Los españoles estamos preocupados por nuestra jubilación, pero no hacemos lo suficiente para disipar esa preocupación. Y no solo eso, sino que, además, cuando pensamos en la jubilación y en prepararnos para esa etapa, tanto desde el punto de vista de los activos tangibles como los intangibles, no calculamos que vayamos a tener vidas de 100 años, pese a que cada vez más expertos señalan que cada vez habrá más centenarios.

Respecto a la esperanza de vida, según la encuesta sobre “Jubilación y longevidad” elaborada por Abante, seguimos estimando, mayoritariamente, que viviremos hasta los 80 o 90 años, independientemente de la generación a la que pertenezcamos. Y, a la pregunta de si le gustaría vivir hasta los 100 años, el 40% de los ahorradores españoles señala que no, porque creen que su salud estará deteriorada y eso les provocará dependencia de otras personas. Otros dos motivos que llevan a contestar de forma negativa a esta posibilidad son: “no quiero depender de nadie económicamente” y “me preocupa la soledad”.

Empezar a preparar la jubilación entre los 30 y los 39 años

En lo que se refiere a si nos ocupamos de la jubilación, al 67% de los encuestados le preocupa no tener dinero suficiente para mantener su nivel de vida durante la jubilación. Y los más preocupados son los más jóvenes: el 70% de las personas entre 30 y 45 años están preocupadas, frente al 56% de quienes tienen entre 56 y 65.

Más de la mitad de los ahorradores cree que no hace lo suficiente para conseguir este objetivo de mantener el nivel de vida durante la jubilación (el 56%) y solo el 45% cree que sus finanzas están preparadas para la jubilación en una vida de 100 años.

Si profundizamos en cómo se preparan financieramente para la jubilación los españoles ahorradores, observamos que la mayoría asegura tener contratados productos financieros (el 95%) y un tercio señala que invierte en inmuebles.

Respecto a los productos financieros que tienen contratados, la mayoría afirma que tiene un plan de pensiones y dos tercios, una cuenta remunerada o depósito, mientras que el 44% asegura que tiene fondos de inversión y el 37% invierte en acciones. Entre el 67% de personas que dice que sí toma medidas económicas para su jubilación, la mitad afirma que cuenta con asesoramiento financiero, sobre todo en el grupo de más de 55 años.

La encuesta “Jubilación y longevidad”

En Abante pensamos, desde nuestros orígenes, que, para poder ayudar mejor a los inversores, es fundamental conocer sus objetivos personales y su biografía. Creemos que una parte importante de nuestro valor añadido es ayudar a los inversores a entender este nuevo contexto y ayudarles a convertir esa sensación de problema que provoca la longevidad en el nuevo escenario global en una oportunidad.

Para ayudar a los inversores en este nuevo contexto, consideramos importante conocer el punto de partida, qué inquietudes tienen los inversores y cómo afrontan la planificación de la jubilación en la era de la longevidad. Por eso, hemos realizado una amplia encuesta representativa entre los españoles que ahorran para conocer cómo afrontan esta etapa.

Se han realizado más de 800 entrevistas en todo el ámbito nacional, a personas de entre 30 y 65 años (etapa laboral) y con capacidad de ahorro.