PIAS vs. Planes de pensiones: ¿Cuál me interesa más?

PIAS vs. Planes de pensiones: ¿Cuál me interesa más?

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

planes_vs_pias_finect¿Pensando en la jubilación? En ese caso, es fácil que ya te hayas topado con el dilema de elegir entre un PIAS y un Plan de Pensiones. Se trata de dos de los productos más comercializados para planificar el retiro, aunque hay otras muchas alternativas.

En este artículo enfrentamos planes de pensiones y PIAS para ver cuál escoger en función de tus objetivos. Y es que, al final, son estas metas las que determinarán cuál de las dos opciones de ahorro e inversión es mejor para ti.

Si te preocupa tu jubilación y quieres comenzar a prepararla, lo mejor es trazar un plan y encontrar un producto que se adapte a tus circunstancias. En Finect hemos desarrollado una sección de productos para invertir de cara a la jubilación donde podrás consultarlos todos y encontrar el mejor se adapte a ti.

¿Estás perdido y no sabes cómo hacerlo? En estos casos, la mejor opción puede ser acudir a un asesor financiero que te ayude con tus finanzas y te oriente sobre la forma que más te conviene para rentabilizar tu plan de pensiones. 

 

PIAS vs. Planes de pensiones: lo básico

Para elegir entre un plan de pensiones o un PIAs lo primero es tener claro en qué consiste cada uno. Es fácil que tengas más o menos claro en qué consiste un plan de pensiones, pero ¿estás tan seguro de que sabes qué es un PIAS? ¿Sabías que en realidad se trata de un seguro de vida-ahorro?

Esto es lo mínimo que debes tener en mente antes decidir si invertir en un PIAS o un plan de pensiones.

  • Qué es un PIAS. Un PIAS o Plan Individual de Ahorro Sistemático es un seguro de vida-ahorro. Están pensados para ahorradores que quieren realizar aportaciones periódicas a su plan de ahorro, que se estructura en torno a un seguro de vida y suele estar parcialmente garantizado. Inicialmente los PIAS surgieron como un producto para el ahorro conservador, pero han evolucionado y ya los hay para todos los perfiles de inversión.
  • Plan de pensiones. Los planes de pensiones han sido la opción tradicional de ahorrar para la jubilación. Un plan de pensiones se encarga de invertir el dinero de los ahorradores en un fondo de pensiones, que moverá ese dinero de acuerdo a los objetivos y estrategia de inversión que tenga tal y como lo haría un fondo de inversión.

De forma resumida, tanto PIAS como planes de pensiones están pensados para el ahorro a largo plazo y especialmente para la jubilación. Tanto es así que el primero cuentan con incentivos fiscales cuanto más tarde se recupere la inversión y el primero sólo se puede rescatar en determinados casos y al jubilarse.

Diferencias entre PIAS y planes de pensiones

Aunque tienen un mismo objetivo, Planes de pensiones y PIAS son distintos. Estas son las características de cada uno y sus diferencias:

Liquidez

Es decir, cuándo podrás recuperar tu dinero. Con los PIAS la liquidez puede ser total dependiendo del producto, aunque hay incentivos fiscales cuanto mayor seas en el momento de rescatar el dinero. Además, es habitual que los PIAS establezcan un periodo de un año desde que contratas hasta que puedes sacar el dinero o penalizaciones cuando existe un plazo de inversión concreto.

¿Y los planes de pensiones? Una de las características de los planes de pensiones es su falta de liquidez. Los planes de pensiones están pensados para la jubilación y sólo se pueden rescatar llegado ese momento o en una serie de supuestos (contingencias) especiales. Aquí puedes ver cuándo rescatar el plan de pensiones antes de tiempo.

Plazo de la inversión

Tanto los PIAS como los planes de pensiones están pensados para la jubilación y el largo plazo. Lo que diferencia al seguro de ahorro del plan de pensiones es que con él sí que puedes fijar un plazo de inversión, mientras que con el plan de pensiones este plazo viene impuesto por las contingencias del rescate.

Es decir, en un PIAS puedes marcar un horizonte concreto de inversión (de hecho, muchos lo hacen). Para poder disfrutar fiscales este horizonte será de un mínimo de 5 años.

Con un plan de pensión no puedes establecer horizontes de inversión. Sólo a partir de 2025 podrás recuperar el dinero del plan de pensiones después de una década de inversión. Aquí te contamos cómo funciona el rescate del plan de pensiones a los 10 años.

Garantía y seguridad

¿Está garantizado el dinero de PIAS o planes de pensiones? Desde un punto de vista de inversión, hay planes de pensiones garantizados y PIAS que garantizan el principal de la inversión junto con un pequeño rendimiento técnico. Eso sí, como con toda inversión, esa garantía será a costa de cualquier atisbo de rentabilidad.

¿Y en caso de quiebra de la aseguradora? Ahí no existe garantía, No, por lo menos no como lo está el dinero de los depósitos. Tanto los PIAS como los planes de pensiones están supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que cuenta con mecanismos para proteger el dinero de los asegurados, pero una garantía como la del Fondo de Garantía de Depósitos.

Rentabilidad

¿Son más rentables los planes de pensiones o los PIAS? Depende principalmente del PIAS y del plan de pensiones que elijas.

Tradicionalmente los PIAS han sido un producto de ahorro conservador que funcionaba como un depósito. El seguro ofrecía cada año un interés técnico garantizado muy bajo y así era como una suerte de hucha con diferimiento fiscal pero poco interés.

Hoy en día la cosa es diferente. En el mercado puedes encontrar PIAS de diferente tipo con rentabilidades para todos los gustos. En este sentido, el tiempo ha equiparado la rentabilidad de PIAS y planes de pensiones.

Transparencia

Los dos productos pueden ser rentables. Lo que diferencia a PIAS de planes de pensiones es el acceso a los datos. Conocer la rentabilidad de un plan de pensiones muy fácil. Basta con entrar en nuestro apartado de planes de pensiones, por ejemplo.

 

¿Y con los PIAS? La información de estos seguros de ahorro es mucho más limitada y hay pocas comparativas sobre los mismos.

En este sentido, podría decirse que los PIAS son productos algo menos transparentes, aunque la realidad es que ninguno de los dos destaca en este apartado. Averiguar todas las comisiones de un PIAS o un plan de pensiones requiere ciertos conocimientos, algo que no ocurre con otros productos como los fondos de inversión.

Fiscalidad

En teoría, la fiscalidad es una de las ventajas de los planes de pensiones y también de los PIAS. En este sentido, los dos se salen de la tributación general de los productos de inversión.

Los planes de pensiones son el único producto que permite desgravar por las aportaciones que realizas. Hasta ahora, el límite estaba fijado en un máximo de 8.000 euros, aunque a partir de 2021 este límite se reduce hasta los 2.000. Después, también tendrás que pagar más impuestos al recuperar tus ahorros, ya que tributan como rendimientos del trabajo y no del ahorro.

Por su parte, los PIAS tributan como rendimiento de capial mobiliario y tienen ventajas fiscales si mantienes la inversión por lo menos 5 años y recuperas el dinero en forma de renta vitalicia. 

En ambos casos, si quieres aprovechar las ventajas fiscales tendrás que hacer bien tus cuentas, lo que supone un problema añadido frente a otras inversiones a largo plazo.

Planificación de la herencia

Esta es una ventaja que comparten PIAS y planes de pensiones. Ambos productos se pueden usar para planificar tu herencia. La razón es que tanto uno como otro permiten designar un beneficiario en caso de fallecimiento y este beneficiario puede ser o no uno de los herederos.

En el caso de los PIAS, cuentan con la ventaja de que como son un seguro de vida, quedan fuera de la masa hereditaria y se pueden cobrar independientemente del resto de la herencia. 

Ventajas y desventajas de los PIAS

Suele decirse que la principal ventaja de los PIAS es su fiscalidad, que ahora veremos con un poco más de detalle. Sin embargo, su gran punto a favor en la comparativa de planes de pensiones y PIAS es su flexibilidad y que pueden funcionar de forma automática.

Los PIAS están pensados para realizar aportaciones periódicas de forma sistemática. En otras palabras, que tú dices cuánto quieres ahorrar en el PIAS cada mes o cada año y la aseguradora se encarga de que lo hagas sin que tú tengas que mover un dedo. Así de fácil. ¿Cómo lo hace? Enviando una orden de cobro a la cuenta que le des, como un recibo más. Desde un punto de vista organizativo esto es una importante ventaja.

¿Y la fiscalidad? Los PIAS tributan como rendimiento de capital mobiliario  Si optas por recuperar el dinero en forma de renta vitalicia apenas pagarás impuestos, siempre que por lo menos hayan transcurrido 5 años desde la inversión inicial. En ese caso sólo tributarás por una parte del dinero en el IRPF. Este porcentaje dependerá de la edad al rescatar, que puedes ver en esta escala:

  • Menos de 40 años: 40%.
  • Entre 40 y 49 años: 35%.
  • Entre 50 y 59 años: 28%.
  • Entre 60 y 65 años: 24%.
  • Entre 66 y 69 años: 20%.
  • Más de 70 años: 8%.

En otras palabras, una ventaja muy limitada como para decir que es un elemento diferenciador.

¿Y las desventajas de los PIAS? Como con otros productos de ahorro, hay un puntos negativo claro: la falta de transparencia e información que ya hemos comentado. Hay pocas comparativas de seguros de ahorro y PIAS y encontrar información clara sobre lo que ofrece cada uno no siempre es fácil.

En Finect lo sabemos y por eso contamos con una página que reúne los mejores seguros de ahorro.

 

Ventajas y desventajas de los planes de pensiones

Los planes de pensiones tienen mucho más recorrido que los PIAS y hay más información sobre sus ventajas y desventajas. Como ocurría con los seguros de ahorro, la fiscalidad es, en teoría, uno de los puntos fuertes del plan de pensiones.

El problema es que usar los planes de pensiones como herramienta para la optimización fiscal tiene sus propios inconvenientes. Por cómo funciona la deducción por aportaciones a planes de pensiones, sólo es realmente interesante para las rentas más altas, con una base imponible superior a 40.000 euros. Ellos son quienes realmente pueden sacar partido de esta deducción, que tiene su contrapeso en el momento del rescate.

Con esta píldora podrás hacer tus propios cálculos:

¿Cuánto invertir en un plan de pensiones para desgravarte?:


A esto se suma la complejidad del rescate. En otras palabras, si no haces bien tus cálculos puedes pagar muchos impuestos al recuperar el plan de pensiones. Y es que, para empezar, los planes tributan en la base general como rentas del trabajo. Además, pagarás impuestos por todo el dinero acumulado, las aportaciones más los beneficios (recuerda que ya desgravaste por esas aportaciones en el momento de hacerlas).

Aquí puedes ver cómo ahorrar en impuestos al rescatar el plan de pensiones.

En resumen, una complejidad excesiva que no tendrás con un PIAS. En este punto de la comparación entre planes y PIAS, los PIAS cuentan con la ventaja de la sencillez.

Seguros de ahorro frente a fondos de depósitos ¿Cuál elegir?

¿Invertir en un plan de pensiones o en un PIAS? ¿Cuál deberías elegir? Al principio del artículo te decíamos que la decisión dependería en buena medida de tus objetivos y de tu situación personal.

En este sentido, al comparar planes de pensiones y PIAS hemos visto que la liquidez de los primeros es nula. Por eso mismo, si prevés que vas a necesitar el dinero en menos de 10 años o no estás cómodo sin poder rescatar el dinero en ese periodo, los planes de pensiones no son para ti.

Del mismo modo, también has visto que, si inviertes en un plan para desgravar, es mejor que hagas bien las cuentas.

Con un PIAS no tendrás estos problemas y podrás ir ahorrando igualmente para la jubilación. Eso sí, recuerda que hay vida más allá de planes y PIAS. En nuestra sección de asesores, un experto te ayudará a encontrar el mejor producto de inversión para ti según tus objetivos y necesidades.

 
0 ComentariosSé el primero en comentar
User