Este miércoles 3 de enero ha entrado en vigor la nueva directiva europea Mifid II, la importantísima legislación europea de servicios financieros que busca aumentar la transparencia y la protección al consumidor de los mismos. En los medios especializados amigos, hay artículos fantásticos que explican muy bien todo lo que supone el cambio a nivel industria e inversores. 

Pero yo me voy a centrar en este post en los tres que realmente creo que van a suponer efectos prácticos claros para quienes ya invertimos, especialmente en fondos de inversión o carteras gestionadas. Hay otros efectos importantes en los mercados de acciones o de renta fija que no trato en este post. 

Hay que tener en cuenta que en España vamos con mucho retraso en la transposición de la directiva, que aún no está, y, por lo tanto, en detalles concretos de su aplicación y de las sanciones por no respetar las nuevas reglas del juego. Pero aún así, la normativa ya ha entrado en vigor y es de aplicación. 

Aquí lo que yo considero más importante de lo que viene. Espero que ayude y vuestros comentarios, quejas o aportaciones al final.
 

- Tu entidad o asesor te deberá decir si te da asesoramiento independiente o no independiente. ¿Qué han elegido y qué efectos tendrá para ti?


La gran diferencia entre ambos modelos de asesoramiento es que los primeros no podrán cobrar comisiones de nadie más que de ti. Los segundos, sí podrán cobrar retrocesiones (así se denomina la porción de la comisión que la gestora paga al banco por llevar sus fondos hasta el cliente final), siempre que aumenten la oferta de valor en la propuesta al cliente. ¿Y qué harán las entidades?

Ofrecerán sobre todo el servicio de asesoramiento "no independiente" por dos razones: 

1. Consideran que el mercado no está maduro para que los clientes paguen directamente por ser asesorados.
2. El modelo independiente exige facturar por el servicio de asesoramiento al cliente, con el 21% de IVA añadido correspondiente, lo que encarece el servicio y lo hace más difícil de ofrecer.

En realidad, este último modelo independiente se reservará sólo para los clientes de banca privada y más allá, porque dicen que entiende mejor el servicio, está dispuesto a pagar y tiene una gestión más profesional de la parte fiscal de su patrimonio.
 

- Te vas a enterar de lo que ganan contigo, con euros y señales


A partir de ya mismo, las entidades deberían ofrecerte una estimación de lo que ingresarán con las operaciones que vayas a realizar antes de ejecutarla. Además, a partir de 2019, te deberán informar de manera clara y directa, "y en soporte duradero", de los euros que realmente han ganado gracias a los productos o servicios de inversión que has contratado con ellos. 

Mucha gente, especialmente los clientes de la gran banca, alucinará al ver cuánto dinero está pagando en comisiones por un fondo de inversión del que apenas obtiene rentabilidad.

En mi opinión, esto abonará el terreno para que se desate toda una guerra comercial entre entidades. Aunque hay gente que cree que al final la información se esconderá más o menos y no tendrá impacto, creo que será una información muy golosa, un flanco muy "contante y sonante" de ataque para aquellos que vean una oportunidad de negocio y que quieran romper el mercado. Si cuando vemos que nos han cobrado 30 euros por mantenimiento de tarjeta ponemos el grito en el cielo, cuando alguno vea que paga miles de euros al año por el asesoramiento que recibe... 
 

- ¿Pagarás más o menos comisiones con Mifid II?


Aquí hay varios temas. Por un lado, la propia estructura de comisiones de los fondos.

Al contratar un fondo de inversión, se puede entrar por distintas puertas, lo que se denomina clases de acciones. Hay algunas diseñadas sólo para banca privada, otras para institucional, otras con divisa cubierta, otras para inversor minorista y, en el caso de las gestoras internacionales, otras dirigidas sólo al inversor español...

Cuando las gestoras internacionales llegaron a España, la banca les obligó de hecho a crear una nueva clase, conocida como la clase E, con una mayor comisión de gestión anual, de la que tenían que retroceder una buena parte al banco, que se la quedaba como beneficio por el hecho de distribuir sus productos. En muchos casos, estas retrocesiones llegan hasta al 70% de la comisión de gestión en muchos casos. 

La normativa, sin embargo, obliga ahora a dar acceso a los clientes a las clases de fondos más baratas disponibles para él. Entre ellas, muchas gestoras están creando lo que se denomina "clases limpias". Es decir, que no incluyen ninguna retrocesión. 

Además, hay otra serie de gastos que ahora mismo no se separaban, y que las gestoras tendrán que detallar, como los costes de análisis. La mayoría de gestoras internacionales han dicho que lo asumirán en sus cuentas, pero la mayoría de las españolas se lo pasarán al cliente. 

Respecto a las clases a ofrecer al cliente, desde el punto de vista de asesoramiento independiente, la cosa está clara: el asesor te tendrá que comprar la clase más barata. No puede recibir retrocesión. Y si lo hace, te la tiene que reembolsar. 

En el asesoramiento no independiente, sí te pueden contratar una clase con retrocesiones y quedársela, si demuestran que aportan valor con el servicio que te prestan. Eso sí, luego te tienen que indicar cuánto han ganado contigo al quedarse esa retrocesión. Como hemos comentado antes, la mayoría de entidades se está decantando por esta opción para el grueso de sus clientes.

 

- ¿Y en la pura comercialización sin asesoramiento?


Pero luego está lo que es comercialización, que afecta a los supermercados y plataformas de fondos. Aquí se deben ofrecer todas las clases de acciones disponibles para el inversor. Y, desde luego, las más baratas. Si el cliente no puede acceder a la más barata (porque exige un mínimo muy alto, por ejemplo), no podrá contratarla, pero sí ver la información. 

Esto podría suponer una merma de ingresos para las plataformas, que ahora obtienen retrocesiones de las clases que ofrecen, que compensarán con otro tipo de comisiones. Por ejemplo, veremos la aparición o el aumento en las comisiones de custodia, como sucede en los brokers con las acciones.
Aquí, de momento, hay mucha prudencia. "Nadie quiere ser el primero en aplicar las nuevas comisiones, por si la competencia está esperando para lanzarse, pero todos lo acabaremos haciendo", me decían desde una firma la semana pasada.
 

- ¿Y qué pasa con las carteras gestionadas?


Los servicios de gestión discrecional de carteras han sido el gran producto de la banca para invertir en fondos los últimos años. Básicamente, se firma un contrato en el que autorizas a la entidad a hacer movimientos entre fondos en función de tu perfil y de la situación de los mercados. 

Si uno mira los contratos, este servicio tiene un coste, pero que las entidades realmente no aplicaban o lo hacían con enormes descuentos, como argumento comercial, porque en realidad los ingresos se los llevaban de las retrocesiones que les pagaban los fondos donde invertían. 

Pero ahora, ya no pueden obtener retrocesiones por este servicio, sino que deberán ofrecer a los clientes dentro de este servicio las clases limpias o las de comisión más baja.

Por eso, muchas gestoras han ido sacando en estos últimos meses clases limpias de sus fondos, donde la comisión es muy baja y están moviendo a sus clientes de carteras gestionadas desde las clases que tenían (más caras) a las más baratas. 

Esto implicará que los bancos subirán los precios por el servicio de carteras gestionadas o directamente aplicarán los precios que vienen en contrato y dejarán de ofrecer los descuentos o las 'exenciones' en el coste del mismo. 

En los grandes bancos, a nivel interno, se producirá un efecto curioso, porque los ingresos de las gestoras bajarán (aunque también los gastos de comercialización en los que metían las retrocesiones) y los de las redes bancarias subiran.
 

- Todo grabado o documentado


La nueva legislación obliga también a las entidades a levantar acta de cada reunión comercial de cliente, especialmente si se lo ofrecen productos concretos, y a mantener grabaciones de las llamadas telefónicas. Es decir, se debe documentar tanto el contacto presencial con clientes como el telemático. 

Aquí soy más desconfiado de los efectos reales que tendrá, más allá de que al final esto 'se le cobrará' al cliente en mayores comisiones. Pero si obligará a las entidades a ser muy transparentes en el servicio que prestan y cómo lo prestan por si un día llega el regulador y le pide todas las grabaciones de determinado día para ver qué se la ha ofrecido y qué no al cliente, y si se ha hecho conforme a lo que exige la nueva regulación. 

 

- En resumen


Mifid II va a traer mucha más transparencia, mucha más claridad en los costes y mucho menor riesgo de contratar algo que no deberíamos, aunque quizá a medio plazo va a implicar un coste mayor para muchos inversores. Especialmente, en lo que tiene que ver con asesoramiento.

A partir de ahora, las entidades deberán tener un mayor conocimiento del cliente, lo que implica más gastos en sistemas y tecnología, así como una mayor responsabilidad al tratar con más información y por el deber de adecuar al máximo las recomendaciones al perfil del inversor.

Sólo les compensará si facturan más al cliente. Si no, o si para 'rentabilizarlo' tienen que facturar tanto que el cliente se mosqueará, dejarán de prestar servicio a ese perfil de inversores, como ya ha pasado en otros mercados donde se han aplicado legislaciones similares.

Yo creo que se desatará una batalla comercial y que Internet va a jugar un papel clave en la mayor transparencia e información que exige la nueva normativa. Otros creen que no será para tanto. Veremos.

Para hacer este post he estado hablando con distinta gente de bancos, gestoras y plataformas. He intentado hacerlo muy sencillo, para que se entienda bien. Pero soy un divulgador del conocimiento y no un experto, con las potenciales incorrecciones o matices que pueda ello acarrear. 

Seguro que muchos de los que estáis leyendo este post tenéis más o mejor información y conocimientos que yo. Y seguro también que muchos tenéis muchas dudas. Las mismas o más que yo hace una semana. 

Pues os animo en los comentarios a este post, a los primeros a completar con vuestra opinión y vuestra visión este análisis y a los segundos a plantear vuestras dudas para que entre todos sepamos al máximo detalle cómo va a quedar esto y cómo va a cambiar la forma en la que invertimos.