Plantearse invertir un millón euros en 2019 no es una decisión fácil. Esta cantidad de dinero llega a nuestras manos o bien porque la hemos ido ahorrando a lo largo de los años con mucho esfuerzo o, en ocasiones, repentinamente (tras haber ganado la lotería o una herencia). Por ello, a veces, puede llevarte un tiempo averiguar el cuánto, el cuándo, el cómo y, sobre todo, el dónde poner ese dinero. Decidir qué hacer con los ahorros, sobre todo, si se trata de una elevada cantidad es, ante todo, una gran responsabilidad. 

¿Tienes claro tus retos financieros? Si te has decidido a poner en marcha tu dinero pero prefieres ponerte en manos de un profesional, no te preocupes, sabemos que no es fácil, por eso, te ayudamos a encontrar un asesor.

 

Dónde invertir un millón de euros en 2019

Tengo dinero para invertir, ¿cómo lo hago para obtener una buena rentabilidad? Esto es lo que muchos inversores se preguntan. Además, puede parecer que tener un millón de euros es la solución a todos nuestros problemas, sin embargo, si no sabemos gestionar correctamente el patrimonio podemos vernos en una situación poco favorecedora económicamente. 

Ante todo hay que tener claro es que no hay una única fórmula, ya que cada inversor tiene unas necesidades y objetivos particulares. No obstante, para rentabilizar un millón de euros, la primera decisión que hay que tomar es saber qué nivel de riesgo estás dispuesto a asumir. 

Para saber qué tipo de perfil de riesgo tienes, debes hacerte una serie de preguntas como ¿cuál es el nivel de pérdidas que estás dispuesto a asumir en un año?, ¿qué porcentaje de pérdidas te quitan el sueño? Según Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas, si tu perfil es de riesgo bajo el máximo porcentaje de bolsa sería un 15%; el medio bajo, destinaría entre un 30% y un 35%; perfil medio, el cual dedica un 50% a bolsa. Y por último, los perfiles medio alto (75%) y alto, 100% del capital invertido en renta variable.

“Lo realmente importante es ser sincero con uno mismo y revisar el umbral de riesgo que uno está dispuesto a asumir, teniendo en cuenta las variaciones de los mercados, ya que lo normal es que haya volatilidad y nerviosismo en los parqués. Por ejemplo, hay clientes que piensan que pueden asumir una pérdida del 6% anual pero que cuando cae un 2% se echan las manos a la cabeza”, explica Farrás.

 

El segundo paso es saber en qué momento vital te encuentras, qué objetivo y qué rango de tiempo se adapta mejor a tu estrategia de inversión. Determinar el objetivo de inversión, es decir, para qué o a qué vas a destinar ese dinero ayuda a fijar el horizonte de inversión (cuánto tiempo se va a invertir o cuándo se quiere recuperar el capital). No es lo mismo ahorrar e invertir para comprar una casa que hacerlo pensando en la educación de tus hijos o en tu jubilación.

De hecho, todos son objetivos a largo plazo pero con marcos temporales distintos. Por ello, la estrategia que tiene que utilizar para conseguir una buena rentabilidad para un millón de euros ó invertir más de un millón de euros no es la misma según el objetivo que te marques.  

Una vez que tienes claro tu perfil, ya puedes ir construyendo tu cartera. 

Cómo invertir un millón de euros

¿Qué hacer con un millón de euros? Llegados a este punto, tienes que ser muy selectivo. La volatilidad ha vuelto a los mercados y muchos expertos afirman que nos encontramos en un momento maduro del ciclo económico y que ya empezamos a ver signos de ralentización y una posible recesión en el horizonte. Por otro lado, están los tipos de interés, que ahora mismo está estancados en niveles mínimos. Por tanto, ¿en qué productos puedes invertir tu dinero? 

1. Depósitos.

Estos productos son, por excelencia, los más conservadores. Cero riesgo para tu cartera pero es cierto que tampoco ofrecen una rentabilidad para soltar cohetes. Básicamente es un producto que te permite poner a trabajar tu dinero sin llevarte grandes sobresaltos. No obstante, tendrás que tener en cuenta la corrosión de la inflación sobre tu capital.

2. Fondos de inversión.

Los fondos de inversión también son vehículos adecuados para invertir un millón de euros sin mucho riesgo, ya que los hay para todos los perfiles. Existen fondos para perfiles conservadores (monetarios o garantizados) y otros más arriesgados (fondos de renta variable). Un fondo de inversión es un instrumento de inversión colectiva, es decir, agrupa el capital de muchos ahorradores y lo invierte diversificando en distintos activos, zonas geográficas y sectores. Por eso, en este caso es mejor que te dejes aconsejar por un gestor o un asesor.

3. Acciones. 

¿Es buena idea invertir un millón de euros en bolsa? Como siempre, depende de tu perfil de riesgo y de tus objetivos. Durante 2019, la mayoría de los expertos coinciden en que las valoraciones (lo que valen las acciones de una compañía) están caras. Es decir, cuanto más valga una acción, menos títulos podrás comprar y es aconsejable no poner, como se suele decir, los huevos en la misma cesta. Por tanto, invertir un millón en bolsa podría ser una buena opción si diversificas, ya que te expones a un menor riesgo. 

Teniendo en cuenta este contexto, Ana Fernández, socia directora de AFS Finance Advisor, cree que para invertir un millón de euros o invertir más de un millón de euros es recomendable:

1) Diversificar por tipo de activo

2) Diversificar por área geográfica

3) Diversificar por temáticas de inversión

4) Sobreponderar activos líquidos

5) En momentos de volatilidad, tener liquidez para aprovechar oportunidades

Por tanto, una vez que hemos visto todos los productos en los que invertir un millón de euros o más de un millón de euros, veámos cuánto interés te da un banco por 1 millón de euros:

- Si invertimos un millón de euros en un depósito con el interés en torno al 0,06% TAE, obtendrías 6.000 euros de ganancias en 10 años. Por tanto, en total tendrías, 1.006.000 euros. 

- Si invertimos un millón de euros en un fondo de renta fija, teniendo en cuenta que la rentabilidad media anualizada de esta categoría en 10 años se mantenga en el 2,3%, tendrías al cabo de 10 años 1.250.000 euros, es decir, habrías obtenido una rentabilidad de 250 mil euros. 

- Por otro lado, al invertir un millón de euros en un fondo mixto, mitad de renta fija y mitad de renta variable, cuya rentabilidad media anualizada en 10 años se siga situando alrededor del 4%, tendrías un total de 1.491.000 euros. 

- En cambio, si quieres riesgo puro e inviertes un millón de euros en renta variable internacional, que cuenta con un 9,5% de rentabilidad media anualizada en los últimos días años, tu millón de euros se podría convertir en 2,7 millones de euros. 

Cuanto interés da un millón de euros

¿Se puede vivir de lo que genera un millón de euros invertido? A continuación, en la tabla veremos cuántos intereses genera un millón de euros invertido, teniendo en cuenta varios escenarios en los que la rentabilidad se situaría entre el 2%, 3%, 4% o 5%. 

En el primer caso, si invertimos un millón de euros al 2% de interés, en 20 años se habría generado 485.947 euros o, lo que es lo mismo, tendrías 1.485.947 euros. 

Rentabilidad Ganacia 1 año Ganancia 2 años Ganancia 5 años Ganancia 10 años Ganancia 15 años Ganancia 20 años Ganancia 25 años Ganancia 30 años Ganancia 40 años
2% 20.000 40.400 104.081 218.994 345.868 485.947 640.606 811.362 1.208.040
3% 30.000 60.900 159.274 343.916 557.967 806.111 1.093.778 1.427.262 2.262.038
4% 40.000 81.600 216.653 480.244 800.944 1.191.123 1.665.836 2.243.398 3.801.021
5% 50.000 102.500 276.282 628.895 1.078.928 1.653.298 2.386.355 3.321.942 6.039.989

Principales opciones para invertir uno o varios millones de euros

Una vez que hemos visto cómo invertir un millón de euros, DPM da unas pinceladas sobre dónde ven oportunidad de inversión dentro de este entorno: 

- Compañías de valor: Después de años donde las compañías de crecimiento lo han hecho mucho mejor que las compañías de valor, pensamos que estas últimas, con valoraciones razonables, con un valor intrínseco no reconocido por el mercado pueden comportarse mejor los próximos años. La inversión en Valor ha batido consistentemente a largo plazo a la inversión en crecimiento y pensamos que en los niveles actuales representa una buena oportunidad a medio plazo

- Sector Telecomunicaciones: Llevan 5 años sufriendo por los costes regulatorios, caídas de márgenes y aumento en los gastos de inversión (infraestructura). Sin embargo su  actual rentabilidad por dividendo (>5%) y sus valoraciones atractivas justifican su inversión en el medio/largo plazo.
- Deuda emergente de gobiernos en divisa fuerte: La incertidumbre geopolítica, el pánico inversor y la apreciación del dólar ha disparado las rentabilidades de la deuda emergente en divisa fuerte hasta niveles donde la rentabilidad/riesgo empieza a compensar la inversión.

- Oro: Es de uno de los pocos activos con correlación negativa con la renta fija y la renta variable (suelen subir cuando el resto de los activos bajan), por lo que en los momentos actuales pensamos que tiene sentido un cierto peso en las carteras para protegerlas. Debes ser consciente que su comportamiento en el corto plazo puede ser desfavorable si la apreciación del dólar y la subida de tipos continua en EEUU.

"No hay que invertirlo todo de una vez, si no que hay que diversificar también los momentos de entrada en el mercado. Hacer un calendario con tres fechas con una diferencia de 4 o 5 meses para invertir en tres tandas. Por ejemplo, empiezas hoy, dentro de 4 meses miras cómo va tu cartera, si va bajando vuelves a invertir la segunda tanda. En caso de que vaya subiendo, esperas a la siguiente fecha o a una bajada fuerte y vuelves a invertir. Haces lo mismo con la tercera tanda, te pones un deadline en el calendario y cuando llega la fecha revisas la situación de tu cartera y si estás en pérdidas inviertes la tercera parte", explica Miguel Camiña Gil de Biedma, socio fundador de Micappital. 

Me han tocado más de un millón de euros en la lotería, ¿en qué los invierto?

Llegados a este punto y con los consejos ya explicados, no es lo mismo que te toque más de un millón de euros en la lotería con 25 años que con 35 años o con 50 años. ¿Por qué? La razón es que la edad es un factor clave a la hora de decidir dónde invertir tu dinero.

Cuánto más tiempo se tiene, más arriesgada puede ser tu inversión, ya que tendrás un mayor margen para recuperarte en caso de pérdidas. 

- Jóvenes: El tiempo es el mejor amigo de los inversores jóvenes. No obstante, lo más común es que en los inicios de su vida laboral no tengan demasiadas rentas disponibles. Por tanto, ¿qué estrategia deberías seguir si eres un inversor novel? Durante la veintena o treintena, suele ser un buen momento para centrarse en aquellos activos que supongan un mayor riesgo y que generen una rentabilidad elevada, es decir, acciones o fondos de renta variable.


 

- En la madurez: A medida que pasan los años, el poder adquisitivo empieza a alcanzar su máximo y vas teniendo más objetivos en el horizonte: comprarte una casa, la educación de tus hijos o prepararte para la jubilación. Por ello, es bueno plantearse activos con menos riesgo y que generen rentas periódicas. Por tanto, la estrategia que se suele seguir a esta edad es aumentar el porcentaje de bonos y reducir la posición a acciones en cartera. Una vez que se está acercando la jubilación, es adecuado proteger el patrimonio y priorizar los bonos.


- Me he jubilado, ¿y ahora qué?: Una vez alcanzada la edad dorada, hay que plantearse si dispones del capital suficiente para el resto de la vida. En este caso, se suele aplicar una estrategia conservadora. Además, hay que ir pensando en la herencia… por tanto, puedes invertir los ahorros adicionales que no vas a necesitar durante tu jubilación y crear una cartera compuesta por activos con un riesgo superior y, sobre todo, con perspectivas de revalorización. 

¿Necesito un asesor para que me ayude a invertir más de 1 millón de euros?

Esta decisión es muy personal. Si cuentas con los conocimientos y el tiempo necesario para dedicarle a tus inversiones puedes tratar de analizar todas las variables, productos y escenarios posibles para gestionar tu patrimonio. 

Sin embargo, ¿te atreverías a operarte a ti mismo? Con la inversión pasa algo similar. Si no estás seguro de poder tomar las mejores decisiones o crees que el miedo a las pérdidas puede dificultar tu estrategia de inversión, lo más recomendable es que te pongas en mano de un profesional. 

Tu asesor te ayudará a alcanzar tus objetivos y, sobre todo, pondrá lo antes posible a trabajar tu dinero para sacarle el máximo partido y a aprovechar las mejores oportunidades que ofrecen los mercados. En Finect te echamos una mano en esta búsqueda, ya que, según tus necesidades y objetivos, te ponemos en contacto con un asesor que se adapte exactamente a lo que buscas.