Los meses de julio y agosto han sido, en conjunto, positivos para la inversión bursátil en la zona euro. El Euro Stoxx 50, índice de referencia de Abante European Quality, se ha revalorizado un 4,6% desde cierre de junio hasta cierre de agosto. Con ello se ha reducido de forma notable el diferencial de rentabilidad, medida en euros, con la bolsa americana, que se ha mantenido plana (aumento del 1,6% en puntos de índice, compensado por una caída idéntica en el tipo de cambio del dólar frente al euro).
 
 
La revalorización del fondo durante el mismo período, un 9,2% ha duplicado la del Euro Stoxx 50. A ello ha contribuido de forma decisiva el buen comportamiento del sector bancario, el de mayor peso en nuestra cartera, cuyo índice más representativo (Euro Stoxx Banks) se ha revalorizado un 14,8% en los dos últimos meses.  Desde su nacimiento hasta cierre de agosto, la rentabilidad acumulada del fondo supera en un 2,3% a la del índice de referencia.
 
 
Durante estos dos meses hemos conocido los resultados del primer semestre que, en el caso de las compañías que tenemos en cartera,  no han revelado ninguna sorpresa. En general se registran leves crecimientos, de un dígito bajo, en las principales magnitudes.