Cierre semanal

La falta de dirección de los mercados, a pesar de los nuevos máximos de algunos índices de renta variable, y cierto refugio en los activos de mayor calidad han dominado en una semana en la que los indicadores económicos no han sido concluyentes y en la que han sido protagonistas los temores asociados a la situación de Ucrania (potencial conflicto internacional) y la incertidumbre sobre la política cambiaria de China, cuyas autoridades han permitido una inusual depreciación de su moneda (la mayor depreciación mensual al menos desde 2007) que genera inquietud: probablemente se trata sólo de una forma de desincentivar las operaciones de carry, con objeto de contribuir a la lucha contra el exceso de crédito; pero cabe también el temor de que se trate de una medida más estructural destinada a favorecer las exportaciones, lo que podría propiciar perturbaciones globales.

Las mejores señales económicas, sin ser aún suficientes para empezar a dar por finalizada la mala racha del último mes y medio, las ha dado EEUU. En particular, los pedidos de bienes duraderos sorprendieron al alza en enero (1,1% sin transportes; repunte del 1,7% de los pedidos subyacentes, tras la caída del -1,8% de diciembre), moderando la percepción de riesgos bajistas para la inversión, y las ventas de viviendas nuevas subieron un 9,6% en enero, en marcado contraste con el conjunto de datos adversos recientes del sector. Estas buenas señales, en cualquier caso, no han impedido que, como se esperaba, se revisase a la baja el crecimiento anualizado del PIB del cuarto trimestre hasta el 2,4% desde el 3,2% de la estimación previa, por la revisión a la baja del consumo (7 décimas hasta el 2,6%), de las exportaciones y de los inventarios empresariales (aportación de 0,14% al crecimiento desde el 0,42% de la estimación  previa), con una saludable revisión al alza de la inversión en equipo (10,6% desde el 6,9%). Finalmente, hay que incluir entre las señales favorables, aunque no sorprendió especialmente, la comparecencia de Yellen ante el Senado de EEUU: el mantenimiento de la voluntad de seguir retirando estímulos, la confianza en la continuidad de la recuperación y el refuerzo del mensaje de tipos en mínimos sigue siendo un mensaje que genera confianza en los mercados.
Claves de la semana, del 3 al 7 de marzo de 2014
En Europa, más allá de la revisión al alza de las previsiones económicas de la Comisión Europea (España: crecimiento del PIB del 1% este año y del 1,7% en 2015; 1,2% y 1,8%, respectivamente, la Eurozona) y del efecto favorable de la revisión del viernes pasado de la calificación crediticia de la deuda española por parte de Moody’s, lo más relevante ha sido la publicación del dato preliminar de inflación de febrero. Pese a que en España (-0,1% a/a) y Alemania (1%) sorprendían a la baja, el dato de la zona se elevaba una décima hasta el 0,8% (se esperaba 0,7%) y la inflación subyacente lo hacía en dos décimas hasta el 1%.

El dato es particularmente relevante porque reduce la probabilidad de que el BCE actúe, como el mercado viene esperando, en su reunión de política monetaria del jueves. En cualquier caso, parece que las razones para volver a actuar siguen siendo sólidas y que esta actuación podría apoyarse en una probable revisión a la baja de las previsiones de inflación de su equipo de análisis, que publicarán el mismo día. Sin embargo, los datos de actividad y precios del último mes no han mostrado el deterioro que el Consejo de Gobierno podría necesitar para actuar ya en marzo y los mercados monetarios tampoco han aportado argumentos nuevos. En consecuencia, el dato de inflación provocó caídas transitorias en la renta variable, repuntes en las rentabilidades de la deuda y un euro fortaleciéndose por encima de 1,38 dólares. Seguimos considerando probable que el BCE actúe, pero sin duda el riesgo de que no lo haga es ahora mayor. En el caso de que se decida a actuar, los movimientos más probables son un recorte del tipo repo hasta el 0,1% o la decisión de dejar de esterilizar las compras de títulos de deuda realizadas en 2011 bajo el programa SMP.

El incremento de los tipos reales, gracias al movimiento a la baja de la inflación europea, es la principal explicación de que el euro se mantenga en niveles relativamente altos. En la medida en que la desinflación se prolongue, los tipos reales del euro seguirán aumentando, fortaleciendo la divisa, lo que a su vez puede impactar negativamente en la competitividad europea, frenando el crecimiento económico. En definitiva, la amenaza de deflación es una poderosa razón para que el BCE intensifique sus actuaciones en política monetaria.

En cuanto a la temporada de presentación de resultados, prácticamente ha finalizado tanto en Europa como en EEUU. En EEUU, la mayor decepción han sido las perspectivas presentadas por las compañías para el próximo trimestre y para el conjunto del año, mientras que en Europa el mayor temor de los inversores continúa siendo, además de la ralentización en el crecimiento de las economías emergentes, la fortaleza del euro.

En el Euro STOXX, han publicado sus cuentas hasta el momento cerca del 95% de las compañías que sigue el consenso (parte sólo ventas y sólo un 60% las cuentas completas). Las sorpresas positivas en BPA han sido muy superiores a las de la campaña anterior (55,2% frente al 48,8% del trimestre anterior), mientras que en las ventas, a pesar de haber mejorado las sorpresas positivas, siguen predominando las decepciones (sorpresas positivas de tan solo el 33%). El principal lastre en la recién finalizada campaña de resultados ha sido el efecto divisa muy condicionado por la fortaleza del euro y la debilidad de las divisas de los países emergentes.

Durante el fin de semana, tenemos que destacar la creciente tensión geopolítica en Ucrania. Tras la intervención de militares rusos en Crimea y la movilización de reservistas del ejército de Ucrania, la comunidad internacional ya está realizando movimientos diplomáticos para poner freno a esta espiral de tensión entre Rusia y Ucrania. El G-8 ha suspendido los preparativos de la cumbre que estaba previsto que se celebrase en Sochi (Rusia). El Banco Central de Rusia ha subido los tipos de interés al 7%. El índice Micex (Rusia) pierde un 8%, el rublo se deprecia con fuerza y el crudo brent escala hasta los 111 dólares por barril .

Catalizadores semanales

La semana entrante puede ser decisiva para el devenir de los mercados financieros en el corto plazo. Además de la reunión del BCE, en los próximos días se conocerán los PMI de febrero de China y en EEUU el ISM de manufacturas y los datos de empleo (el miércoles, el indicador ADP y el viernes los datos oficiales), ambos también de febrero. Pero consideramos aún elevado el riesgo de que los datos económicos decepcionen en su mayor parte .

Claves de la semana, del 3 al 7 de marzo de 2014En España:

  • Desempleo (4-mar). En el segundo mes del año suele aumentar el paro. Esperamos un avance del número de desempleados en febrero de entre 20.000 y 30.000 personas.
  • Rajoy, De Guindos y Lagarde en encuentro político-empresarial (3-mar). Se celebra en Bilbao la primera edición del Global Forum Spain en el que estará representado el mundo empresarial español y la política española y europea: las reformas, la competitividad y los retos europeos serán algunos de los temas que estarán sobre la mesa.
  • Subasta de bonos (6-mar). Esperamos que se coloquen a rentabilidades mínimas, inferiores a las de subastas previas ya que éstas han seguido retrocediendo en las últimas semanas. Las emisiones brutas del año ascienden a unos 240.000 millones de euros, de las que el 20% se ha emitido ya.
  • Consejo de Ministros (7-mar). Está pendiente la reforma para la fijación de los precios de la electricidad. En cuanto a la reforma fiscal, el Comité de expertos tiene de plazo hasta finales de febrero para presentar su informe tras el cual el Gobierno presentará su reforma, probablemente en alguno de los Consejos de Ministros entre marzo y abril .

En Europa:

  • Reunión del BCE (6-mar). Podría anunciarse alguna medida de política monetaria no convencional, incluyendo la esterilización de las compras de bonos realizadas bajo el SMP, teniendo en cuenta que la inflación sigue en niveles bajos y que en esta reunión se anunciarán las nuevas previsiones de crecimiento e inflación para 2014 y 2015 (una revisión a la baja de esta última daría pie a anunciar alguna medida). Nuevas LTROs podrían anunciarse más adelante.
  • PIB Eurozona (5-mar). Se espera un crecimiento del 0,3% en tasa trimestral en el cuarto trimestre de 2013, similar al del trimestre precedente.
  • PMI manufacturero (3-mar). Se trata de la estimación final del mes de febrero y se espera mantenimiento de los niveles vistos en la lectura preliminar. También conoceremos las estimaciones para España e Italia, donde se siguen esperando lecturas en el entorno de los 52 puntos.
  • Subastas de deuda en Europa (3/7-mar). Alemania subastará bonos a 5 años el día 5 y Francia también subastará bonos el día 6 .

En EE.UU.:

  • Empleo (7-mar). El consenso espera una creación de empleo en febrero superior a la del mes previo (en el entorno de 150.000 nuevos puestos de trabajo), aunque por la estabilidad observada en los datos de paro semanal durante el mes de febrero podría haber decepción. A lo largo de los próximos días podrá afinarse esta estimación, una vez conocidos los componentes de empleo del ISM y la encuesta ADP.
  • ISM manufacturas y no manufacturas (3 y 5-mar). El consenso espera una mejora para el primero, que se publica el lunes, y un descenso para el segundo, que se publica el miércoles.
  • Libro Beige de la Fed (5-mar). Documento preparatorio para la próxima reunión de la Fed (18-19 de marzo) en el que creemos que se constatará la menor actividad en algunos sectores a comienzo de año aunque no lo suficiente como para detener las paulatina retirada de estímulos monetarios, lo que respaldaría que continuaran reduciéndose las compras de bonos al ritmo anunciado hasta ahora .

Mercados

Vamos a empezar el mes de marzo con debilidad en los mercados de renta variable, por la tensión prebélica entre Rusia y Ucrania. Es previsible que se intensifiquen los esfuerzos diplomáticos en las próximas horas, aunque habrá que estar muy pendientes del desarrollo de los acontecimientos. Por otra parte, dada la importancia de la semana y si las tensiones geopolíticas lo permiten, creemos que si los datos macroeconómicos publicados no defraudan y el BCE actúa, lo más probable es que veamos nuevos máximos anuales en renta variable, repuntes moderados de las rentabilidades de la deuda pública (sobre todo en Estados Unidos) y un euro a la baja.

Claves de la semana, del 3 al 7 de marzo de 2014 Claves de la semana, del 3 al 7 de marzo de 2014 Claves de la semana, del 3 al 7 de marzo de 2014Por lo tanto, seguimos manteniendo nuestro posicionamiento actual en renta variable, prefiriendo Europa frente a Estados Unidos y con una visión cauta desde un punto de vista táctico en mercados emergentes.

BBVA Banca Privada

Aviso Legal