Hace unos días os hablaba de la apuesta de Santander para incrementar su cuota de mercado con el lanzamiento de la cuenta 1,2,3.

 

Evidentemente el resto del mercado no se ha quedado quieto, y no ha hecho falta esperar mucho. BBVA le ha seguido los pasos. En un momento en el que las rentabilidades para el ahorro conservador se encuentran congeladas como consecuencia de la política monetaria del BCE, los dos grandes bancos españoles parecen haber abierto una guerra con el objetivo de captar o retener clientes.

 

 

La entidad que preside Francisco González comercializa el depósito Azul 15+ con el que es posible obtener hasta el 3%. Eso sí, la oferta no está disponible para todos, sino que se trata de una propuesta personalizada que depende del grado de vinculación y de las negociaciones que la sucursal mantenga con el cliente. En principio, el producto ofrece un tipo de interés base del 0,5%.No obstante, el cliente puede llegar a obtener un 2,5% adicional para saldos de hasta 15.000 euros, siempre y cuando cumpla las condiciones de vinculación. 

 

 

La cantidad mínima para la contratación de este depósito son 1.000 euros y la máxima, 50.000 euros. Eso sí, BBVA remunerará el saldo entre los 15.001 euros y los 50.000 euros al 1%. Las condiciones que exige el banco para conseguir el 3% son varias:

 

 

-Domiciliar una nómina de hasta 600 euros, una pensión o prestación por desempleo de al menos 300 euros mensuales o, en su defecto, ingresos recurrentes por importe de 600 euros.

-Uso de la tarjeta de crédito o débito de BBVA al menos siete veces en los cuatro meses anteriores al vencimiento del depósito

-Domiciliación de cinco cargos.

 

Paralelamente, el cliente podrá acceder al programa Adiós Comisiones. Con esta opción, el usuario estaría en condiciones de disponer de una cuenta asociada sin comisiones de mantenimiento, administración, transferencias gratis, cheques gratis y tarjetas de débito y crédito sin cuota mensual.

 

La estrategia de BBVA de negociar con los clientes y ofrecerles productos personalizados no es nueva.  De hecho, es muy habitual que las entidades se reserven las ofertas más ventajosas para determinadas personas, ya sea en el ámbito de las cuentas y depósitos como en el caso de las hipotecas. Algunos incluso hacen de esta filosofía su principal herramienta para atraer al cliente. Es el caso de CaixaBank o Kutxabank, que aseguran que la remuneración final dependerá de las negociaciones entre sucursal y cliente.

 

 

Por su parte, Santander, que empezó a comercializar su nueva cuenta el 25 de mayo, ofrece un 3% para saldos diarios de más de 3.000 euros y hasta 15.000 euros. Aunque las rentabilidades de BBVA y Santander se sitúan por encima de la media, la remuneración más elevada sigue corriendo a cargo de Bankinter, al menos durante el primer año que se contrate la cuenta nómina. La entidad ofrece un 5%los primeros 12 meses para saldos de entre 1.000 y 5.000 euros.

 

 

. En el ámbito de los depósitos las entidades extranjeras como Mediolanum o Banca Finantia Sonfinloc lideran el ranking con rentabilidades del 2,75% y 1,85%, respectivamente. El inconveniente es que para obtener estos tipos las cantidades son más elevadas. En la primera entidad, italiana, pero adscrita al fondo de garantía de depósitos (FGD) español, el mínimo es de 25.000 euros. Banca Finantia Sonfinloc, también bajo la cobertura del FGD español el importe mínimo de contratación es de 100.000 euros.

 

 

Las opciones actuales para nuestra liquidez/ fondo de reserva son:

 

 

 

Buenos  Beneficios