Un pull back es un movimiento de recuperación que el precio de un activo hace tras perder una zona de soporte en su caída. Es decir, se trata de movimientos de vuelta a ese soporte perdido.

En subida, en el caso de la ruptura de una resistencia, la cotización, tras la subida inicial, comienza a corregir hasta llegar a esa zona de resistencia antes rota. ¿Es esto un pullback? Siendo excesivamente puristas lo definiríamos con otro nombre: throwback.

En definitiva, es un mismo proceso, en un caso en movimientos de subida y, en el otro, de bajada: tras el escape inicial, la cotización vuelve a la zona de relevancia anterior, bien sea soporte o resistencia.

¿Cómo saber si estamos ante un pull back?

Tras la rotura del soporte, la cotización cae hasta un punto desde el cual inicia un ascenso/rebote, que deberá llegar hasta ese soporte perdido. Sabremos q es un pull back  cuando no consigue volver a estar por encima de ese soporte y comienza nuevamente su descenso rompiendo incluso los mínimos anteriores desde los que rebotó.  Por tanto, el pull back es únicamente un giro hacia las cotas perdidas con anterioridad, un momento de descanso para continuar con la tendencia.

Pero no sólo tenemos que mirar el precio, como un segundo punto a la hora de estudiar si nos encontramos ante este movimiento tenemos que analizar el  volumen concordarte: éste ha de ser un poco menor en el retroceso que en la ruptura que se ha realizado previamente.

¿Cómo operar?

Se trata, por tanto, de oportunidades de compra o de venta de valores. Así, s i estamos ante un escape alcista, el throwback se traduce en el momento idóneo de compra, mientras que si estamos en una figura bajista, el pull back es el momento ideal para la venta, saliendo de los títulos antes de que la cotización profundice su caída.

Ventajas

Dentro del punto de vista de la operativa, nos da la opción de entrar en un movimiento que ya se había iniciado y del que nos habíamos quedado fuera.