El grupo de construcción holandés VolkerWessels se ha disparado hoy más de un 20% en la bolsa de Amsterdam tras anunciarse una oferta pública de adquisición de 21,75 euros por acción por parte de su principal accionista Reggeborgh. 

Reggeborgh es el vehículo de inversión de la familia Wessels, que lanzó el grupo a bolsa a mediados de 2017 a un precio de emisión de 23 euros por acción. El grupo familiar, que controla el 63,6% de las acciones, quiere sacar a la compañía de la bolsa nuevamente. 

Y es que no es la primera vez que la familia excluye a la firma del mercado de valores. VolkerWessels empezó a cotizar en 1989, pero fue en 2003 cuando Reggeborgh decidió hacerse con el control y sacarla del mercado. 

Entre tanto, el tercer mayor accionista de la compañía Holandesa es Ibercaja Gestión, presente en los fondos capitaneados por Javier Rillo y Pedro Lacambra. De esta manera, los gestores han vuelto a dar en el clavo con su inversión. Así, los fondos beneficiados por la subida son Ibercaja Alpha con un 4,3% en cartera, Ibercaja Small Caps, con un 2,8%, Ibercaja Sector Inmobiliario con un 1,3% e Ibercaja Bolsa Europa, con un 1%.

Javier Rillo y Pedro Lacambra llevan invirtiendo en la firma de manera progresiva desde hace un año a un precio medio de 15 euros si se descuentan los dividendos. Además, recientemente se reunieron con el presidente y directivos de la compañía: "Nos llamó bastante la atención al ser una compañía constructora con unos márgenes muy estables. Un negocio muy recurrente, sobre todo, en la parte de Canadá con la construcción de autopistas" nos explica Pedro Lacambra.

Además, algunos de los aspectos que resaltan los gestores son que se trata de un negocio controlado por una familia y una generación de caja bastante interesante. "Desde 2010 hasta el 2017 el perfil de la compañía ha evolucionado mucho, antes tenía deuda neta y poco a poco han conseguido reducirla con la generación de caja" nos comenta Rillo, quien apunta también a los retornos sobre el capital empleado, que se encuentran por encima del sector. 

Se trata de una compañía muy diversificada geográficamente en lugares como Canadá, Holanda, Alemania y en Reino Unido. Entre los motivos por los que la familia quiere sacar a VolkerWessels del mercado se encuentra un problema en el proyecto más grande que estaba ejecutando con el consorcio BAM. "Un problema de dimensión en el que BAM ha tenido que provisionar unos 115 millones de euros, que era practicamente el beneficio esperado por la compañía. Sales a bolsa y el principal proyecto por peso se viene a bajo" explica Rillo. En definitiva, un tipo de proyecto al que la empresa no estaba acostumbrada, apunta Lacambra.

No obstante, la lectura que hacen desde Ibercaja Gestión es que lo peor ya ha pasado. "El grado de ejecución del proyecto cada vez es menor, aunque todavía existe algo de riesgo porque quedan 200 millones por ejecutar y quizás tengan que realizarse nuevas provisiones", comenta Rillo. 

Desde este punto de vista, la cartera de la compañía se encuentra en máximos de pedidos y desde Ibercaja Gestión creen que 21,75 euros es un precio atractivo de compra para la familia. "Nuestro precio objetivo gira alrededor de los 24/25 euros por acción". 

¿Sabes en qué invierte tu fondo?: