Mucho se está hablando estos días de lo que ocurrirá este 28 de abril en las Elecciones Generales. Los partidos políticos ya han puesto sobre la mesa todas sus cartas y en los debates sus candidatos han dejado más o menos claras sus propuestas en materia de empleo, fiscalidad, vivienda o pensiones. 

Aunque al debatir sobre dichos temas algunos partidos han mencionado parte de sus ideas en materia de ahorro privado, lo cierto es que las medidas en relación a planes de pensiones y fondos de inversión no han quedado del todo claras con todos los candidatos a la presidencia del Gobierno. En Finect os contamos qué proponen los partidos y, lo más importante, cómo os afectará a vuestro bolsillo si tenéis alguno de estos productos o estáis pensando contratarlos. 

¿Qué pasará con la fiscalidad de planes y fondos tras el 28A?

El problema de sostenibilidad de las pensiones públicas es más que evidente y por ello la jubilación está siendo uno de los temas estrella en el debate electoral. La necesidad del ahorro privado es también cada vez más importante, así que algunos partidos han lanzado sus propuestas (muy diferenciadas) sobre planes de pensiones y fondos de inversión:

  • PP. El Partido Popular quiere fomentar los planes de pensiones particulares y empresariales, además de alargar voluntariamente la vida laboral. Para incentivar la contratación de estos planes proponen que los trabajadores cuenten con información sobre su pensión futura. Asimismo, incluyen un blindaje fiscal que también extiende los beneficios fiscales de estos planes a la vivienda habitual y planes de ahorro, aunque no se pronuncia sobre fondos de inversión. 
  • PSOE. El partido socialista es el que menos ha tocado el tema de las pensiones y sus propuestas en relación a planes privados o fondos de inversión están todavía en el aire. De momento, no se esperan cambios ni para bien ni para mal en la fiscalidad de estos productos. 
  • Ciudadanos. La formación naranja apuesta por mantener las deducciones fiscales de las aportaciones a planes de pensiones e, incluso, se muestra abierta a poder incrementarlas. 
  • Unidas Podemos. El partido liderado por Pablo Iglesias propone la eliminación de los beneficios fiscales por las inversiones en planes de pensiones privados, aunque se muestra a favor de los planes de pensiones de empleo, los que promueven las empresas para sus trabajadores. Respecto a fondos de inversión, la formación propone también "poner fin al régimen fiscal privilegiado de las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE) y de la tributación privilegiada de sicav, fondos y sociedades de inversión mobiliaria e inmobiliaria (socimis)". 
  • Vox. En Vox quieren eliminar "el supuesto de liquidez que permite el rescate de aportaciones que tengan menos de 10 años de antigüedad". El importe máximo anual para rescatar los planes de pensiones podrá ser la menor de estas dos cantidades: o bien el 30% de la suma de los rendimientos de trabajo y de actividades económicas del ejercicio, o bien de 10.000 euros (desde los 8.000 euros actuales). De manera excepcional, si la edad de la persona está entre los 55 y 67 años, el límite relativo sería del 35%, mientras que el absoluto se elevaría a 1.000 euros anuales hasta lso 60 años y a 1.500 euros entre los 61 y 67 años. Es decir, la horquilla de desgravación estaría entre los 10.000 y 25.500 euros. 

¿Qué hacer si se eliminan las deducciones fiscales?

Teniendo en cuenta que todavía se trata de propuestas y que no todos los partidos políticos han mostrado una posición clara sobre qué pasará con la fiscalidad de estos productos, nos vamos a poner en el escenario más complicado, que sería el de la eliminación de las deducciones fiscales. Y es que en el caso de los planes de pensiones, las ventajas fiscales son uno de sus puntos fuertes, pues sus aportaciones se descuentan directamente de la base imponible en el IRPF. Esto significa que cuando se invierte en un plan se evita que Hacienda nos retenga una mayor cantidad de nuestro sueldo aunque a la hora de rescatarlo hay que hacerlo con cuidado, ya que el fisco se llevará una buena parte. 

 

Por ello, lo más recomendable es que nos asesoremos bien antes de tomar ninguna decisión precipitada. En nuestro plan para la jubilación es conveniente elegir productos de manera estratégica para evitar tener que pagar una elevada factura fiscal, además de saber en qué momento justo es mejor rescatarlos para no llevarnos un disgusto. Si tenéis dudas, en Finect podéis encontrar asesores financieros para que sepáis cómo actuar en caso de que se produzcan cambios en torno a la fiscalidad de los productos con los que tenéis pensado disfrutar de la jubilación. 

Además, os dejamos unos artículos por si tenéis dudas sobre cómo funciona la fiscalidad de estos productos y su rescate: 

- Desgravación en planes de pensiones
- Cómo rescatar tu plan de pensiones y evitar el hachazo de Hacienda
- Ventajas fiscales de los planes de pensiones
- Cómo incluir tus fondos en la declaración de la renta