En 2015, las Naciones Unidas adoptaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible como guía para crear un futuro más sostenible para todos, y el quinto de esos objetivos es la igualdad de género. Conscientes de que la igualdad de género constituye un derecho humano fundamental y uno de los cimientos necesarios para la paz, la prosperidad y la sostenibilidad, un gran número de actores de la esfera pública y privada están adoptando medidas para reducir la brecha de género. Esta iniciativa ha cobrado un impulso considerable dado que, además de ser una causa social noble, reviste un claro interés económico. Garantizar que haya más presencia femenina en la población activa y en puestos directivos es, sencillamente, un buen negocio.
En consonancia con el objetivo de igualdad de género, Nordea Asset Management lanzó su estrategia mundial de diversidad de género (Global Gender Diversity strategy) a principios de este año. La solución invierte en empresas con una representación de género diversa, además de incorporar otros criterios ASG, como la exclusión de empresas que incumplen la legislación internacional y las normativas sobre la protección medioambiental, los derechos humanos y los estándares laborales. 

Creemos que la diversidad de género impulsa la rentabilidad de las empresas, por lo que las que aboguen por esta práctica deberían verse beneficiadas. Si bien se trata de una cuestión social, también está correlacionada con el éxito empresarial. Por ejemplo, en los países desarrollados con una población envejecida, como Japón, los estudios demuestran que una mayor diversidad de género en la población activa impulsa el PIB. A nivel corporativo, el capital humano es un factor del que una empresa puede sacar verdadero partido, y resulta muy difícil de copiar por la competencia. Existe una gran demanda por los mejores talentos, por lo que, si una empresa logra generar igualdad de oportunidades para todos, tendrá una mayor reserva de talento entre la que elegir. Esto brinda a la empresa una ventaja frente a sus competidores, que no tendrán el mismo potencial de crecimiento. Además, la empresa estará mejor preparada para mantener y facilitar el desarrollo de sus mejores profesionales si adopta un enfoque objetivo en lo referente a la progresión de los empleados. Del mismo modo, cuando una empresa realiza contrataciones externas, el conjunto de candidatos con talento es sencillamente mayor si incluye a todos los candidatos disponibles. Hay varios estudios que demuestran que la diversidad de género es beneficiosa para los resultados empresariales. Esto se debe, entre otros factores, a la ampliación de la reserva de talento. 

Con respecto a determinadas empresas, como L'Oréal, Mariott Group y Visa (en las que la estrategia Global Gender Diversity de Nordea está posicionada), una plantilla diversa más alineada con los rasgos demográficos de los clientes puede contribuir a que la firma conecte mejor con estos últimos. Naturalmente, esto impulsaría los resultados. Para las empresas y los inversores, tiene sentido desde el punto de vista económico beneficiarse de la reserva de talento más amplia, sobre todo cuando surgen dificultades demográficas.
Consideramos que una empresa muestra diversidad de género si las mujeres representan, como mínimo, un tercio de los puestos de alta dirección. Además, si una empresa muestra una tendencia positiva a la hora de aumentar y promover la diversidad, también puede ser incluida en nuestro universo de inversión. No tenemos en cuenta a las empresas «exclusivamente femeninas», puesto que valoramos la diversidad. También incorporamos criterios ASG a nuestro análisis fundamental. El objetivo es evitar empresas que probablemente se enfrenten a los obstáculos que trae consigo la rápida evolución de las tendencias normativas, medioambientales, demográficas o tecnológicas. Las empresas a las que nuestro modelo interno exclusivo atribuye una calificación C quedan excluidas.

En primer lugar, analizamos el universo de inversión aplicando nuestro filtro de liquidez y los parámetros de diversidad de género en Bloomberg. A continuación, realizamos evaluaciones tanto cuantitativas (valoración, crecimiento, calidad y beneficios, entre otras) como cualitativas. Nuestra cartera final está formada por unas 80 a 100 empresas. Ante todo, buscamos generar valor para nuestros clientes. Esta estrategia no solo les ofrece la posibilidad de percibir rentabilidades atractivas, sino que les permite influir realmente en la sociedad mediante la consecución de los objetivos de sostenibilidad en materia de diversidad de género. Las inversiones sostenibles desempeñarán un papel destacado en adelante. Las empresas dispuestas y capaces de asignar recursos adicionales para garantizar la diversidad sacarán partido de esas acciones en el futuro. 

 

Julie Bech, cogestora de la estrategia Global Gender Diversity de Nordea

 

Nordea Asset Management es el nombre funcional del negocio de gestión de activos que llevan a cabo las entidades jurídicas, Nordea Investment Funds S.A. y Nordea Investment Management AB ("Entidades Legales") y sus sucursales, filiales y oficina de representación. El presente documento está destinado a proporcionar información sobre las capacidades específicas de Nordea. El presente documento (cualquier opinión u opiniones expresadas) no representa asesoramiento de inversión, y no constituye una recomendación para invertir en cualquier producto financiero, estructura o instrumento de inversión ni para formalizar o liquidar cualquier transacción ni participar en alguna estrategia de negociación en particular. Este documento no es una oferta de compra o venta, ni una solicitud de una oferta para comprar o vender ningún valor o instrumento o participar en cualquier estrategia comercial. Dicha oferta solo podrá efectuarse mediante un memorándum de oferta o cualquier otro acuerdo contractual similar. Por consiguiente, la información contenida en el presente documento será sustituida en su integridad por dicho memorándum de oferta o acuerdo contractual en su forma definitiva. Así pues, toda decisión de inversión deberá fundamentarse en exclusiva en los documentos jurídicos definitivos, entre otros, y si procediese, el memorándum de oferta, el acuerdo contractual, cualesquiera folletos pertinentes y el último Documento de Datos Fundamentales para el inversor (cuando sea aplicable) relativo a la inversión. La adecuación de una inversión o estrategia dependerá de la situación y los objetivos completos de un inversor. Nordea Investment Management recomienda a los inversores que evalúen de manera independiente las inversiones y estrategias particulares, animándoles también a la búsqueda de asesoramiento de asesores financieros independientes cuando el inversor lo considere relevante. Cualquier producto, valores, instrumentos o estrategias discutidos en este documento pueden no ser adecuados para todos los inversores. Este documento contiene información procedente de diversas fuentes. Si bien la información incluida en el presente documento se considera correcta, no se puede realizar manifestación ni ofrecer garantía alguna sobre la exactitud o integridad de dicha información, y los inversores deberán recurrir a otras fuentes para tomar una decisión de inversión bien fundada. Los futuros inversores y contrapartes deberán analizar con sus asesores profesionales fiscales, jurídicos, contables o de cualquier otro tipo los posibles efectos de cualquier inversión que pudiesen realizar, por ejemplo, los posibles riesgos y beneficios de dicha inversión. Asimismo, los futuros inversores o contrapartes deberán entender plenamente la potencial inversión, así como cerciorarse de que han realizado una evaluación independiente sobre la conveniencia de dicha inversión potencial basada únicamente en sus propios propósitos y metas. Las operaciones relacionadas con instrumentos derivados y divisas pueden estar sujetas a importantes fluctuaciones que podrían repercutir en el valor de la inversión. Las inversiones en mercados emergentes conllevan mayor riesgo. El valor de la inversión puede fluctuar significativamente y no está garantizada. Las inversiones en instrumentos de capital y de deuda emitidos por bancos corren el riesgo de estar sujetas al mecanismo de bail-in, como previsto por la Directiva Europea 2014/59/UE (lo que significa que los instrumentos de capital y de deuda podrían ser amortizados, asegurando pérdidas apropiadas por los acreedores no-garantizados de la entidad).  Asset Management ha decidido asumir los costes de análisis externo, lo que implica que dichos costes pasarán a estar cubiertos por las comisiones ya existentes (Comisiones de Gestión y/o Administración). Documento publicado y creado por las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management. Las Entidades Legales están debidamente licenciadas y supervisadas por la Autoridad de Supervisión Financiera en Suecia, Finlandia y Luxemburgo respectivamente. Las sucursales, filiales y oficina de representaciónde las Entidades Legales están debidamente licenciadas y reguladas por la autoridad de supervisión financiera local de su respectivo país de domiciliación. Fuente (salvo indicación diversa): Nordea Investment Funds, S.A. A menos que se indique lo contrario, todas las opiniones expresadas son aquellas de las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management y cualquiera de las sucursales, filiales y empresas afiliadas de las Entidades Legales. Este documento no podrá copiarse ni distribuirse sin consentimiento previo. Las referencias a compañías u otras inversiones mencionadas en este documento no deberían interpretarse como recomendación de compra o venta dirigida al inversor, si bien se incluye con fines ilustrativos. El nivel de beneficios y cargas fiscales depende de las circunstancias de cada individuo y puede cambiar en el futuro.