Sin prisa, pero sin pausa. Criteria Caixa, el brazo financiero de la Fundación Bancaria La Caixa, viene construyendo desde hace semanas su flamante participación en Telefónica, en la que ya ha invertido 300 millones de euros. El grupo que dirige Isidro Fainé -el también vicepresidente en Telefónica- ha cuadruplicado su posición en 2018, del 0,2% al 0,8% del capital de la operadora de telecomunicaciones. Lo está haciendo mientras la cotización se encuentra en su peor momento de varios años y en el momento más bajo de la presidencia de José María Álvarez-Pallete.

La operadora pierde un 10% en 2018 y se ha colocado en mínimos desde 2012 (ajustando la cotización al pago de dividendos). Telefónica apenas capitaliza 39.000 millones de euros en bolsa, lo que le ha situado por primera vez por detrás de cuatro valores del índice Ibex 35. Tanto Inditex o Santander (que le doblan en tamaño) como BBVA o Iberdrola le superan. Los inversores bajistas han tomado buena nota de la marcha de Telefónica y han disparado su posición hasta máximos desde febrero, según los registros de la CNMV. 

A la caza del dividendo

 

Esta delicada situación no parece ser un problema para Criteria Caixa. El holding que preside Isidro Fainé ha elevado al 0,81% su participación en Telefónica, según datos a cierre de este martes 12 de junio, fecha de registro para poder cobrar el dividendo de este viernes. La operadora reparte 1.038 millones de euros entre sus accionistas este viernes, a razón de 0,2 euros por acción. Criteria se embolsará apenas 8 millones de euros por los 42 millones de acciones que cuenta de forma directa en Telefónica.

No obstante, también cuenta con de forma indirecta con un 5% de Telefónica custodiado por su franquicia bancaria Caixabank, que cotiza en bolsa y está dirigida por Jordi Gual y Gonzalo Gortázar. La CNMV no obliga a Criteria a declarar ese paquete colateral debido a que ‘solo’ tiene el 40% de Caixabank.

Si se suman ambas posiciones, La Caixa controla más del 6% de la operadora sin contar con el 0,5% que tiene invertido la gestora Invercaixa a través de sus fondos. Criteria Caixa, el holding inversiones de la Fundación La Caixa y principal accionista de Caixabank, se ha convertido en uno de los accionistas más poderosos de la bolsa española.

Más de 24.000 millones en cartera

 

Su cartera de inversiones al cierre de 2017 superaba los 24.000 millones de euros, aunque acaba de vender su participación en Abertis por algo más de 2.700 millones. Posee participaciones relevantes en Repsol, Gas Natural, Cellnex… A sus números solo le hacen algo de sombra el fondo soberano de Noruega o los ‘robot’ (gestión pasiva) de Blackrock.

Isidro Fainé, presidente de Criteria y Gas Natural, ha sido el número dos de la operadora con César Alierta y lo sigue siendo también durante la etapa de Pallete al frente del grupo. Su presidencia acaba de cumplir dos años completos sin Alierta y seis ejercicios si se tiene en cuenta que lleva en el sillón de consejero delegado desde 2012.

Tras Caixabank y Criteria (6% entre ambas), BBVA mantiene un 5,17% del capital de Telefónica, según datos al cierre de 2017, mientras que la gestora Blackrock, a través de decenas de fondos, declara a la CNMV que controla un 5,3% de la operadora. Por debajo de estas tres instituciones emerge el omnipresente Norges Bank (1,8%), custodio del fondo soberano noruego, además de Vanguard (2%), el rey de los fondos pasivos y ETFs. Santander Asset Managemente, la gestora del banco que preside Ana Botín, mantenía hace dos semanas apenas un 0,4% de Telefónica en sus fondos.

¿Qué fondos tienen una acción?: