Preguntas y respuestas sobre el crowdfunding inmobiliario

Preguntas y respuestas sobre el crowdfunding inmobiliario

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

preguntas respuestas crowdfunding inmobiliario

Los españoles siempre han sido muy conservadores a la hora de gestionar su dinero. Por eso, siempre han tenido cierta querencia a invertir en el ladrillo. A diferencia de otros activos financieros, la inversión inmobiliaria se considera una inversión segura, ya que se trata de un bien tangible que normalmente aumenta de valor con el paso del tiempo. 

Una de las formas más incipientes de invertir en ladrillo es el crowdfunding inmobiliario, que se ha popularizado en los últimos años. Este sistema permite invertir en proyectos inmobiliarios en cualquier parte del mundo. 

Recopilamos una serie de preguntas sobre el crowdfunding inmobiliario:

¿Qué es el crowdfunding? 

Antes de hablar de crowdfunding inmobiliario, conviene explicar qué es el crowdfunding por si alguien todavía no conoce esta palabra. El crowdfunding o micromecenazgo, en español, es un sistema colaborativo de financiación de proyectos que consiste en utilizar el dinero aportado por particulares. Normalmente estos individuos realizan donaciones económicas a través de internet en una plataforma a cambio de recompensas. 

La idea del crowdfunding es conseguir lanzar un proyecto, sin que sea necesario recurrir a un préstamo bancario. Las plataformas de crowdfunding facilitan a aquellos que necesitan financiación el acceso a ese capital necesario para poner en marcha una iniciativa concreta.

Este sistema se ha utilizado para financiar multitud de proyectos, desde grabaciones de discos hasta campañas políticas. A pesar de que el micromecenazgo existía desde los años 90 —Extremoduro financió su primera maqueta en 1989 vendiendo papeletas canjeables por una copia del disco—, se ha popularizado gracias a internet y a las redes sociales.

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario? 

El crowdfunding inmobiliario es utilizar este mismo sistema de micromecenazgo en el ámbito de la inversión inmobiliaria. Un grupo de personas aporta pequeñas cantidades de dinero para un proyecto inmobiliario a cambio de una rentabilidad.

Ambas partes salen ganando con este proceso. Los ahorradores pueden conseguir un beneficio mediante esta inversión, que puede ser superior a la rentabilidad conseguida en otros activos financieros. Por su parte, los promotores consiguen su financiación al margen del banco, donde resulta difícil conseguir un préstamo. 

Este sistema sirve para financiar bienes inmuebles o bienes raíces como casas, centros comerciales, pisos, urbanizaciones, hoteles… 

¿Cómo funciona el crowdfunding inmobiliario?

El funcionamiento del crowdfunding inmobiliario es sencillo. Las operaciones se realizan a través de una plataforma de crowdfunding, que sirve para poner en contacto al promotor inmobiliario con los ahorradores. Actualmente operan 27 plataformas de financiación participativa en España, según los datos de la CNMV, el organismo regulador.

Estas plataformas se encargan de seleccionar los proyectos que aparecerán en sus páginas web para que los usuarios puedan invertir en ellos. Los proyectos tienen un objetivo de financiación, es decir, una cantidad que se pretende conseguir para poner en marcha el proyecto. Cada usuario escoge aquel proyecto en el que quiere invertir. Algunas plataformas establecen una cantidad mínima de inversión. Por ejemplo, Urbanitae pide un mínimo de 500 euros. 

¿Quién puede invertir en crowdfunding inmobiliario?

Las plataformas autorizadas en la CNMV permiten que inviertan:

  • Personas mayores de edad, con nacionalidad española (DNI).
  • Personas mayores de edad, con nacionalidad extranjera pero en posesión de un NIE.

¿Cuáles son las ventajas del crowdfunding inmobiliario?

Estas son algunas de las ventajas del crowdfunding inmobiliario:

  1. Rentabilidades muy competitivas, en algunos casos superiores al 10%.
  2. Acceso al sector inmobiliario (real estate) desde cantidades muy pequeñas. 
  3. Permite una gran diversificación por tipo de inmueble, geografía del proyecto, plazo de la inversión... 
  4. Se trata de una inversión más líquida que las inversiones inmobiliarias tradicionales al tener un mercado secundario.

¿Y cuáles son los riesgos del crowdfunding inmobiliario?

No todo son ventajas, también existen riesgos en el crowdfunding inmobiliario:

  1. Falta de liquidez. La inversión en algunos proyectos suele ser a largo plazo. No se puede recuperar el dinero hasta que finalice el proyecto, a no ser que se venda la participación. 
  2. Impago. Al igual que una empresa puede quebrar, aquí pueden no pagar lo que te corresponde
  3. Morosidad. En el caso de los alquileres, el inquilino podría no pagar. 
  4. Riesgo urbanístico y de mercado. Por ejemplo, el conflicto bélico puede poner en riesgo el inmueble.

Finect cuenta con un escaparate de productos para invertir en inmobiliario, donde los usuarios pueden encontrar  diferentes opciones para invertir en ladrillo sin necesidad de adquirir inmuebles o propiedades.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User