Actualmente los mercados emergentes se encuentran en un momento de rápido desarrollo y con un alto crecimiento en su economía. Los datos macroeconómicos indican que es mayor el crecimiento en los países emergentes que en los desarrollados, un 4.2% frente al 1.5%.

Los países emergentes son hoy en día menos vulnerables frente a las economías exteriores, el riesgo político es más contenido y las rentabilidades esperadas son superiores tanto a medio como largo plazo.

Además de tasas de crecimiento más altas que en los mercados maduros la exposición a estos mercados históricamente funcionan bien como herramienta para diversificar el riesgo por su baja correlación con los mercados desarrollados. 

Invertir de forma diversificada y con control es la mejor manera para invertir en estos mercados. ¿Quieres saber más acerca de los mercados emergentes y por qué son rentables en el largo plazo? Sigue leyendo aquí.