fondos oro de Morningstar

Una pregunta planea sobre los inversores: ¿En qué activo debo invertir mi dinero? Los mercados ofrecen instrumentos de lo más variado, desde la renta fija (deuda de empresas, deuda de titularidad pública y otros títulos), pasando por renta variable (acciones de empresas que cotizan en bolsa), fondos mixtos con un poco de cada uno de los anteriores, hasta materias primas. Y estos son solo algunos de los muchos activos financieros que existen. 

Los cálculos del inversor tienen en consideración diferentes variables, pero una de ellas destaca sobre las demás: ¿qué rentabilidad ofrece este producto financiero? La marcha de los mercados en el pasado viene demostrando que la renta variable es el caladero de las rentabilidades, con momentos de mayor bonanza y otros de contracción. Pero en término medio, la bolsa es el activo más rentable a largo plazo. “La renta variable global ha generado un rendimiento real anualizado en dólares del 5,3%, frente al 2,1% de los bonos y el 0,8% de las letras”, indica Credit Suisse en su Anuario de Rendimientos de Inversión Global 2021, elaborado con la London Business School.

Con todo, como suelen decir las gestoras y la banca privada en los folletos de sus productos financieros, la rentabilidad pasada no garantiza rentabilidades futuras. Es por ello que a la hora de escoger un vehículo de inversión, además de los retornos deben considerarse otros fundamentales. Una forma de atinar con el producto que más nos conviene consiste en contar con la opinión de un asesor financiero, como los que están integrados en la plataforma de Finect

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

Una segunda opción es seguir las pistas de proveedores de datos financieros. Ahora que han acabado los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, os traemos un medallero de 10 fondos de renta variable, el activo que más renta, de uno de esos proveedores (Morningstar), con la máxima calificación que otorga esta entidad.

¿Qué es Morningstar?

Morningstar es un proveedor de análisis y evaluaciones de productos financieros. Comenzó a funcionar en 1984 con el objetivo de generar herramientas y productos que pudieran ayudar al inversor final. Su creador, Joe Masueto, siempre ha defendido que los datos y la información sobre los fondos de inversión debían de ser públicos y accesibles para todos.

Morningstar aglutina, clasifica y organiza en una misma plataforma información –accesible y comprensible– sobre todos los productos de inversión, de manera que cualquier usuario pueda gestionar mejor sus inversiones y alcanzar sus objetivos financieros. Comenzó analizando únicamente fondos, pero con el tiempo ha incorporado muchos otros activos hasta crear una base de datos de más de 500.000, a los que se puede acceder desde su web. Todo ello, han hecho de este sitio una referencia para el análisis financiero. Morningstar España comenzó sus operaciones en 2001 para dar acceso e información sobre los fondos disponibles para los inversores particulares en España.

¿Qué es la categoría oro de Morningstar? 

Morningstar aclara que sus valoraciones, llamadas en inglés rating, son exclusivamente cuantitativas: se basa en cálculos de rentabilidad y riesgo pasados (los cálculos se efectúan cada mes y se basan en los datos mensuales de los últimos tres años). No hay ningún factor subjetivo o cualitativo en la valoración del fondo. En este sentido, también advierten de que la rentabilidad pasada no es garantía de la rentabilidad futura (que un fondo haya tenido buenos resultados en el pasado no significa que vaya seguir obteniéndolos en el futuro). No obstante, el Rating Morningstar te puede servir como guía a la hora de plantearte una inversión.

Dentro de los parámetros y clasificaciones de productos, destaca una que distingue la calidad con los nombres de oro, plata y bronce (gold, silver and bronze, lo verás escrito de forma más habitual). Chris Traulsen, responsable de análisis de Morningstar, explica esta clasificación: “Gold es la calificación con la más alta convicción. Esos son los gestores en los que más creemos que pueden superar a la media en el futuro. Silver es el siguiente. Luego, bronze y por debajo de eso, en el caso de negative o neutral, no tenemos mucha convicción y creemos que lo harán peor que la media”. 

Puestos a elegir, y a hacerlo entre productos invertidos en el activo históricamente más rentable, os traemos 10 fondos de renta variable con calificación oro de Morningstar. Todos ellos pueden consultarse y contratarse a través de sus distribuidores en España, un proceso que podéis comenzar desde la ficha de cada fondo en Finect.

10 fondos de renta variable categoría oro de Morningstar

Brandes European Value

Un fondo con enfoque europeo que renta por encima del 20% este año y con retornos positivos para el inversor a 1, 3 o 5 años. Entre los valores cotizados en los que invierte se incluyen de Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Suiza, Países Bajos, Noruega, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido. Las inversiones también se pueden hacer en valores de renta variable de emisores que se negocien en bolsas ubicadas en los mercados pequeños y emergentes de Europa, como Hungría, Polonia, Rusia y República Checa. 

La tasa de costes sobre beneficios se sitúa entre las más bajas de fondos de renta variable europea. Pero, ¿en qué compañías invierte? Entre sus 10 primeras posiciones (con un peso del 2-3% en la cartera para cada una de ellas) se encuentran empresas cotizadas como las farmacéuticas GlaxoSmithKline, Sanofi y Novartis, la multinacional de la alimentación Danone, la cadena de supermercados Carrefour o el banco suizo UBS Group.

Capital Group New Perspective 

Este fondo quiere aprovechar las oportunidades de inversión generadas por la evolución estructural del comercio internacional, así como las relaciones económicas y políticas, invirtiendo en acciones ordinarias de empresas de todo el mundo. José María Luna, asesor financiero de Caser Asesores Financieros, señala que es un producto con un enfoque defensivo. “Toma posiciones en corporaciones empresariales calificadas como de “siguiente generación”, que ya estén consolidadas o que cuenten con potencial para llegar a serlo”. Además, deben ser empresas bien posicionadas en sus distintos sectores para aprovechar las tendencias de largo plazo de la nueva economía global, destaca Luna.
 
Las compañías globales en las que invierte y han permitido que este año rinda un 17% (además de un 37% en los 12 últimos meses) son: Tesla (5,1%), Microsoft (3,3%), Facebook (3%) o Amazon (3%), entre otras. 

Comgest Growth Europe 

La política de este fondo consiste en invertir al menos el 51% del patrimonio en acciones ordinarias y preferentes, y al menos dos tercios de sus activos en valores emitidos por empresas con oficinas centrales o con la mayoría de su actividad en Europa. La rentabilidad que acumula este año (16%) se apuntala sobre cotizadas como el fabricante de semiconductores ASML, la firma de productos ópticos EssilorLuxottica, el grupo de lujo LVMH o Heineken. 
 
Este fondo, que también sobresale desde el punto de vista de los costes, tiene una cartera bien construida, según Juan Manuel Valente, fundador de Fondos Directo: “Con pesos medios del 3% y nunca más del 8%, si bien es bastante concentrada (30-35 compañías) y totalmente al margen de los índices”. Valente destaca además la solidez de la gestión de riesgos y la experiencia del equipo gestor. 

Fidelity European Dynamic Growth

Invierte con una cartera de gestión activa, construida alrededor de empresas cuya oficina principal se encuentre en Europa o que ejerzan una parte predominante de su actividad en el continente. De acuerdo con la política del fondo, tiende hacia empresas medianas con una capitalización bursátil de entre 1.000 y 10.000 millones de euros.

Dentro de la categoría de fondos de renta variable europea de mediana capitalización es uno de los que mejor marcha este año. Rinde un 16% y entre otras cosas alcanza la categoría oro de Morningstar porque los rendimientos han sido sostenidos en el pasado. Por ejemplo, la rentabilidad anualizada a tres años es del 14%. Para ello, hace una apuesta fuerte por activos de los tres sectores (industria, tecnología de la información y sanidad). Esta terna de actividades supone dos tercios del fondo, cuyas primeras posiciones las ocupan cotizadas como la farmacéutica danesa Novo Nordisk, la compañía de software SAP o la compañía de internet holandesa Prosus.

Fidelity Germany Fund

Los mercados destacan a Alemania como uno de los países más solventes. Pero más allá de la deuda soberana y la prima de riesgo, también hay fondos de renta variable que exploran el atractivo de las compañías alemanas. Fidelity Germany Fund es uno de ellos. La gestora selecciona las acciones según el atractivo de cada compañía y deja en un segundo plano las perspectivas del sector en el que operan. Firmas como Volkswagen AG, Deutsche Boerse, Siemens Healthibeers, Deutsche Bank, Just Eat o Adidas, entre las 10 primeras posiciones del fondo, han aupado las ganancias generadas por este producto un 15% en lo que va de año. 

Fidelity Funds - World fund

Un fondo que históricamente ha batido a su índice de referencia y que este año continúa haciéndolo (15,5%). Apuesta por acciones de empresas de todo el mundo. Una característica de este fondo es que, a la hora de escoger empresas, sigue una filosofía flexible que da cabida a los diferentes estilos de inversión. Alphabet, Amazon, Microsoft y Apple copan las primeras posiciones de la cartera del fondo. Arturo Blasco, asesor de Banco Mediolanum, lo califica de “imprescindible en cualquier cartera”. Destaca su diversificación y la calidad del equipo que lo gestiona.

Puedes descubrir más detalles de este fondo en el siguiente vídeo, que también puedes reproducir en la ficha del fondo en Finect.

JP Morgan Funds ASEAN Equity 

El objetivo del subfondo es proporcionar un crecimiento del capital a largo plazo invirtiendo como mínimo el 67% del patrimonio (excluidos el efectivo y los equivalentes de efectivo) en títulos de renta variable de compañías (incluidas compañías de pequeña capitalización). Éstas deberán estar domiciliadas o desarrollar la mayor parte de su actividad económica en un país de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).
 
El sector financiero es el principal soporte de inversión del fondo, al que se destina casi el 40% de los activos. De esta forma, las principales posiciones y aquellas empresas con más peso en la cartera son bancos de estos países, como el DBS de Singapour, el Bank Central Asia o el Oversea-Chinese Banking. El resto del top 10 de activos lo completan empresas de servicios de comunicación, como Telkom Indonesia Persero. La rentabilidad acumulada en los 12 últimos meses roza el 18%. Algo menos rinde este año (por debajo del 5%), aunque con unos costes de gestión por debajo de la media (0,75%).

MFS Meridian Funds

MFS International gestiona este fondo, que invierte principalmente (al menos el 70%) en valores de renta variable de empresas ubicadas en países con mercados desarrollados y emergentes. Los inversores en este fondo acumulan ganancias de más del 20% este año. La buena marcha del fondo se sostiene en empresas de atención sanitaria e industriales, principalmente, aunque con sus posiciones cubre una decena más de sectores económicos. Thermo Fisher Scientific, Comcast y Visa son las empresas por las que MFS Meridian Funds apuesta más fuerte.  

Schroder ISF Emerging Asia

La gestora británica canaliza el patrimonio de los inversores de este fondo hacia renta variable de países emergentes asiáticos. En el pasado, ha superado de forma sostenida la marcha de su índice de referencia, el MSCI EM Asia NR. La inversión mínima para contratarlo es de 1.000 euros y permite estar invertido en empresas principalmente chinas, taiwanesas y surcoreanas. Taiwan Semiconductor Manufacturing (9,6%), Samsung Electronics (8,5%), Alibaba Group (6,4%), MediaTek (4,1%), HSBC Holdings (2,6%) y LG Chem (la rama de negocio química de LG, un 2,4%) figuran en las primeras posiciones del vehículo.  

T. Rowe Price Funds

Este fondo invierte principalmente en una cartera diversificada de acciones de empresas con potencial de registrar tasas de crecimiento de los beneficios sostenibles y superiores a la media. Estas empresas pueden estar situadas en cualquier lugar del mundo, incluidos los mercados emergentes. El Subfondo puede utilizar instrumentos derivados con fines de cobertura y para una gestión eficiente de la cartera. La ratio de gastos totales no llega al 0,8%. Amazon, Alphabet y Facebook se encaraman a las tres primeras posiciones, con un peso de alrededor del 3% en la cartera cada una de ellas. 

¿Qué es la clase limpia de un fondo?

Las comisiones son un elemento muy importante que hay que tener en cuenta cuando escogemos un fondo de inversión, puesto que restan rentabilidad a nuestra inversión. Además, en el largo plazo pueden ser un componente claramente diferenciador. Por ello, es necesario dedicar unos minutos a elegir la clase adecuada de un fondo de inversión, igual que hacemos cuando vamos a comprar un teléfono móvil y buscamos la tienda en la que nos podemos ahorrar unos cuantos euros.

Todas las entidades financieras están obligadas a ofrecer una clase limpia para cada uno de sus fondos de inversión. Este tipo de fondos de clase limpia se caracterizan porque no cuentan con una comisión de retrocesión o dicho de otra manera, la gestora no paga comisiones a aquellos que distribuyen sus fondos. Y la diferencia para el inversor es clara. Para ponernos en contexto, un fondo tradicional de renta variable aplica una comisión de gestión que gira alrededor del 1,5%-1,75%. De ese 1,5% en torno a un 0,5% se paga en concepto de retrocesión y un 0,25% como descuento a las plataformas. Pues bien, con las clases limpias, la comisión de gestión que se paga es bastante menor, alrededor de un 0,75%.

Dentro de la ficha de cada fondo puedes consultar las clases de cada fondo y seleccionar la clase limpia, si así lo deseas.