sección patrocinada por

¿Cuánto cuesta tener un asesor financiero?

¿Eres de los que cree que los asesores financieros son sólo para ricos? ¿Que solo podrás permitirte uno cuando tengas mucho dinero para invertir? ¿Que contar con los servicios de un asesor de inversiones puede ser muy caro? Pues quizá sean mucho más accesibles para ti y más rentables de lo que imaginas.

En realidad, aunque no lo supieras hasta ahora, siempre has estado pagando por el ‘asesoramiento’ cuando ibas a la oficina de tu banco. Y, de hecho, desde 2019 tu entidad debe decirte el dinero que ha ganado contigo durante el año anterior por recomendarte determinados productos o servicios, gracias a la normativa europea MiFID II.

Ya que estamos pagando, mejor hacerlo directamente a alguien que se preocupe de que consigamos nuestros objetivos financieros, en vez de hacerlo de manera implícita a un comercial que nos está colocando productos en la sucursal. ¿Dónde encontrar un asesor financiero? A través de la red de asesores de Finect puedes contactar para que te ayuden en tus finanzas. Para ello, solo debes rellenar este formulario y te pondremos en contacto con los asesores que más se ajusten a tu perfil, para que puedan hacerte sus propuestas. La búsqueda de los mejores asesores financieros es 100% gratuita para ti.

¿Qué es un asesor financiero y cuáles son sus funciones?

Antes de contratar un asesor conviene saber qué son y qué hacen. Nadie mejor para describirlo que la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera. La EFPA define al asesor financiero de la siguiente forma: “La persona encargada de ayudarte. Alguien con un conocimiento exhaustivo en finanzas y capaz de encontrar el producto que mejor se adapte a tus necesidades”.

Pero, ¿qué actividades realizan los asesores financieros y cómo ayudan a sus clientes? Podemos distinguir sus funciones en tres planos:

  • Los asesores en empresas cumplen tres cometidos principales: aumentar los flujos de caja de la empresa, actuar como guía para tomar decisiones de inversión de la compañía y asesorar acerca de las ganancias.
  • Un asesor comercial en un banco, en cambio, establece relaciones comerciales con los clientes y les ofrecen productos adaptados a su perfil de riesgo. También busca nuevas fórmulas en la gestión de los fondos de la entidad.
  • Por último, hay asesores financieros independientes que no cobran comisiones por los productos que comercializan. Su remuneración la consiguen de un sueldo fijo pagado por el cliente al que asesoran. La normativa MiFID II ha aumentado el peso de este tipo de asesores, cuyas funciones con sus clientes son estas tres: acompañarle en sus decisiones de inversión, ayudarle a conseguir sus objetivos y ofrecerle productos financieros ajustados a su perfil de riesgo.

Los asesores financieros acostumbran a tener, además, unas cualidades inherentes: mimbres financieros y fiscales sólidos. Pero también una base psicológica porque, como indica EFPA tener empatía y saber tratar al cliente resulta fundamental para la labor de un asesor de inversiones.

¿Cuánto cobra un asesor financiero?

La pregunta del millón. ¿Cuánto va a notar mi bolsillo los gastos por tener un asesor financiero? Existen diferentes formas de modular el pago que recogemos más abajo (pago por hora, por actividad, pago fijo mensual…) y que te ayudarán a entender cuánto cuesta un asesor. Así, las opciones para el cliente inversor son variadas. La Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV) recoge en un listado las tarifas de más de un centenar de Entidades de Asesoramiento Financiero (EAF).

Los asesores cobran de distintas formas. Habitualmente optan por alguna de las siguientes vías:

  1. Pasándonos directamente una factura por asesoramiento. Lo más habitual es un coste variable, que dependerá mucho del volumen de nuestro patrimonio y los servicios que contratemos, pero que suele ir desde el 0,15% para las grandes fortunas hasta más del 1% para patrimonios muy modestos.
  2. También hay muchos asesores que establecen un pago fijo mensual, con independencia de las acciones que tomen, el patrimonio o los beneficios.
  3. También se dan casos de cobro por hora, por el tiempo dedicado a una asesoría o servicio puntual. Las tarifas son variables y puedes encontrar entidades que cobran por ejemplo 600 euros por hora dedicada; también hay tarifas más bajas (en torno a 200 euros).
  4. Cobrar una comisión en la oferta de determinados productos. Por ejemplo, un asesor puede promover distintos fondos de inversión para diversos perfiles, que ofrecerá al cliente según sus necesidades de rentabilidad y el riesgo que esté dispuesto a asumir. Y la forma de cobrar será a través del ingreso que recibe por la comisión de gestión del fondo.
  5. La comisión por actividad. El asesor fija un porcentaje por los beneficios que consiga el inversor gracias a las acciones que le recomiende. A mayor beneficio para el inversor, más cobrará el asesor. Hasta el 15% sobre la revalorización total de la cartera asesorada.

Muchas veces cuesta pagar por asesoramiento para invertir, por esa sensación de que las decisiones las podemos tomar nosotros mismos o que podemos seguir el consejo del banco, que teóricamente es gratis. Pero sólo viendo que la enorme mayoría del dinero en fondos y planes de pensiones de los españoles está en productos caros y poco rentables, ya se puede ver que la inversión en un asesor, aunque fuera sólo para seleccionar productos baratos y eficientes, compensa con creces la inversión a largo plazo.

Da el primer paso

Busquemos un asesor que te ayude a cumplir tus metas y obtener la tranquilidad financiera con la que todos soñamos.

La búsqueda de un asesor es 100% gratuita.