Podéis acceder al informe semanal completo en Slideshare

Comenzamos con la  vista puesta en la FED, en una semana menor desde los datos, con el discurso de Yellen como la cita más relevante. La Presidenta de la Reserva Federal habló tras el atípico dato de empleo, al que calificó de “decepcionante y preocupante”, reconociendo que ha abierto nuevas preguntas sobre las perspectivas macro para ver si se trata o no de una señal de ralentización permanente de la economía, aunque reconocía que los salarios parecen estar finalmente repuntando. Yellen se mostró sin prisas en materia de subidas de tipos, evitando concretar: “Sólo en escasas ocasiones puede la FED dar señales concretas sobre los tipos”; “no hay planes prefijados sobre los tipos”. Tono cauto, pero no pesimista, valorando los “puntos positivos” por encima de los negativos.

¿Nuevas evidencias macro en la semana? Esperado empeoramiento del índice de condiciones laborales en EE UU, recogiendo los datos de empleo del viernes anterior. Crédito al consumo en EE UU que sigue con la tendencia al alza aunque las cifras quedaran por debajo de lo estimado: consumo claramente sostén del crecimiento americano. La FED que se reúne el 15 de junio, ¿qué podemos esperar? Es una reunión a la que el mercado llega “con pocas esperanzas”: las probabilidades de subida de tipos puestas en precio para las próximas reuniones son, a fecha de hoy, menores (18% para la cita del 27 de julio) o inexistentes (0% para la más inmediata del 15 de junio). Según el mensaje, más o menos optimista/cauto, la reunión de julio podría recuperar posibilidades a la hora de pensar en subidas de tipos. Reunión de junio en la que habrá también revisión de las previsiones, con probable rebaja de las estimaciones de PIB para 2016. Pensando en las próximas reuniones de la FED, vemos valor en posiciones largas en dólar, que además, ante el riesgo no totalmente descartable de que finalmente triunfaran los defensores del Brexit, creemos que es de los activos que ofrece la mejor protección ante dicho escenario de eventual salida de Reino Unido de la UE.

A las puertas del Brexit o Bremain

El Brexit es uno de esos eventos exógenos sobre los que poco se puede hacer. No es evidente el resultado final, lo cual complica aún más las cosas. Durante los últimos tres días el mercado parece volver a centrarse en esta cita ya tan cercana y lo ha hecho con retrocesos de la renta variable, pero sobre todo con subidas del bono con Tires casi negativas. Hay que tener en cuenta que posicionarse para este riesgo, tiene un sentido limitado y depende de cada caso, ya que la reacción del mercado si no hay Brexit también puede ser virulenta. Sí es importante saber qué tipo de cartera tenemos y cómo enfrenta este evento.