Fondo de inversión garantizado o seguro de ahorro: ¿Cómo y cuál elegir?

Fondo de inversión garantizado o seguro de ahorro: ¿Cómo y cuál elegir?

0
Me gusta
4
Comentar
Guardar

fondo garantizado_seguros-ahorro_finectCuando se trata de ahorro conservador existen varias opciones más allá de los tradicionales depósitos. Los fondos de inversión garantizados y los seguros de ahorro son dos de ellas.

Se trata de dos productos totalmente diferentes, pero que cubren la premisa de devolver el principal de la inversión. Es decir, te aseguran que recuperarás por lo menos lo invertido. Eso sí, normalmete a costa de la rentabilidad que obtendrás.

Esto es lo que debes saber sobre fondos de inversión garantizados y seguros de ahorro antes de elegir uno u otro.

Fondos de inversión garantizados

¿Qué son los fondos de inversión garantizados? Como su propio nombre indica, se trata de fondos de inversión que cuenta con la particularidad de que la inversión está garantizada siempre que se mantenga hasta una fecha concreta. En este sentido, son una alternativa a los depósitos tradicionales.

Y como un depósito al uso, la garantía sólo se mantiene a fecha de vencimiento. Es decir, que si retiras el dinero antes del plazo marcado por el fondo de inversión garantizado no recuperarás todo tu dinero. La cantidad que recuperes dependerá del valor de las participaciones del fondo en ese momento, que pueden estar por encima o por debajo del valor de suscripción (lo que pagaste por ellas al invertir).

Hay más de un tipo de fondo de inversión garantizado en función de lo que garantice y cómo lo haga. Así, se puede diferenciar en tres categorías de garantizados:

  • Fondo garantizado de rendimiento fijo. Es como un depósito, que te asegura recuperar la inversión inicial más una rentabilidad previamente pactada.
  • Fondo garantizado de rendimiento variable. Aquí lo único que está garantizado es el capital invertido a fecha de vencimiento. A esto se suma una rentabilidad adicional no asegurada y que dependerá del comportamiento de los activos de renta variable del fondo.
  • Fondo garantizado con garantía parcial. Esto es lo más parecido a un seguro de ahorro en su vertiente de Plan de Ahorro 5. Este tipo de fondos garantizan normalmente entre el 85% y el 95% del capital aportado. El riesgo que asumes y asume el fondo es mayor que en los otros dos casos, por lo que también suele serlo la rentabilidad que ofrecen.
  • Fondo de inversión de rentas garantizadas. Su funcionamiento es el mismo que el de un fondo de rendimiento fijo, solo va devolviendo el dinero al partícipe en plazos, como si fuese una renta periódica (no confundir con una renta vitalicia).

Por lo demás, un fondo garantizado es como cualquier otro fondo de inversión, con su misma fiscalidad.

Seguros de ahorro

Los seguros de ahorro son la alternativa del sector asegurador para ofrecer productos de inversión y ahorro más allá de los planes de pensiones. Hay más de un tipo de seguro de ahorro, pero todos parten de un mismo elemento: un seguro de vida.

Un seguro de ahorro se estructura en torno a un seguro de vida y a partir de ahí pueden tener diferentes estructuras y cubrir diferentes perfiles de riesgo.

Están, por ejemplo, los PIAS, diseñados para el ahorro sistemático y que en su vertiente más conservadora ofrecen un rendimiento técnico anual (de ahí que existan una comparativa de seguros de ahorro y depósitos). También los Unit Linked son un tipo de seguro de vida-ahorro, aunque su enfoque en este caso es totalmente hacia la inversión.

En cualquier caso, el funcionamiento del seguro de ahorro más básico sería más parecido a un depósito con mayor o menor riesgo y sin que el capital esté normalmente 100% garantizado. Lo que les diferencia del depósito y de los fondos de inversión garantizados, es que siempre permiten aportaciones adicionales o extraordinarias durante toda la vida del producto.

Diferencias entre los fondos garantizados y los seguros de ahorro

Seguros de ahorro y fondos de inversión garantizados son productos diferentes en muchos aspectos. Lo que les une a ambos es su vocación conservadora y eso solo con determinados seguros de vida-ahorro.

Estas son las diferencias entre ambos y las características básicas que debes conocer:

Liquidez

Los dos productos son totalmente líquidos, por lo menos en teoría. Tanto con un seguro de ahorro como con un fondo garantizado podrás recuperar el dinero en cualquier momento. Sin embargo, en ambos casos tendrá un elevado coste si lo haces antes de los plazos que marque el producto.

Con los seguros de ahorro a largo plazo puede haber restricciones y una importante merma en la rentabilidad pactada e incluso penalizaciones. Con los fondos de inversión garantizados te aplicarán la comisión de reembolso máxima y, además, no se aplicará la garantía del producto. La traducción es que podrías incluso perder dinero su recuperas la inversión antes del plazo pactado.

Aportaciones y periodo de inversión

Una de las características de los fondos de inversión garantizados es que el periodo de suscripción suele ser limitado. Normalmente sólo se puede invertir en este tipo de fondos por un tiempo limitado. Pasado el mismo no podrás invertir más.

Con los seguros de ahorro pasa lo contrario. Salvo excepciones, los seguros de ahorro de corte más conservador están pensados para que puedas realizar aportaciones extraordinarias. En el caso de los PIAS estas aportaciones están incluso programadas dentro de la estructura del propio producto.

Rentabilidad: ¿Cuánto puedes ganar con un seguro de ahorro y con un fondo de inversión garantizado?

Como ya habrás adivinado, la rentabilidad del garantizado y del seguro de ahorro dependerá del perfil de riesgo que elijas. A fin de cuentas, no es lo mismo un fondo garantizado de rendimiento fijo que uno variable ni tampoco un PIAS de corte conservador que haga las veces de hucha que uno que invierta en fondos indexados, por ejemplo.

En este enlace puedes ver los mejores fondos garantizados del momento y aquí rebuscar entre los que hay en el mercado

¿Cuáles son los mejores fondos de tu banco?:

¿Y la rentabilidad de los seguros de ahorro? También puedes consultarla en esta selección de los mejores seguros de ahorro

 

Aportación inicial: cuánto necesitas invertir

Los fondos de inversión garantizados cuentan siempre con un capital mínimo de inversión que será más o menos elevado. Teniendo en cuenta cómo funcionan estos productos, lo habitual y recomendable es hacer una buena aportación inicial, sobre todo porque después no podrás invertir más dinero.

Con los seguros de ahorro no ocurre lo mismo. Todos permiten realizar aportaciones extraordinarias y algunos incluso las prevén. Por eso mismo están más diseñados como herramienta de ahorro para quienes pueden ahorrar todos los meses pero no cuentan ahora con un gran capital ahorrado.

Fiscalidad: ¿Cómo tributan los seguros de ahorro y los fondos garantizados?

La tributación de ambos productos es completamente distinta. La fiscalidad de los fondos garantizados es la misma que la de cualquier otro fondo de inversión siempre, incluida la exención por reinversión con la que podrás aprovechar el diferimiento fiscal.

Existe una excepción a esta norma general y es cuando se activa la garantía externa del fondo. Esto ocurre si el fondo no hace bien sus deberes y pierde dinero. En ese caso, lo que recibes como inversor es una parte del fondo y otra parte del banco garante. Esa parte que te abona el banco como diferencia entre la rentabilidad garantizada y lo que ha logrado el fondo tributa como rendimiento de capital mobiliario y no como ganancia o pérdida patrimonio.

Por su parte, los seguros de ahorro tributan dentro de las rentas del ahorro en la parte de rendimientos de capital mobiliario. Además, con un PIAS también podrás traspasar el capital a otro PIAS sin tener que pagar impuestos.

Seguros de ahorro frente a fondos de inversión garantizados: ¿Cuál es mejor para ti?

La respuesta dependerá de tu situación y de tus objetivos de inversión.

Los fondos de inversión garantizados pueden ser interesantes si estás cerca de la jubilación y quieres asegurar ya una parte del patrimonio que has ido construyendo para cuando llegue el momento del retiro. En ese entorno podría tener sentido reducir el riesgo de parte de tu cartera con un producto que te asegure el principal y una pequeña rentabilidad.

En este punto también hay otras alternativas como un fondo de renta fija o un monetario. Un asesor financiero es quien mejor puede orientarte para elegir el producto adecuado. ompleta el siguiente formulario y desde Finect iniciaremos la búsqueda del asesoramiento que mejor se adapte a tus necesidades, incluidos expertos en seguros de ahorro.

 

Por su parte, los seguros de ahorro pueden cumplir esa misma función del fondo garantizado, pero si optas por uno de corte conservador, tiene más sentido usarlo como hucha. Es decir, como el lugar en el que ahorrar para tener un colchón de emergencia que siempre es recomendable antes de empezar a invertir.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User