depender de la ayuda externa", añadían."

Estamos en sus manos