Elecciones Estados Unidos e impacto en mercados financieros

Muchos inversores me preguntan hoy qué impacto puede tener en los mercados el resultado de las elecciones de medio termino en los EEUU. Es un pregunta normal que constata un hecho: mi paso por Andbank me ha convertido en una especie de veterano en esto de escribir en condiciones apremiantes. Algo que no repudio en absoluto, pues es bien sabido que en ausencia de plazos atosigantes probablemente nunca acabaría ningún escrito. Ahí va pues la que podría ser una reflexión más o menos razonable de lo que puede ocurrir en mercados tras las elecciones de hoy.

Empecemos por definir los tres únicos escenarios posibles

Escenario 1: “Congreso dividido” (Demócratas toman el control de la House of Representatives , mientras que los Republicanos mantienen el Senado).

Escenario 2: “Republicanos ganan y mantienen el Congreso” (ambas cámaras)

Escenario 3: “Demócratas ganan controlan ambas cámaras”

El escenario más esperado por los agentes (encuestas, inversores, etc) es el primero (División de control en las cámaras). No es de extrañar. Si la memoria no me falla, creo que en 35 de las 37 elecciones de medio término, el presidente electo ha perdido poder.

Parece probable que los demócratas ganen entre 20-40 asientos en la cámara de representantes (con 23 les basta para tomar el control). En el Senado, el escenario esperado es que no se den cambios o incluso que el GOP gane un par de asientos. Eso nos deja ante una división en las cámaras.

Escenario 1. “Cámaras divididas”: Implicaciones para los mercados

  • Consideramos que el impacto sería moderadamente negativo para los activos de riesgo, pero solo en el corto plazo.
  • Más que probable bloqueo legislativo (tradicionalmente desfavorable), y que eliminará iniciativas pro-mercado que venían siendo planteadas, y traerá viejos factores negativos:

o   Fin de la propuesta del “Tax Cuts 2.0”

o   Fin de las iniciativas de desregulación.

o   Debt Ceiling volverá a ser un punto de fricción en verano de 2019 (aunque finalmente pasará, generará nerviosismo),

o   Quizá un punto que se salve sea la iniciativa legislativa en Infraestructuras (lo que podría compensar los aspectos anteriores, pero al ser una promesa de Trump, es muy probable que los demócratas no colaboren en este campo para no dar ningún argumento de victoria a Trump)

  • Sin capacidad legislativa para los Demócratas (solo controlarían 1 cámara), es posible que propongan acciones legislativas de cara a las elecciones del 2020 y promuevan un aumento del salario mínimo (malo para retailers y servicios), o el medicare for all .
  • Pero sin duda, el aspecto más disruptivo de este resultado sería que los demócratas pondrían a sus soldados al frente de comisiones clave, lo que probablemente de lugar a un torrente de investigaciones sobre la acción de gobierno de Trump (ruido político, del malo).
  • Sectores más perjudicados de este escenario: Banca, energía, retailers, servicios, defensa.

Escenario 2. “Republicanos ganan”: Implicaciones para los mercados

  • Impacto favorable para los mercados (a corto y largo plazo). La incertidumbre suele reflejarse en las cotizaciones, y hoy, el mercado, ha puesto en precio la incertidumbre de un bloqueo político. Es por ello que una victoria republicana eliminaría la hipótesis del bloqueo y la incertidumbre asociada.
  • La agenda de desregulación continuaría su impulso. Favorable para banca, energía (y probablemente el resto)
  • Volveríamos a hablar de la segunda ronda de rebaja de impuestos (esta vez, con la posibilidad de que las rebajas impositivas a los individuos fueran permanentes). Favorable para Retailers y servicios.
  • Podríamos ver las primeras medidas de control del déficit que podría calmar algunas preocupaciones sobre la trayectoria fiscal. Dechas medidas serían en forma de limites al ritmo de expansión del Medicaid, o mediante renovados esfuerzos para revocar el Affordable Care Act.

Escenario 3. “Demócratas ganan”: Implicaciones para los mercados

  • Sería el escenario más sorprendente. Consideramos que las implicaciones serían negativas (a corto y medio plazo)
  • Si bien el control de ambas cámaras por los demócratas no es garantía suficiente para que sus iniciativas vean la luz (pues Trump puede vetar muchas de sus propuestas), es muy probable que los inversores empiecen a poner en el radar todas esas propuestas, de cara al 2020.
  • Por supuesto caerían las políticas de desregulación y las rebajas de impuestos.
  • Puede que Trump pueda ejercer una especie de políticas favorable a mercados (a modo de mensaje tipo: “lo que podría haber sido”), pero vemos poco probable

Otros aspectos a considerar. ¿Ayudará la FED a mantener la clama, o seguirá endureciendo las condiciones?

  • Hoy leía un research en el que se subrayaba una idea muy interesante: Con $8 trn en deuda soberana en el mundo  ofreciendo una TIR negativa, hay claros límites para la FED en su camino a subir tipos (pues podría provocar un éxodo masivo hacia activos en USD y disparar la divisa –como así ha venido ocurriendo en los últimos meses-). Si bien la FED busca normalizar condiciones en un entorno que le es propicio, también es cierto que no le gusta observar disrupciones en mercados (que pueden desembocar en crisis reales).
  • Hay precedentes que invitan al optimismo. En 2015, la Fed amenazaba con cuatro subidas de tipos. Inmediatamente después el USD se disparó, los spreads de crédito aumentaron, y el S&P se cayó un 14%. El resultado final fue que la FED subió tipos una sola vez.
  • Hoy, ante la tormenta observada en Octubre, es posible que la Fed señalice una pausa en su política de endurecimiento monetario. Cualquier señal en ese sentido servirá de (gran) apoyo al mercado.
  • Entendemos que la Fed siente que disfruta ahora de una ventana temporal de condiciones favorables para subir tipos y retirar liquidez (por eso creemos que puede subir algo más los tipos), pero es muy posible que (como hizo en 2015) señalice ahora un ritmo inferior al que el mercado espera de cara al 2019 (2 subidas en vez de tres).
  • De vuelta a la política, el presidente Trump parece estar muy enfocado en la evolución del mercado (como reflejo de la economía). Es por ello que, ante cualquier caída prolongada, Trump pueda hacer uso de políticas en aquellas áreas en las que tienen libertad de acción, y así levantar de nuevo a los mercados. Dichas áreas son, comercio y política exterior. Si su aparente obsesión con los mercados es cierta (y así lo creo, pues Trump parece más un deal-maker que un ideólogo), podríamos ver pasos favorables a mercados en estas dos áreas. En este sentido, no me sorprende el tuit que hizo en relación a un acercamiento hacia China, de cara al G20 que se celebrará en Buenos Aires.
  • Creo que esta hipótesis puede ganar fuerza, especialmente después de haber leído en el WSJ esto: “Mattis Tries to Dial Back Confrontation With China in Defense Talks”. (Claro que hubiera preferido escuchar algo en este sentido que hubiera salido de boca de Bolton)

Esta nota ha sido elaborada en conjunción con los miembros del Comité de Inversiones basados en USA.

Cordiales saludos,

Álex Fusté

Economista jefe de Andbank