¿QUÉ PASÓ A FINALES DEL AÑO PASADO?

Abundan las teorías que tratan de arrojar luz sobre qué provocó la enorme debilidad en los mercados de activos en el último trimestre de 2018. Aunque se sufrieron pérdidas similares o, en algunos casos, más acusadas que durante la crisis financiera mundial de hace una década, el entorno macroeconómico, político y de beneficios era, y sigue siendo, notablemente diferente. Por ejemplo, el crecimiento económico y los datos de beneficios, tanto reales como previstos, del año pasado se revelaron satisfactorios, al situarse en sus respectivas tasas tendenciales o por encima de estas. En nuestra opinión, el principal culpable de la tórrida trayectoria de las rentabilidades del mercado fue la continua perturbación del tipo de descuento mundial, que comenzó en octubre con el aumento de los rendimientos nominales, a lo que siguió una subida de los rendimientos reales y, por último,
una repentina ampliación de los diferenciales crediticios. Los mercados de renta fija y renta variable se «sincronizaron» asombrosamente en el deterioro; hacia finales del año, todos los mercados de activos parecían descontar una probabilidad de recesión económica de alrededor del 60%. Nosotros no anticipábamos tal desenlace y, en consecuencia, a finales de 2018 y principios de 2019, aprovechamos la ocasión para reforzar las exposiciones a nuestros activos preferidos a un precio (mucho) más asequible.

 

¿EN QUÉ SITUACIÓN NOS DEJA ESTO DE CARA A 2019?

El brusco endurecimiento de las condiciones financieras mundiales derivado de este comportamiento del mercado tuvo otra consecuencia importante: proporcionó a la Reserva Federal la oportunidad de hacer una pausa. Dado que las condiciones financieras representan el mecanismo principal a través del cual la Fed ejerce su influencia en la economía real, este endurecimiento le permitió dar marcha atrás, de manera provisional. Y, justo cuando la Fed hizo un alto en el camino, los datos económicos y las cifras de beneficios comenzaron a deteriorarse. Esto genera un panorama interesante para 2019. La pausa de la Fed se tradujo en un fuerte repunte balsámico de los activos de riesgo en los primeros meses del año, lo que contrarrestó las pérdidas/primas del cuatro trimestre del año anterior y desmanteló un poco más de la mitad del endurecimiento de las condiciones financieras registrado durante ese periodo. Las políticas de estímulos en otros países, como China, también se revelaron favorables. Ahora bien, si las
condiciones se relajaran de manera más sustancial en Estados Unidos (una economía en situación de pleno empleo o superior a ésta), no nos sorprendería que la Fed reanudara la marcha. Nuestras previsiones económicas y de beneficios para los próximos 12-24 meses sugieren un bache
pasajero, en lugar de una considerable desaceleración; pese a los riesgos geopolíticos, anticipamos que la mayor parte de las regiones volverán a registrar un crecimiento tendencial, o ligeramente por encima de este, lo que respaldará un saludable crecimiento de los beneficios del 5%. La renta
variable y, cada vez más, el crédito corporativo parecen estar bien posicionados para beneficiarse de este entorno, y adoptamos exposición a ambas clases de activos en nuestro fondo internacional multiactivos centrado en la generación de ingresos. En cambio, la renta fija de larga duración de los
países centrales parece especialmente vulnerable, por lo que gestionamos el fondo con una reducida duración global de 1,6 años con el fin de reflejar esta opinión.

 

¿QUÉ CAMBIOS HEMOS INTRODUCIDO EN LOS ÚLTIMOS MESES?

La estrategia «Global Multi Asset Income» trata de generar unos atractivos niveles de ingresos, con control de la volatilidad, a través de la inversión en renta variable y renta fija, así como la venta de opciones de compra cubiertas. Con este objetivo en mente, y con todo lo anterior como telón de
fondo, hemos introducido tres cambios principales en los últimos meses. Primero, hemos aprovechado la ocasión para ser más activos en nuestra gestión de las opciones de compra cubiertas. Como vendedor de opciones de compra, el fondo GMAI puede beneficiarse de
periodos de alta volatilidad implícita en el mercado. En efecto, en cada brote de volatilidad registrado en los últimos meses, hemos logrado movernos más fuera del dinero y seguimos cosechando unos ingresos mayores de lo habitual con nuestras ventas de opciones de compra cubiertas. Así pues,
el componente de opciones de compra cubiertas de la estrategia aportó protección cuando los mercados se revelaron débiles y volátiles, lo que contribuyó enormemente a conseguir más ingresos y permitió a nuestros inversores participar en la trayectoria alcista de los mercados. Segundo, hemos incrementado nuestra exposición a la renta variable asiática. Este es un ámbito que comenzó a ofrecer una significativa prima de riesgo el año pasado, al sufrir una «tormenta perfecta» por los temores en torno a la ralentización china, los miedos a una intensificación de la guerra
comercial y un entorno macroeconómico mundial menos halagüeño. Durante el mes de diciembre, reforzamos nuestra posición en renta variable asiática por medio de la estrategia «TLux Asian Equity Income». De manera pormenorizada, el fondo invierte alrededor de un 5,5% en renta variable de los mercados emergentes asiáticos de alto rendimiento. Tercero, y último, como mencionamos con mayor detalle en nuestra edición de Información sobre la asignación de activos de febrero, «Mucho ruido sobre la renta variable y el crédito», hemos mejorado nuestra opinión sobre el crédito hasta situarlo en «preferencia», en el mismo nivel que la renta variable.

 

Información importante: Para uso exclusivo de inversores profesionales; no destinado a inversores privados. Las rentabilidades pasadas no son indicativas de los resultados futuros. El valor de las inversiones y de los ingresos no está garantizado y puede tanto aumentar como disminuir; dicho valor puede verse afectado por las fluctuaciones de los tipos de cambio. Esto significa que un inversor podría no recuperar el importe invertido. El presente documento tiene carácter meramente informativo y no debe considerarse como una oferta o una invitación para realizar una oferta de compra o venta de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. El presente documento tiene carácter meramente informativo y no debe considerarse como una oferta o una invitación para realizar una oferta de compra o venta de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. El análisis incluido en este documento ha sido elaborado por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión de inversiones, puede haber servido de base para la toma de decisiones antes de su publicación y su disponibilidad tiene carácter accesorio. Todas las opiniones formuladas en el presente documento son válidas en la fecha de publicación, pueden sufrir cambios sin previo aviso y no deben ser consideradas como asesoramiento de inversión. La información obtenida de fuentes externas se estima fidedigna, si bien su precisión o integridad no pueden garantizarse. La referencia a acciones o bonos específicos no debe interpretarse como recomendación de negociación. Columbia Threadneedle Investments no presta asesoramiento de inversión de ningún tipo. Si tiene alguna duda acerca de la idoneidad de cualquier inversión, consulte a su asesor financiero. Este material incluye declaraciones sobre perspectivas futuras, incluidas previsiones de las condiciones financieras y económicas futuras. Ni Columbia Threadneedle Investments ni sus consejeros, directivos o empleados ofrecen garantía alguna de que dichas declaraciones sobre perspectivas futuras vayan a resultar acertadas. Publicado por Threadneedle Asset Management Limited («TAML»). Registrada en Inglaterra y Gales con el número 573204, Cannon Place, 78 Cannon Street, Londres EC4N 6AG, Reino Unido. Autorizada y regulada en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA).
Para distribuidores: Este documento ha sido concebido para ofrecer a los distribuidores información sobre los productos y servicios del Grupo y no está destinado a su posterior divulgación. Para clientes institucionales: La información contenida en este documento no constituye asesoramiento financiero alguno, y está dirigida exclusivamente a personas con el conocimiento adecuado en materia de inversión, que satisfagan los criterios normativos para ser considerados Clientes Profesionales o Contrapartes de Comercialización; ninguna otra persona deberá actuar sobre la base de esta información. Columbia Threadneedle Investments es el nombre comercial en todo el mundo del grupo de sociedades Columbia y Threadneedle.
columbiathreadneedle.com