Cómo puede ayudarte un asesor a invertir tu dinero.

¿Invierto en fondos de inversión o directamente en bolsa? ¿Cuántas inversiones distintas debo tener en mi cartera? ¿Y qué productos concreto selecciono? ¿Cómo me aseguro de que no estoy asumiendo un riesgo excesivo en un tipo de compañías o en un país? ¿Cada cuanto debo hacer cambios? ¿Qué hacer con mis inversiones ante una crisis inesperada en los mercados?

Nadie dijo que fuera fácil buscar rentabilidad para ese dinero que tanto nos cuesta ahorrar y para el que queremos la mayor estabilidad. Y mucho menos, desde que los depósitos dejaron de ser el destino natural para el ahorro de millones de ciudadanos, por la desaparición casi total de los intereses.

Ahorrando 500€ cada mes con un perfil moderado podrías llegar a ahorrar 227.213€ en 20 años.

Previsión del ahorro
Haz tu cálculo

Con unos mercados cada vez más complejos, supone todo un reto para las familias obtener rentabilidad para su dinero, al mismo tiempo que resulta imprescindible si no queremos que la inflación se acabe comiendo nuestro poder adquisitivo.

Y aquí es donde cobra especial relevancia el papel del asesor financiero. Este experto nos ayudará a establecer nuestros objetivos, ver el dinero que necesitamos conseguir para permitírnoslos y, por lo tanto, el nivel de inversión y la rentabilidad mínima imprescindible para lograrlos.

Todo ello se debería concretar en un plan, seguido de una propuesta de inversión, con una estrategia específica y productos financieros concretos, que él mismo seleccionará para nosotros, entre todas las opciones que ofrecen los mercados. Así, delegaremos en él la selección de inversiones y podremos pedirle responsabilidades.

Aquí, resulta fundamental contar con un asesor que esté siempre alineado con nosotros. Es decir, que sus ingresos dependan de cómo nos vaya a nosotros y no de los productos que nos recomienden, como tantas veces ha sucedido en las sucursales bancarias.

El buen asesor, además, estará siempre pendiente de nosotros y de nuestros objetivos. Además de hacer el seguimiento diario de nuestro plan de inversión y nuestra cartera, nos recomendará cambios cuando las circunstancias del mercado cambien o cuando descubra mejores productos para sacar más partido a nuestro dinero.

Eso sí, casi tan importante como llevar un buen control de nuestros números, el asesor tiene una una misión fundamental: ayudarnos a evitar los errores más habituales al gestionar nuestro dinero. La mayoría, derivados de la dificultad para controlar nuestras emociones, que nos impulsan a entrar en bolsa cuando la burbuja está a punto de explotar o salir en el peor momento, cuando está a punto de recuperar.

También debemos exigirle a nuestro asesor optimizar la rentabilidad de nuestros ahorros, eligiendo siempre las mejores opciones fiscales para nuestro dinero. Hay una ventaja adicional de buscar un asesor para nuestros ahorros: evitar que la pereza y el desconocimiento sobre las finanzas implique que vayamos retrasando el momento de empezar a invertir, que tanto dinero nos puede acabar costando a largo plazo.

Vamos a buscar un asesor que te ayude a invertir tus ahorros.

¿Con qué quieres que te ayude tu asesor?

¿Cómo es tu patrimonio sin contar inmuebles?

¿Cuánto puedes ahorrar al año?

¿Qué edad tienes?

¿Cuál es tu código postal?

¿Cómo te llamas?

¿En qué email podemos contactar con contigo?