Ojito a la situación allende los mares después de la reunión de la Fed, en la que lo más relevante es que mantiene todo como lo tenía, sin tocar nada de nada. 

El índice VIX está en territorio cercano a los 17 puntos, lo cual supone acercarse a los mínimos a los que se movía antes del batacazo de mayo.

El bono a 10 años americano anda ya por el 3,46 por ciento, también en niveles cercanos a los de aquellas fechas. 

La complacencia también está por las nubes por allí. Con el sentimiento en máximos y en una situación extraña...

¿Rompemos al alza o estamos en un momento claro de recortar riesgo a corto plazo?