Llevo un par de días leyendo que el “sell-off” en los bonos se debe a un repentino aumento en la expectativa de inflación, que a su vez se debe a una mejor perspectiva económica.

Seguro que lo dijo un analista. No lo comparto. No puedo. ¿Por qué?

  1. Les dije en una nota previa que los precios se fijan al margen (los fija un comprador o un vendedor marginal). Esto es el resultado de unos bancos centrales intentando “controlar” los precios de los activos (acumulando gran parte del papel), lo que nos dejaba en un mercado con muy poca profundidad.
  2. En segundo lugar, en su esfuerzo por suprimir la volatilidad (y en cierta manera conseguirlo, si no vean el CBOE volatility index), los banqueros centrales han provocado que los modelos VaR de las entidades financieras hayan aumentado los niveles de apalancamiento de sus clientes (y los propios del banco) hasta niveles “razonables”. El problema es que en ausencia de profundidad, el nivel real de volatilidad nada tiene que ver con la asumida por el modelo, y entonces… plafff. Vienen los controles de riesgos y las ventas (matemática elemental).

Por lo tanto, estos movimientos de ventas en la deuda nada tienen que ver con una mejora en la expectativa económicani en la proyección de inflaciónsi no mas bien con ajustes automáticos de control de riesgo (motivados tras un fuerte movimiento de mercado por falta de profundidad).

Vale, vale. ¿ Y ahora qué?  Pues lo de siempre. Si Draghi estabiliza un poco la volatilidad, se acaba el episodio de ventas de deuda y los bancos, fondos, clientes, etc… empezarán a comprar otra vez.

Ya pero, ¿podrían caer mas los bonos? Si Draghi no hace nada, mucho mas.

Tengan en cuenta que debido a la influencia de Draghi, el flujo hacia Bunds y BTPs fue tal que en 6 meses la TIR de estos bonos a 30 años presentó una variación de 6 sigmas (positivas) respecto al promedio histórico. Sí. La TIR podría aumentar mucho más (caer el precio).

¿Entonces, que creo que ocurrirá? Pues miren, no lo sé pero tal y como les escribí en el “Flash Note: Al Margen”, apuesto por lo primero. Estabilización.

Álex Fusté

Economista jefe de Andbank

Publicado en Observatorio del Inversor

Álex Fusté Andbank