Unánime. El consejo de gobernadores del Banco de Inglaterra (BoE) ha elevado su tasa de interés de referencia del 0,5% al 0,75%, su nivel más alto desde 2009 y advierte que será necesario un mayor ajuste para frenar la inflación, que ya se mueve en el 2,5% y sigue subiendo. El movimiento es el esperado, pero no tanto que Mark Carney y el resto de miembros de la institución británica hayan cerrado filas y votado por 9-0 a favor la decisión. 

Se trata de la segunda subida de tipos desde noviembre y se produce en un momento crítico para el país, divido en torno al Brexit de la Unión Europea. Su desconexión monetaria, sin embargo, ya se está produciendo. El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el precio del dinero en la zona cero y no lo subirá hasta, al menos, el verano de 2019.

Caídas de precios de la vivienda, alza de tipos

 

El alza en los tipos de interés de referencia en el área libra tendrá repercusiones en el resto de la economía. El mercado inmobiliario británico atraviesa un periodo de estancamiento e incluso registra caídas de precios desde que comenzó el Brexit. Por primera vez en más de una década, el sector asoma síntomas de cambio de ciclo.

El endurecimiento de los costes de financiación enfriarán todavía más los ánimos compradores en el país. Algunos analistas ya hablan de pinchazo, sobre todo en capitales como Londres, con los precios de la vivienda cayendo en torno al 1,4% interanual, según los últimos datos del portal de clasificados Rightmove. 

"Cuando faltan menos de 8 meses para que las negociaciones cruciales del Brexit se conviertan en el centro de atención, la decisión de hoy parece la última oportunidad del BOE para elevar las tasas de interés (...). La reacción del mercado después de la conferencia de prensa sugiere que los inversores tienen razones para ser escépticos sobre la capacidad del BOE para elevar aún más las tasas", señala Aneeka Gupta, analista de Wisdom Tree.

 

¿Vas a amortizar parte de tu hipoteca? Calcula qué es mejor, reducir cuota o plazo.:


Los fuertes lazos económicos con España

El movimiento en los mercados británicos se ha convertido en un foco de atención e incertidumbre en los dos últimos años para España debido al proceso del Brexit. Un tercio de la capitalización del Ibex 35, el índice que agrupa a las principales empresas del país, se encuentra expuesta a la economía británica y lo que allí suceda. De hecho, la votación del brexit provocó la mayor caída de la Bolsa española en toda su historia.

Entre las empresas para las que la libra tiene mayor repercusión se encuentra IAG, el holding propietario de Iberia y British Airways, que obtiene un 34% de sus ingresos en divisa británica. En total, los ingresos bajo el área de influencia de la libra se elevan a más de 30.000 millones entre las principales empresas de la bolsa española.

El porcentaje de ingresos en libras bajara al 29% en Ferrovial, gestor del aeropuerto de Heathrow en Londres; al 28% en Sabadell, 22% en Iberdrola, 13% en Telefónica o 10% en Santander, que opera en Reino Unido una de las principales franquicias bancarias en país.

¿Quieres conocer todos los detalles de tu fondo de inversión?: