El peor año de los fondos de renta fija, ¿vendrá el mejor en 2023?

El peor año de los fondos de renta fija, ¿vendrá el mejor en 2023?

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Ya lo sabíamos, y lo habíamos avisado muchas veces, que la renta fija no es fija… Pero este año hemos aprendido que puede caer incluso más que la renta variable. ¿Cambiará su suerte en 2023?

El peor año de la renta fija. Por lo menos, en la historia reciente, nunca habíamos visto un ejercicio tan complicado para el activo que suele tenerse para mucha gente por el más conservador. 

Prácticamente todas las categorías han cerrado el año con pérdidas. Tan solo se ha salvado, desde la perspectiva de un inversor europeo, la renta fija más conservadora en dólares, pero por la fuerte subida del billete verde desde mínimos. 

En el resto, la sangría ha sido severa. De hecho, incluso ha habido caídas mucho mayores que en la renta variable, cuando siempre se ha tenido esta última por más arriesgada. Puedes verlo en la sección de categorías de los fondos de inversión en la página de Finect.

Por ejemplo, la categoría de renta fija a largo plazo en euros ha caído más de un 30% en 2022. Lo mismo que le ha pasado a la categoría de deuda corporativa en libras esterlinas.

También se han visto caída de entre el 15% y el 20% de media en los fondos de deuda pública europea o deuda corporativa europea. Y cercana también al 10% en renta fija global, crédito global o bonos de alto rendimiento…

El motivo de esta caída de la renta fija ha sido la brusca subida de tipos de interés llevada a cabo por los bancos centrales en 2022, que ha tenido una aceleración sin precedentes. Esto ha pillado fuera de juego a muchos de los gestores, que esperaban subidas de tipos, pero no tanto.

En apenas unos meses el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, y la del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, pasaron de considerar la inflación un fenómeno transitorio a considerarla la gran amenaza económica del momento. Por lo que actuaron con una contundencia inusitada.

Así lo explica Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas Asset Management para España y Portugal: “Ha sido el movimiento de subida de tipos más fuerte de la historia. Estados Unidos empezó en marzo, mientras que la zona euro lo hizo en junio. Cuando miras las curvas de subidas de tipos, ves que más que una curva con cierta pendiente, es una pared”.

Ante esas subidas vehementes de tipos para contrarrestarla, los inversores han ido en masa vendiendo los bonos que tenían. Las nuevas emisiones pagarán más intereses, por lo que el precio de los bonos que tenían en cartera caen y, por extensión, el valor liquidativo de sus fondos. También por el temor de que muchas compañías no puedan pagar su deuda. 

¿Qué productos conservadores han logrado sortear las pérdidas en 2022? Si me mira el escaparate de productos financieros para invertir con riesgo bajo en Finect, se puede ver que, más allá de los monetarios, muy pocos fondos se libran de las caídas. 

Pero todos comparten una característica: la flexibilidad de su equipo gestor para gestionar el momento. Algunos ejemplos que se pueden escapar en nuestra sección de riesgo bajo son los fondos Dunas Valor Prudente o BNY Mellon Absolute Return Bond Fund.

Pero es muy habitual ver productos de perfil conservador, incluso de grandes bancos, con caídas muy importantes en 2022, incluso con descensos cercanos al 10%.

Esto es lo que ha pasado en 2022, que ha sido tan negativo para la renta fija… ¿Pero cómo viene el próximo año? Parece que empieza a salir el sol. Los expertos esperan un cambio de aires total. 

Así lo ve Sébastian Senegas, responsable para España, Portugal y Latinoamérica de Edmond de Rothschild AM. "La esperanza de rentabilidad a 12 meses es muy buena para básicamente todos los activos con riesgo de renta fija. 2023 va a ser el año de la renta fija", ha afirmado en una intervención en Finect Outlook 2023.

También Sol Hurtado de Mendoza (BNP Paribas AM) cree que la renta fija vuelve a ser una oportunidad para los inversores. “La renta fija ha vuelto. Vuelve a ser atractiva. Vuelves a tener tipos de interés reales positivos”, ha asegurado.

Ahora bien, ¿toda la renta fija, todo está interesante? "¿Toda la renta fija? Tampoco. Tenemos que tener en cuenta la situación actual del mercado, de incertidumbre, donde ha habido movimientos de normalización en las curvas de tipos, y la situación económica. No podemos olvidar que en 2023 se espera recesión, que se puede esperar de mayor o menor calado, dependiendo del área geográfica", ha apuntado Hurtado de Mendoza. 

Por ejemplo, una de las áreas donde ven más oportunidades los gestores es la renta fija corporativa. En concreto, la renta fija corporativa de alta calidad donde 2022 ha sido extraordinariamente negativo en términos estadísticos.

Así lo explica Inés del Molino, directora de cuentas para España y Portugal de Schroders: "Es verdad que 2022 lo vemos completamente aparcado en la parte más negativa de la serie histórica que tenemos de los últimos 60 años. Pero si nos damos cuenta de cómo ha corregido es donde a lo mejor podemos pensar que tenga una capacidad de recuperación".   

Para Miguel Luzárraga, director general para Iberia de AllianceBernstein, el potencial de recuperación del crédito, incluido el de alto rendimiento [high yield], puede ser muy importante desde estos niveles. "No nos hemos encontrado en una situación mejor en la historia de renta fija para invertir. Siempre que hemos tocado unos niveles de TIRes [rentabilidad esperada con una inversión]  actuales, las rentabilidades anualizadas de los siguientes tres años han sido de doble dígito", ha asegurado.

En un principio, parte de la rentabilidad que se espera en renta fija vendría solo por las TIRes que ya tienen las carteras. Es decir, los intereses que pagan los bonos de las empresas que los gestores han ido añadiendo en los últimos meses. Pero, además, hay quienes creen que en el contexto actual también se puede ir aumentando poco la la sensibilidad a los tipos de interés de la cartera, que es otra de las fuentes de rentabilidad de los bonos.

Como nos dice Lorenzo González Menéndez, director de ventas institucionales de Nordea Asset Management. "Vamos a un escenario de baja inflación, porque ha tocado techo, y bajo crecimiento. ¿Aquí qué instrumentos serían interesante? Tomar algo de duración ya puede tener sentido para una cartera decidida", ha señalado.

Eso sí, con moderación, porque si la inflación siguiera alta y los bancos centrales tuvieran que subir tipos más allá de lo que ahora se espera, estas emisiones sufrirían…

Y además, podrían aumentar los problemas en las empresas y las suspensiones de pagos, lo que supondría directamente problemas para las compañías en el servicio de la deuda. Por tanto, muchos más impagos.

Pero vamos, de lo que muy pocos gestores dudan en mercado es que, después del nefasto 2022, 2023 debería ser un año de oportunidades para la renta fija.

¿Estás pensando en invertir en este tipo de fondos? Puedes consultar el escaparate de productos financieros para invertir con riesgo bajo en Finect, donde puedes analizar diferentes fondos de inversión, compararlos y escoger aquel que más se adapte a tus necesidades. 

¿Necesitas un asesor financiero que te ayude a elegir tus inversiones? Encuéntralo en Finect.


Este artículo se ha elaborado a partir de un guion escrito por Vicente Varó para un vídeo publicado en el canal de Finect en YouTube. Las declaraciones de los diferentes expertos han sido extraídas de diferentes eventos organizados por Finect como Finect Outlook 2023 y Finect Live.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User