¿En qué consiste?

Una cuenta remunerada es lo mismo que una cuenta de ahorro. Estas cuentas ofrecen una rentabilidad por tu dinero. Además estarás protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos, que te permite recuperar hasta 100.000€  por titular y entidad en caso de quiebra de la misma.

Estas cuentas te permiten recuperar tus ahorros en cualquier momento.

Principales características: 

TAE del primer año: 1%

Vinculaciones: No necesitas domiciliar la nómina.

Saldo máximo a remunerar: 15.000€

Liquidación: Mensual

Requerimientos especiales: No es necesario domiciliar recibos.

Comisiones:

Comisión por apertura: No

Comisión de mantenimiento: No

Comisión por transferencias: No

Fiscalidad:

Las cuentas remuneradas son consideradas Rendimiento de Capital Mobiliario, y como tal, van sujetas a un tipo impositivo correspondiente al al 19% para rendimientos de entre 0 y 6.000€, 21% para rendimientos desde 6.000€ hasta 50.000€, y 23% para rendimientos superiores a los 50.000€.

Otras características: 

Promoción sujeta sólo a nuevos clientes, mayores de edad.