“Está siendo un año muy tranquilo para las bolsas. Llevamos siete meses consecutivos con los mercados subiendo y más de 10 meses sin ver una caída superior al 5%. Estamos manejando un entorno muy plácido”, explica Marta Campello, socia y gestora de fondos en Abante, en el análisis mensual tras la vuelta de las vacaciones.

Campello pone el foco en la evolución que han tenido los mercados en agosto y, así, comenta que los mercados han vuelto a desafiar uno de los mitos de los mercados financieros y agosto ha terminado siendo un mes muy positivo y tranquilo para los activos de riesgo”.

“La macro ha seguido mostrando una tendencia muy positiva. Estamos viendo, quizás, datos un poco más flojos desde el punto de vista de la actividad y del crecimiento, pero veníamos de una recuperación muy fuerte en los meses anteriores. Seguimos viendo lecturas muy altas de inflación -del 5% en el caso de Estados Unidos y por encima del 3% en Europa-, pero, de momento, el mercado lo que está haciendo es comprar la tesis de que estas subidas son transitorias”, explica.

Sobre lo que ha pasado en el mercado de renta fija, Campello recuerda que, si las bolsas han tenido un mes muy positivo, la renta fija también ha tenido un mes bastante tranquilo, mucho mejor para la parte de riesgo de los bonos, sobre todo high yield, deuda subordinada y, sin embargo, con un peor comportamiento en la parte más tranquila de la renta fija: los bonos de gobierno.

Respecto a los movimientos sectoriales de los mercados, Campello señala que seguimos viendo mucho movimiento. “En junio, julio y, también en agosto, hemos vuelto a ver un liderazgo muy claro de la tecnología. Siguen haciéndolo también muy bien las empresas de calidad -las grandes farmacéuticas, las grandes compañías de consumo, las utilities- y están haciéndolo algo peor aquellos sectores más cíclico que habían arrancado con muchísima fuerza en 2021. Los más afectados son los sectores de energía y materiales”, explica.