12 de junio de 2019.

Estimados inversores,

En mayo, las bolsas han cedido todo lo ganado en el mes anterior. El Euro Stoxx 50 ha retrocedido un 6,6%, limitando la rentabilidad positiva desde inicio de año hasta el 9% El valor liquidativo de Abante European Quality ha disminuido en un 9,1%, en marzo. La rentabilidad del fondo acumulada en lo que llevamos de año, alcanza el 13,3%, superando en cuatro puntos porcentuales a la del Euro Stoxx 50.

Desde su nacimiento, en mayo de 2013, nuestro fondo acumula una rentabilidad positiva del 31%, frente a una revalorización del 16% del Euro Stoxx 50 en el mismo período.

La gran incertidumbre del mercado, la que proviene de la posibilidad de que el proceso de negociación entre China y Estados Unidos sobre comercio mundial no llegue a buen puerto y entremos en una espiral desenfrenada de aranceles y vetos, sigue ahí. Estamos convencidos de que la lógica económica terminará por imponerse y Estados Unidos es, tanto como lo es China, un claro beneficiario del proceso de globalización económica, por lo que no tendría sentido que terminara obstruyendo el potencial de crecimiento de sus grandes compañías globales.

De momento, y a juzgar por los resultados publicados por las grandes multinacionales globales europeas de consumo e industria, no parece que el crecimiento chino se haya detenido. En media, las compañías del Euro Stoxx 50 que publican de forma desglosada, la evolución de sus ventas en China, han declarado crecimientos del orden del 10% en el primer trimestre de 2019 (en un rango que va desde el 2% publicado por Daimler o el 6% de Unilever hasta el 16% de Adidas o el 23% de L’Oréal).

La fuerte caída de las cotizaciones bancarias (de un 13% en el mes de mayo), ante la expectativa, confirmada en la reunión de inicios de junio, de que no haya subida de tipos, como mínimo, hasta dentro de un año, ha anulado todas las ganancias acumuladas en el sector desde cierre del año anterior. El índice Euro Stoxx Banks vuelve a cotizar por debajo de 90 puntos, prácticamente en mínimos históricos. Tomando como base el beneficio, el dividendo y los recursos propios de 2018, la banca de la eurozona cotiza, en media, a un PER de 6,5 veces, ofrece una rentabilidad por dividendo del 6,5%, y un precio sobre recursos propios CET1 de 0,65 veces.

Tras estas fuertes caídas hemos vuelto a reforzar nuestra exposición al sector en la cartera del fondo, mediante la compra de futuros de Eurostoxx Banks. Iniciamos así, el mes de junio, con una cartera bancaria que representa el 40% del patrimonio del fondo (30% en contado, con 8 posiciones equiponderadas y 10% en futuros sectoriales). La normalización de tipos puede tardar más de lo previsto, y es difícil prever también, con precisión temporal, cuándo se producirá la normalización de múltiplos, excesivamente penalizados desde el aumento de la percepción de riesgo sobre la estabilidad del euro derivados de las dudas sobre el gobierno italiano y la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En todo caso, el potencial de revalorización es tan elevado (aplicando múltiplos de 10 veces beneficio sobre el resultado que obtendrían los bancos con un repunte de un 1% en la curva de tipos, el precio de la banca debería multiplicarse por dos…), que merece la pena esperar. Mantenemos el resto de la cartera sin variaciones con respecto al mes anterior.

Muchas gracias por su confianza,

Josep Prats