La falta de coherencia en muchas gestoras

La falta de coherencia en muchas gestoras

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Ha pasado un mes desde que las páginas web de diferentes entidades financieras dedicadas a la gestión de activos estuviesen ocupadas por enormes relojes marcando una cuenta atrás y llamando desesperadamente al “ahorro” en la próxima declaración de la renta. Los relojes no estaban solos en la lucha para que el inversor metiese 8.000 euros deprisa y corriendo en cualquier plan de pensiones, sino que también iban acompañados por emails y llamadas telefónicas insistiendo en la contratación de este producto (o aportación, en el caso de tener el cliente ya uno).

Lo curioso es que sólo un mes antes, en noviembre, el mensaje de muchas era el de aportar periódicamente, idea que vuelven a retomar en enero. Las mismas gestoras que en diciembre pedían aportaciones de 8.000 euros dicen hoy que el mejor momento de aportar es ahora y todos los meses, demostrando una enorme falta de coherencia en el mensaje que dan a clientes y potenciales clientes. Está claro que se sigue trabajando con visión producto.

Algunas dieron un paso más e incluso ofrecían un préstamo de 8.000 euros para ser invertido en un plan de pensiones de la casa el último mes de año. Una combinación letal en la que el incauto solicitante del préstamo tendrá que pagar intereses, pagar comisiones de gestión y rezar porque la rentabilidad del plan de pensiones esté por encima de estos costes y que además sea capaz de batir a la inflación. Si encima mete el grueso de la inversión en un mercado en máximos históricos, tenemos la bomba de relojería perfecta.

Es cierto que, cuando tenemos una GRAN CANTIDAD de dinero disponible para invertir, estadísticamente es más efectivo hacerlo todo de golpe. Insisto, una GRAN CANTIDAD (no 8.000 euros). Hace ocho años, Vanguard publicó un paper en el que ponía de manifiesto que el 66 % de las veces es mejor invertir el dinero de una vez. La razón principal por la que invertir una suma cuantiosa de dinero supera a la técnica de ir promediando en el tiempo es porque la renta variable tiene una tendencia positiva a largo plazo.

Cuando aportamos mensualmente a un fondo de inversión, generalmente estamos comprando a precios promedio más altos que la suma global. Es cierto que la inversión periódica lo hace mejor que invertir de golpe cuando los mercados están en caída libre, pero ahí también entra en juego la psicología del inversor para seguir fiel a su plan mes a mes cuando todo entra en barrena.

No hay texto alternativo para esta imagen

En este artículo de Nick Maggiulli, se compara la inversión de golpe frente a la periódica durante la misma franja temporal. Como se puede leer, cuando finaliza este período de aportacionesla estrategia que tenga más dinero es la ganadora. Es decir, una vez que hemos invertido todo nuestro dinero, cualquier retorno posterior entre las dos estrategias será idéntico en el futuro. Esto significa que si durante un período de compra de 12 meses, la estrategia de aportaciones periódicas tiene un 5 % más de dinero que la estrategia de invertir todo de golpe al final del último mes, también tendrá un 5 % más al final del mes siguiente y así sucesivamente.

Hay un gráfico en dicho artículo que ilustra cómo fue el desempeño de ambas estrategias en una cartera con un 60 % de renta variable y un 40 % de renta fija utilizando un período de compra de 12 meses desde 1960 hasta 2018. La estrategia de las aportaciones periódicas tiene un rendimiento inferior el 80 % del tiempo, aunque en algunos períodos pueda hacerlo mejor (cuando hay un mercado bajista como el de 2008). Sin embargo, a medida que aumenta la duración del período de comprala estrategia de las aportaciones periódicas lo hace peor. Para un período de compra de un lustro, Nick Maggiulli concluye que la probabilidad de tener un rendimiento inferior es del 95 %.

No hay texto alternativo para esta imagen

Sin embargo, no todos tenemos unos cuantos cientos de miles de euros debajo del colchón. El común de los mortales se ve obligado a ahorrar y aportar periódicamente. Más allá de que los planes de pensiones no sean mi producto favorito, ya que lo único que ofrecen es un diferimiento fiscal, creo que dejarse llevar por el cambio de mensaje de las gestoras y caer en el error de meter 8.000 euros de golpe en diciembre NO es una buena idea. Y endeudarse para hacerlo es el mayor de los disparates.

Ojalá los responsables de comunicación de muchas de ellas sean capaces de cambiar la visión producto por la visión cliente y mantener la coherencia de enero a diciembre.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User