Cómo puede un asesor ayudarte a ahorrar para los estudios.

Una de las mayores preocupaciones de las familias es asegurarse de que sus hijos estudien en un buen colegio o en las mejores universidades. Y, si es posible, que hagan un master en el extranjero o en las escuelas de negocio más prestigiosas. El problema es… Que el coste puede ser muy alto y, por lo tanto, es imprescindible tener el dinero suficiente para cuando llegue el momento.

Luca Lazzarini, Banco Mediolanum.

Por eso, conviene hacer cuánto antes una buena planificación financiera para ver cuánto necesitamos ahorrar y qué rentabilidad precisamos para lograr nuestros objetivos. Podemos intentar hacerlo por nuestra cuenta, pero contar con la ayuda de un asesor financiero nos ayudará a conseguir nuestro objetivo por estos motivos:

Calcular cuánto dinero necesitaremos

Lo primero que debemos saber es cuánto dinero necesitaremos para poder pagar los estudios a nuestros hijos. La estimación inicial parece sencilla, pero lo normal es que nos quedemos cortos. No sólo hay que tener en cuenta el precio estimado de los estudios, sino los gastos de material escolar, el alojamiento... También el desplazamiento, tanto de los hijos como de los padres para visitarles a lo largo del curso escolar o para la graduación.

No sólo hay que pensar en la matrícula, sino en otros gastos de la etapa universitaria o del master, como desplazamientos, alojamiento, materiales de estudio...

Domesticar la inflación

Los precios de las matrículas universitarias y de los posgrados hoy no son los mismos que hace 20 años… Ni de los alquileres para vivir cerca del campus. Si, además, no conseguimos rentabilidad por nuestro dinero, entramos en un círculo vicioso: cada vez nos cuesta más ahorrar mientras nuestro dinero cada vez ‘compra’ menos cosas. El efecto de la inflación puede ser letal y dejar insuficientes nuestros ahorros. Un buen asesor nos ayudará a calcular cómo afectará la inflación y qué debemos hacer para contrarrestarla.

Cuánta rentabilidad necesitamos

50.000 euros para la matrícula de la escuela de negocios, 10.000 para alojamientos, 2.000 para material de estudio, 2.000 para desplazamientos… Supongamos que nos sale 80.000 euros para el master dentro de 10 años, que sumándole la inflación se nos acerca a los 100.000 euros en cifras redondas. ¿Cuánto necesitaremos ahorrar al mes? ¿Qué rentabilidad debemos obtener para asegurarnos el objetivo? ¿Qué riesgo podemos asumir? Las respuestas te las dará un buen asesor, tras conocer bien tu situación financiera y familiar.

Puesta en marcha y seguimiento

No sólo se trata de hacer el plan, sino de ejecutarlo. Nuestro asesor se encargará de ir guiándonos en todo el proceso y ayudarnos a cumplir los plazos que nos hemos marcado y no dejarnos llevar por la pereza en los asuntos financieros. También, del control de la evolución del planteamiento y la conveniencia de revisarlo, si es necesario.

En resumen, contar con un buen asesor puede ser clave para ayudarte a conseguir uno de los grandes objetivos de las familias: dar la mejor formación a nuestros hijos. Cuanto más tiempo pase sin hacer un plan y ponerlo en marcha, más difícil lo tendremos. Mejor empezar cuanto antes.

Vamos a buscar un asesor que te ayude a ahorrar para la educación de tus hijos.

¿Con qué quieres que te ayude tu asesor?

¿Cómo es tu patrimonio sin contar inmuebles?

¿Cuánto puedes ahorrar al año?

¿Qué edad tienes?

¿Cuál es tu código postal?

¿Cómo te llamas?

¿En qué email podemos contactar con contigo?