Rentabilidades por dividendo más elevadas, menores fluctuaciones de los precios, flujos de caja más estables y una gran resiliencia ante las fluctuaciones cíclicas: los títulos de infraestructuras cotizados tienen mucho que ofrecer en comparación con un gran número de valores tradicionales

Empresas de infraestructuras cotizadas: una clase de activos defensiva

En un entorno en el que la renta variable se orienta al alza pero los beneficios empresariales probablemente serán débiles, las esperanzas sobre el largo plazo impulsan los mercados y aumentan su resiliencia ante los acontecimientos económicos y políticos adversos, con excepción de los sectores cíclicos. Asimismo, hacen que las valoraciones estén más injustificadas que nunca, tal y como evidencia el Nasdaq. Y, como dice el viejo refrán, «en tiempos de paz, prepárate para la guerra». Para nosotros, esto conlleva contar con una cartera diversificada y resiliente. Los títulos de infraestructuras cotizados a escala mundial ofrecen tanto rentabilidades positivas en contextos halagüeños como un perfil de riesgo/remuneración superior cuando se producen correcciones. 

Durante los últimos 45 años, estos valores normalmente han generado sólidas rentabilidades relativas y absolutas en periodos de final de ciclo, batiendo a la renta variable mundial en un 5% anual de media. En términos más amplios, los títulos de infraestructuras han brindado rentabilidades similares a las de la renta variable durante ciclos de mercado completos, pero generalmente con una menor volatilidad y con una elevada capacidad de mitigación de las caídas. 

Estos rasgos distintivos se derivan claramente de las características de esta clase de activos defensiva, entre otros factores:

Elevadas barreras de entrada: por lo general, los activos de infraestructuras son de naturaleza monopolística, lo que permite que la compañía opere en una coyuntura de mercado duradera. 

Demanda constante: esta clase de activos muestra unos atractivos flujos de caja resistentes y no cíclicos y se beneficia de tendencias a largo plazo que impulsan un incremento de la inversión en infraestructuras a escala mundial.

Flujos de ingresos definidos y previsibles: los flujos de caja se ven respaldados por un crecimiento de los ingresos de larga duración, derivado de los contratos y vinculado a la inflación que puede ofrecer una cobertura frente al incremento de la inflación y de los tipos de interés. 

Debido a estas características, el crecimiento de los beneficios y los dividendos de las empresas de infraestructuras suele ser estable y predecible, lo que conlleva que resulten especialmente interesantes en periodos de incertidumbre en los mercados.

¿Por qué invertir ahora en compañías de infraestructuras cotizadas?

Todo esto tiene sentido, pero la necesidad de los inversores de asignar una parte de su cartera de renta variable a los valores cotizados de infraestructuras no solo se ve apuntalada por los datos históricos. Además de ofrecer protección ante caídas, esta clase de activos también tiene la capacidad de brindar rentabilidades similares a las de la renta variable a largo plazo. Además, existen varias razones por las que empresas globales de infraestructuras cotizadas podrían superar a la renta variable mundial durante los meses y años venideros:

  • La rentabilidad total anualizada esperada del segmento de empresas de infraestructuras cotizadas a escala mundial se sitúa entre el 9% y el 15% y se ve apuntalada por numerosos catalizadores a largo plazo, como el envejecimiento de las infraestructuras, el aumento de la inversión en autopistas de peaje y aeropuertos, el crecimiento de los datos y el desarrollo de la energía renovable.
     
  • Además, las compañías globales de infraestructuras cotizadas resultan clave para llevar a buen término el noveno Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: «Industria, innovación e infraestructura», que busca construir infraestructuras resilientes para 2030. Para cumplir esta meta, la OCDE estima que se deberían invertir 6,3 billones de dólares estadounidenses en infraestructuras a escala mundial cada año hasta 2030.

Por último, las empresas de infraestructuras cotizadas a escala mundial han constituido históricamente un elemento efectivo de diversificación en la cartera, como ejemplifica su correlación relativamente reducida con la renta variable mundial, de 0,69. En nuestra opinión, la capacidad de diversificación de los títulos de infraestructuras podría revestir una especial importancia ahora que nos adentramos en lo que podría constituir un periodo de rentabilidades potencialmente inferiores en los mercados.

La importancia de la gestión activa

Si bien los catalizadores estructurales de esta clase de activos despiertan cada vez más el interés de los inversores, la importancia de la gestión activa en este segmento no debe subestimarse, puesto que la disparidad en términos de rentabilidades entre los subsectores de las compañías de infraestructuras cotizadas (comunicaciones, distribución/canalización, suministros públicos y transporte) puede resultar considerable. Ello responde a los diferentes niveles de sensibilidad a los factores macroeconómicos que presentan los diferentes componentes de esta clase de activos. 

Por ejemplo, en 2018, el subsector de suministro de gas arrojó una rentabilidad positiva de casi un 10% en dólares estadounidenses, mientras que el de puertos marítimos (pertenecientes al sector de transporte) cayó un 17%. Durante la crisis financiera, la brecha de rentabilidades entre los subsectores que mejor y peor evolución registraban superaba el 50%. Ante la necesidad de contar con profesionales de la gestión activa, Nordea recurrió a CBRE Clarion Securities, que cuenta con una dilatada experiencia en esta clase de activos, para gestionar de la estrategia Global Listed Infrastructure de Nordea, lanzado en fechas recientes.

¿Te interesa una clase de activos que combina una naturaleza defensiva con unas rentabilidades previstas atractivas, ventajas de diversificación e inversión sostenible? Estamos encantados de contar con la oportunidad de brindarte más información sobre estas opciones únicas para el final del ciclo de cara a estabilizar tu cartera